Mercados españoles cerrados en 3 hrs 26 min

Piensa en positivo y ganarás

Secreto profesional

Lo contaba elocuentemente una psicóloga deportiva, Patricia Ramírez, en el Congreso de Mentes Brillantes: nuestros pensamientos positivos nos empujan al éxito mientras que los negativos favorecen el fracaso. Ella trabajaba en el vestuario de los jugadores del Real Betis, entre otros equipos, convenciendo a los jugadores de su valía, tratando de sacarles su mejor yo. "Si vas a tirar un penalty, no corras hacia el balón temiendo que lo tirarás por encima del larguero; corre hacia él seguro de que meterás un golazo o, de lo contrario, tus posibilidades de acierto disminuyen". Pues en las entrevistas de trabajo o en las negociaciones comerciales, pasa lo mismo.

La necesidad de conseguir un empleo, o de cerrar una operación mercantil, que a veces conlleva, comprensiblemente, una cierta angustia interior, no es la mejor ayuda que podemos tener a la hora de alcanzar el objetivo que nos hemos propuesto. Pensar en positivo es una gran ayuda. Dejarnos dominar por un cierto pesimismo supone inevitablemente transmitir tristeza y quien te contrata, o quien compra tus productos o servicios, quiere percibir en ti decisión, alegría, seguridad y generación de confianza. Eso le ayuda a tomar su decisión favorablemente para tus intereses. "Si piensas en tus dudas, sentirás inseguridad", concluía Patricia.

Con frecuencia conocer a personas que han sido ejemplos de superación es la mejor vitamina para nuestro ánimo personal, laboral y profesional. En la misma reunión, estaba Teresa Perales, la deportista española que ha conseguido más medallas en Juegos Olímpicos: veintidós, tantas como Phelps. Contó su conmovedora historia a partir de tres fotografías: una de niña, otra de adolescente y otra reciente en silla de ruedas. "Fíjense como sonrío de niña y también ahora a mis treinta y siete años. En la foto central, tenía quince y aparezco triste. Acababa de conocer hacía poco que una enfermedad me iba a dejar, en dos o tres años, en silla de ruedas." Y así fue. Tuvo que aprender de nuevo todo, incluida la tarea de atarse los zapatos o de sentarse en un coche plegando ella sola la silla con la que había llegado hasta el aparcamiento.

Su historia nos emocionó a quienes la escuchábamos y el vídeo en el que aparece con su hijo de tres años levantó una ovación interminable. Pero una frase me impactó especialmente: "La primera vez que me tiré a la piscina con diecinueve años lo hice con salvavidas porque no sabía nadar en mi nueva condición de paralítica". Dieciocho años después es una campeona mundial de natación y aún aspira a traerse alguna medalla más de los Juegos Paralímpicos de Rio de Janeiro.

¡Cuántas lecciones de entereza, de ánimo, de fortaleza para combatir la soledad de los entrenamientos diarios y eternos en la piscina podemos sacar para nuestra vida profesional! Es preciso convencerse: pensar en positivo es muy rentable. Piensa en positivo y ganarás. Y para ayudarte, observa la sonrisa permanente de Teresa Perales.

Si quieres contactar conmigo, puedes escribirme al correo de Yahoo: campovidal@yahoo.es