Mercados españoles cerrados en 5 hrs 57 min

Un hotel multa a sus clientes por una crítica negativa en Internet

WTB

Los hoteles y los restaurantes no pueden vivir sin Internet. Gracias a la Red, pueden publicidades y ganar clientes. Pero los mismos que les dan de comer también pueden arruinar su reputación. Una mala crítica en páginas como TripAdvisor pueden salirles muy caro, carísimo.

Para evitar esta ingrata situación, los negocios se suelen esforzar en mimar a todos sus usuarios, para que luego plasmen en Internet lo bien que lo han pasado y conseguir así una publicidad impagable.

Pero también hay otros empresarios que entienden este sistema de otra manera y prefieren ‘castigar’ a los clientes que peores críticas les hacen en Tripadvidor.



El hotel Broadway



Esto es lo que tuvo que sufrir una pareja de la localidad de Whitehaven, situada en el área de Cumbria (Inglaterra). Tony y Jan Jenkinson escribieron en la popular web unas palabras sobre lo que les había parecido su estancia en el hotel Broadway de Blackpool (Inglaterra), al que definieron como “Un sucio, putrefacto y apestoso cuchitril dirigido por guiñoles”.

Ese era el título del texto que escribieron. En él se quejaban de que el papel de las paredes se caía a trozos, que no funcionaban los enchufes, que no había teléfono y que en general, todo estaba muy sucio. Al final, pedían que las autoridades hicieran una inspección que lo cerraran para siempre.

Poco después de escribir su furibunda proclama, la pareja recibió una sorpresa en su cuenta corriente: un cargo extra de 100 libras (125 euros) de parte del hotel. Cuando llamaron para preguntar que había pasado, los responsables del establecimiento les dijeron que habían sido multados por haber criticado de manera negativa al hotel, y que tenían todo el derecho a sancionarles, ya que esa era una de las condiciones que aceptaron al hospedarse allí: si se quejaban en Internet, tenían que pagar un sobrecargo. En el hotel deben estar forrándose porque aproximadamente el 75% de los clientes les puntúan con un 0 en TripAdvisor.

En declaraciones concedidas a la BBC, Jenkinson, de 63 años de edad, asegura que va a hacer todo lo posible para recuperar su dinero y explica que “la palabra ‘molesto’ no es lo suficientemente fuerte para describir lo que siento acerca de lo sucedido. ¿Qué pasa con la libertad de expresión?”.  Según el hombre, “Todo el mundo nos dice que el hotel no puede sancionarnos por eso”.

El caso ha llegado a oídos de la mismísima TripAdvisor, que ha publicado un comunicado lamentando los hechos y que deplora la política de sancionar a los clientes por hacer una mala crítica: “El que un dueño de un establecimiento trate de intimidar a alguien que ha escrito una crítica negativa sobre su negocio va totalmente en contra del espíritu y de las políticas de nuestro sitio”.

Los únicos que faltan por hablar son los dueños del hotel Broadway, aunque con la que les está cayendo encima por su discutible decisión, es casi mejor que se queden callados.











Te puede interesar:

- El verdadero significado de algunos de los emoticonos que usamos (mal) en WhatsApp

- Facebook prepara una versión especialmente diseñada para el trabajo

- Los venezolanos solo pueden comprar 5 prendas de Zara al mes