Anuncio
Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    10.992,30
    -73,80 (-0,67%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.839,14
    -96,36 (-1,95%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0709
    -0,0033 (-0,31%)
     
  • Petróleo Brent

    82,60
    -0,15 (-0,18%)
     
  • Oro

    2.348,40
    +30,40 (+1,31%)
     
  • Bitcoin EUR

    62.126,84
    +330,76 (+0,54%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.382,69
    -35,18 (-2,48%)
     
  • DAX

    18.002,02
    -263,66 (-1,44%)
     
  • FTSE 100

    8.146,86
    -16,81 (-0,21%)
     
  • S&P 500

    5.431,60
    -2,14 (-0,04%)
     
  • Dow Jones

    38.589,16
    -57,94 (-0,15%)
     
  • Nasdaq

    17.688,88
    +21,32 (+0,12%)
     
  • Petróleo WTI

    78,49
    -0,13 (-0,17%)
     
  • EUR/GBP

    0,8438
    +0,0026 (+0,31%)
     
  • Plata

    29,62
    +0,55 (+1,91%)
     
  • NIKKEI 225

    38.814,56
    +94,09 (+0,24%)
     

La salud del Papa Francisco: el nuevo parte médico asegura que “mejora de forma progresiva”

ARCHIVO - El papa Francisco habla en la audiencia general semanal en el Aula Pablo VI en el Vaticano, 22 de febrero de 2023. El papa Francisco ha renovado su gabinete de cardenales asesores de todo el mundo y designado nuevos miembros el martes 7 de marzo de 2023. (AP Foto/Andrew Medichini, File)
ARCHIVO - El papa Francisco habla en la audiencia general semanal en el Aula Pablo VI en el Vaticano, 22 de febrero de 2023. El papa Francisco ha renovado su gabinete de cardenales asesores de todo el mundo y designado nuevos miembros el martes 7 de marzo de 2023. (AP Foto/Andrew Medichini, File)

ROMA.- Al día siguiente de la imprevista internación del papa Francisco en el hospital Gemelli luego de un malestar y dolores en el pecho que resultaron ser una “infección respiratoria”, pasado el mediodía local llegaron noticias tranquilizadoras desde el Vaticano.

El director de la Sala de Prensa, Matteo Bruni, contó que el papa Francisco, de 86 años, “ha descansado bien durante la noche” y aseguró “que el cuadro clínico está en progresiva mejora” y que sigue “la terapia programada”.

Esta mañana, después de haber desayunado, leyó algunos diarios y retomó el trabajo”, agregó, al precisar que antes de almorzar el Papa fue a la capilla privada que hay en su departamento del décimo piso del hospital, “para recogerse en oración y recibir la eucaristía”.

ANUNCIO

Una vez más, escueto y problemente por voluntad del proprio papa Francisco, que es reacio a dramatizar su estado de salud, el comunicado del Vaticano, que maneja la información con cuentagotas, no dio precisiones. No volvió a hablar de “infección respiratoria”, como ayer, en el segundo comunicado difundido después de las 20 locales, cuando excluyó una infección por Covid 19, reveló que el Papa en los últimos días había tenido “dificultades respiratorias” y anticipó que el Papa quedará internado “algunos días para una oportuna terapia médica hospitalaria”.

La internación de Francisco, que ayer por la mañana había participado de la audiencia general de los miércoles, donde se lo había visto relativamente bien, sin toser, aunque con muecas de dolor al subirse a su jeep, precipitó al Vaticano en la incertidumbre total, justo en vísperas de la Semana Santa.

Más allá del optimismo del último parte médico, todo el mundo cayó en la cuenta de que será una Pascua totalmente distinta, sin el Papa en las principales celebraciones, comenzando por la misa de Ramos de este domingo, que recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y que abre el tiempo de liturgia más importantes para los católicos. Aunque en la Plaza de San Pedro ya habían comenzado a colocar las sillas para esta misa, en la que hay una gran procesión y suelen llegar miles de fieles, se descartaba la presencia del papa Francisco.

En este sentido, se confirmó que será el cardenal argentino Leonardo Sandri, prefecto emérito del Dicasterio para las Iglesias Orientales y vicedecano del Colegio Cardenalicio, quien reemplazará al papa Francisco en la misa de Ramos de este domingo.

Sandri aclaró que, en verdad, ya había sido advertido el lunes pasado, cuando nadie se imaginaba la internación del Papa, que iba a celebrar él esta misa, que cae, además, en el aniversario de la muerte de San Juan Pablo II (2 de abril de 2005), de quien él fue sustituto y la “voz”, cuando el Papa polaco ya no podía hablar. “En los últimos tiempos, por el dolor a la rodilla del Santo Padre por el que le resulta difícil estar mucho tiempo parado, el Papa suele estar presente y preside las ceremonias, sentado, mientras que la misa la celebra un cardenal”, explicó Sandri al Corriere della Sera. En este marco, recordó que el funeral de Benedicto XVI, presidido por el papa Francisco, fue celebrado por el cardenal italiano Giovanni Battista Re, decano del Colegio Cardenalicio.

Re, que probablemente celebrará la misa de Pascuas, en efecto, confirmó que se está evaluando quien celebrará la Vigilia Pascual. Pero que, dentro de este esquema de cardenales que celebran, será el cardenal vicario de Roma, Angelo De Donatis, quien liderará la celebración del Jueves Santo, mientras que la misa en la Cena del Señor, del Viernes, le tocará al cardenal Mauro Gambetti, archipreste de la Basílica de San Pedro.

Lo cierto es que, aún en caso de ser dado de alta mañana o pasado, como podría ocurrir de seguir la “mejora progresiva” del cuadro clínico del Papa, seguramente los médicos le recomendarán participar lo menos posible de las celebraciones, sobre todo si son al aire libre. Estar a la intemperie después de una infección respiratoria y sobre todo cuando el pronóstico metereológico sigue hablando de temperaturas invernales en los próximos días, resulta totalmente desaconsejable.

Fuentes de prensa italianas, en tanto, aseguraban que los médicos del Gemelli habían descartado una neumonía o problemas cardíacos, como se temió ayer. Aunque la comunicación oficial nunca lo dijo, sino que habló en un principio de “controles precedentemente programados”, el Papa utilizó una ambulancia para ir ayer al mediodía al Gemelli, tras tener un malestar y dolores en el pecho que hicieron pensar en problemas cardio-respiratorios.

El Corriere della Sera consignó que la infección respiratoria que sufre el Papa es “leve”, que se trata de una bronquitis y que habría sido producida por un virus. “Las condiciones del Papa habrían sido definidas como buenas por los médicos que se mostraron confiados en su recuperación, pese a unas líneas de fiebre”, escribió.

Lo cierto es que, confirmando de que el Papa -que nunca para-, sigue trabajando desde el hospital Gemelli, desde su cuenta de Twitter después del mediodía quiso agradecer a sus más de 18 millones de followers, los mensajes de buenos augurios recibidos.

“Estoy conmovido por los numerosos mensajes que he recibido en estas horas; doy las gracias a todos por su cercanía y oración”, escribió, en un texto idéntico al que había hecho trascender anoche la Sala de Prensa del Vaticano.

Augurios de una “pronta recuperación” para el Santo Padre, en efecto, fueron llegando desde todo el mundo, comenzando por Italia y su presidente, Sergio Mattarella y demás personalidades y por los obispos italianos. La diócesis de Roma expresó “todo su afecto y cercanía a su obispo, el papa Francisco” y aseguró su oración “incesante, aún más fuerte en este momento de dificultad, augurándole una pronta curación”.