Anuncio
Mercados españoles abiertos en 6 hrs 15 min
  • S&P 500

    5.304,72
    +36,88 (+0,70%)
     
  • Nasdaq

    16.920,79
    +184,79 (+1,10%)
     
  • NIKKEI 225

    38.713,53
    +67,42 (+0,17%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0851
    +0,0001 (+0,01%)
     
  • Petróleo Brent

    82,24
    +0,12 (+0,15%)
     
  • Bitcoin EUR

    63.317,41
    -461,94 (-0,72%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.484,93
    +16,83 (+1,15%)
     
  • Oro

    2.337,30
    +2,80 (+0,12%)
     
  • HANG SENG

    18.608,94
    -259,76 (-1,38%)
     
  • Petróleo WTI

    77,86
    +0,14 (+0,18%)
     
  • EUR/GBP

    0,8517
    +0,0001 (+0,01%)
     
  • Plata

    30,69
    +0,20 (+0,64%)
     
  • IBEX 35

    11.246,00
    -65,10 (-0,58%)
     
  • FTSE 100

    8.317,59
    -21,64 (-0,26%)
     

¿Los medicamentos contra la obesidad cambiarán las reglas del juego de las farmacias europeas?

¿Los medicamentos contra la obesidad cambiarán las reglas del juego de las farmacias europeas?
¿Los medicamentos contra la obesidad cambiarán las reglas del juego de las farmacias europeas?

Los GLP-1, una clase de fármacos para el tratamiento de la obesidad ha sido probablemente la noticia más importante en los mercados de renta variable durante el pasado año. ¿A qué se debe? En primer lugar, se trata de un mercado enorme. La Federación Mundial de Obesidad calcula que alrededor de la mitad de la población mundial tiene sobrepeso y que aproximadamente una cuarta parte será obesa en 2035. Hasta ahora no existía ningún tratamiento eficaz, y la única alternativa era una cirugía gástrica muy invasiva. Tras décadas de investigación, por fin hemos logrado un gran avance: los GLP-1, que son capaces de reducir el peso corporal hasta en un 20%.

Además, los GLP-1 han demostrado tener efectos positivos sobre ciertas comorbilidades con las que se suele vivir si se es obeso y, también, los primeros indicios de estos fármacos apuntan a que pueden tener un efecto positivo en los episodios cardiovasculares graves, entre otras cosas.

En Europa, la atención se ha centrado en Dinamarca y, en particular, en la empresa Nordisk Sp ADR-B. Algunas empresas más pequeñas también se han visto envueltas en la positividad que rodea a la historia, incluida otra empresa danesa, Zealand Pharma. Si nos fijamos en el sector sanitario dentro de Europa, ha habido una dispersión absolutamente masiva en el rendimiento de las acciones en los últimos 12 meses. Novo Nordisk ha tenido un retorno del 70% durante este periodo y Zealand un 113%. Al mismo tiempo, las acciones de la compañía farmacéutica francesa, Sanofi, se han mantenido planas y las de Roche han bajado un poco. Así podemos decir que, a nivel de acciones, hay una gran dispersión.

ANUNCIO

Por su parte, Novo es una empresa con cien años de experiencia en el cuidado de la diabetes y cuentan con experiencia en un área que los has llevado a centrarse en la obesidad. Tienen el primer medicamento para adelgazar con GLP-1 eficaz a escala que ha salido al mercado en Estados Unidos, un producto conocido como Wegovy. La compañía opera en lo que podría conocerse como un duopolio global con Eli Lilly & Co, una empresa americana.

Entonces, ¿en qué piensa la gente cuando mira a Novo? En lugar de centrarse en el pasado, ¿en qué se fijan cuando piensan en lo que va a ocurrir en el futuro? Aquí hay algunos debates clave.

En primer lugar, la cobertura. O en otras palabras, qué proporción de la población, inicialmente en los EE.UU., pero también en el resto del mundo, tiene cobertura de seguro para pagar los GLP-1. En este momento, unos 50 millones de personas obesas estadounidenses tienen cobertura de seguro. La rapidez con la que esto aumente está en manos de las propias compañías de seguros y la rapidez con la que lo haga, sobre todo teniendo en cuenta que los GLP-1 han demostrado mejorar otras comorbilidades, es clave.

Otro de los factores que también se está mirando, es la competencia. Novo Nordisk no opera en el vacío. Ya he mencionado a Eli Lilly y a Zealand Pharma, y también está Amgen, con otros tratamientos potencialmente eficaces para la obesidad.

La siguiente cuestión en esta parte, es la capacidad. El suministro ha sido un problema masivo. Ahora bien, en parte es un buen problema para empresas como Novo y Eli Lilly, porque el hecho es que la demanda ha superado tanto a la oferta que ha provocado restricciones de suministro. Un hecho realmente positivo para ellos y, actualmente, la oferta ya está mejorando. Asimismo, Novo ha cerrado recientemente un acuerdo para comprar una empresa llamada Catalent. Esta compañía produce parte de la capacidad de llenado final para Novo Nordisk y otras empresas, lo que también debería de ayudar en este frente.

Por último, como siempre que se trata de acciones, pensamos en el crecimiento y la calidad de la oferta. Pero también tenemos que pensar en la valoración. Por término medio, los analistas prevén (quién sabe si esto ocurrirá o no) un crecimiento del 20% para Novo Nordisk en los próximos 12 meses. Y en el sector, los analistas del lado vendedor esperan más bien un crecimiento de un solo dígito. Pero para Novo Nordisk, se paga una gran prima por ello (paga 30x PE). Ese es un debate clave, ¿es la valoración apropiada para la oferta actual? Eso es algo a lo que, como inversores, hay que responder.

¿Y qué hay de las repercusiones más amplias fuera del sector farmacéutico? Inicialmente, el mercado ha adoptado una visión negativa en un par de áreas. El sector de la alimentación y bebidas ha sido el segundo peor de Europa en los últimos 12 meses. Las pruebas reales son bastante contradictorias en cuanto al impacto que los fármacos GLP-1 pueden tener en el consumo de diversos tipos de alimentos y bebidas. Sin embargo, como siempre, el mercado actúa primero. Este ve un potencial negativo y trata de abordarlo en el precio de las acciones de las empresas potencialmente afectadas. Así, los productores de alimentos se han visto muy afectados en los últimos 12 meses. La otra área son los proveedores de diálisis, una parte más pequeña del mercado. Hay una empresa alemana involucrada en esta área, así como algunas empresas estadounidenses, y se han visto afectadas negativamente.