Anuncio
Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    10.064,70
    +63,40 (+0,63%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.894,86
    +17,09 (+0,35%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0839
    +0,0032 (+0,29%)
     
  • Petróleo Brent

    83,64
    +0,02 (+0,02%)
     
  • Oro

    2.091,60
    +36,90 (+1,80%)
     
  • Bitcoin EUR

    57.117,55
    +377,79 (+0,67%)
     
  • CMC Crypto 200

    885,54
    0,00 (0,00%)
     
  • DAX

    17.735,07
    +56,88 (+0,32%)
     
  • FTSE 100

    7.682,50
    +52,48 (+0,69%)
     
  • S&P 500

    5.137,08
    +40,81 (+0,80%)
     
  • Dow Jones

    39.087,38
    +90,99 (+0,23%)
     
  • Nasdaq

    16.274,94
    +183,02 (+1,14%)
     
  • Petróleo WTI

    79,81
    +1,55 (+1,98%)
     
  • EUR/GBP

    0,8567
    +0,0010 (+0,12%)
     
  • Plata

    23,34
    +0,46 (+2,01%)
     
  • NIKKEI 225

    39.910,82
    +744,63 (+1,90%)
     

El Ibex 35 mira hacia los 10.200 liderado por Acciona, en una sesión en la que Repsol pierde los 14

El Ibex 35 intenta hacerse fuerte por encima de los 10.100 liderado por Acciona Energía
El Ibex 35 intenta hacerse fuerte por encima de los 10.100 liderado por Acciona Energía

El IBEX 35 sube un 0,26% en los 10.167 puntos en la media sesión de este lunes. Las mayores subidas son para Acciona, que se anota un 2,16%, por el 1,76% que sube  Acciona Energías Renovables. En el lado de los descensos, Repsol baja un 1,85% y Fluidra se deja un 1,49%.

El selectivo madrileño viene de haber subido algo más de un 2% la semana pasada, un impulso que le permitió cerrar en máximos de los últimos cinco años. En el acumulado del año, el índice acumula ya una revalorización superior a un 23% tras haber sumado cinco semanas consecutivas de subidas.

Los inversores tendrán que estar atentos un día más a la cotización de Telefónica. Las mesas de negociación de los expedientes de regulación de empleo (ERE) que la compañía ejecutará en sus tres principales filiales en España (Telefónica de España, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones) se constituyen este lunes. Una de las principales incógnitas sobre el plan de salidas en Telefónica es el número de empleados que se verá afectado, si bien fuentes sindicales consultadas por Europa Press consideran que en la reunión de este lunes todavía no se pondrá sobre la mesa la cifra de trabajadores que serán despedidos. En estos momentos, los títulos de la telco recortan un 0,22%.

Otro valor protagonista de la mañana es Iberdrola, después de que El Economista haya publicado que invertirá hasta 5.500 millones de euros en su histórico plan de repotenciación de renovables en EEUU. De acuerdo con este medio, la estrategia de la compañía consiste en rejuvenecer una cartera de 4.600 megavatios (MW) de capacidad en la próxima década para incrementar un 30% su producción y reducir un 10% los gastos de operación y mantenimiento de los parques. Las acciones de Iberdrola cotizan con ligeras alzas del 0,26%.

Un valor que podría volver a dar alegrías hoy a sus accionistas es Cellnex, después de que los analistas de JP Morgan le hayan elevado el precio objetivo hasta los 63 euros por acción, desde los 56 euros anteriores. La nueva valoración supone un potencial alcista de nada menos que un 80% para unos títulos que fueron los que mejor se comportaron en el Ibex 35 el pasado mes de noviembre, si bien en las últimas jornadas ha habido cierta recogida de beneficios. Las acciones de Cellnex avanzan cerca del medio punto porcentual.

En la agenda macroeconómica, los inversores han conocido hoy los datos de la balanza comercial de Alemania, que arrojó un superávit en octubre de 17.800 millones de euros. Las exportaciones cayeron un 0,2% en términos mensuales y desestacionalizados en octubre, por debajo de lo previsto, mientras que la cifra de importaciones cayó un 1,2%, después de que el dato de septiembre se revisara a la baja, desde un -1,7% a un -1,9%.

Los inversores han conocido ya también a primera hora las cifras de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social de España. El paro bajó en 24.573 personas en noviembre impulsado por el sector servicios, si bien la Seguridad Social perdió 11.583 afiliados por el desplome de la hostelería.

No obstante, la principal cita de la semana para los mercados será la publicación el viernes de las cifras de empleo no agrícola de EEUU de noviembre. Serán “cifras muy relevantes ya que, si siguen mostrando que el mercado de trabajo del país continúa muy tensionado, es factible que ello sea recibido negativamente por parte de los mercados de bonos y acciones, ya que reduciría las expectativas de que la Fed comience a bajar sus tasas oficiales a principios del segundo trimestre, tal y como descuentan ahora muchos inversores”, apunta Juan J. Fernández-Figares, de Link Gestión.

Según la herramienta FedWatch de la CME, los mercados valoran en un 60% la posibilidad de un recorte de tipos para la reunión de marzo, frente al 21% de hace poco más de una semana.

A la espera de estas cifras de empleo y de otras referencias como los PMI Servicios que se conocerán mañana, el experto avisa de que “en el corto plazo, el elevado nivel de sobre compra que presentan los índices y muchos valores, así como los bonos, es factible que provoque que las bolsas europeas y estadounidenses entren en una pequeña fase de consolidación”. “Fase que podría conllevar una pequeña corrección, aunque creemos que ésta, de producirse, será muy liviana”, señala Fernández-Figares.

Los futuros de Wall Street apuntan a una apertura a la baja de entre el 0, 30 y 0,50%, tras las subidas de la semana pasada, mientras que en la jornada asiática también dan dominado los números rojos, con un descenso para el Nikkei 225 de Tokio de un 0,60% hasta los 33.231 puntos. El CSI 300 chino ha cedido un 0,65%.

Los Futuros del petróleo retroceden tras subir brevemente en medio de la persistente presión por la decisión de la OPEP+ y la incertidumbre sobre el crecimiento de la demanda mundial de combustible, aunque el riesgo de interrupciones del suministro por el conflicto de Oriente Próximo limitaba las pérdidas. El crudo Brent de referencia en Europa cae un 0,49% hasta los 78,49 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense se paga a 73,69 dólares, con un descenso de un 0,45%.

En las divisas, el dólar trata de recuperar algo de terreno mientras los mercados hacen balance de las cautelosas declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, del pasado viernes. El índice del dólar estadounidense, que compara la divisa estadounidense con seis divisas principales, repunta ligeramente hasta 103,299 en la media sesión, aunque no quedaba muy lejos del cierre del viernes. Por su parte, el euro retrocede un 0,15% frente a su par estadounidense, hasta establecer un tipo de cambio de 1,0865 dólares por cada moneda única.

Mientras tanto, el Bitcoin vuelve a reclamar protagonismo al subir hasta la cota de los 40.000 dólares por primera vez en más de un año con el escenario preparándose para el ETF al contado.

También sigue al alza el precio del oro, que ha llegado a marcar un nuevo máximo de 2.110,8 dólares por onza en la jornada asiática, si bien cede parte de estas ganancias y se sitúa en los 2.088,70 dólares en estos momentos.