Anuncio
Mercados españoles abiertos en 3 hrs 34 min
  • S&P 500

    5.096,27
    +26,51 (+0,52%)
     
  • Nasdaq

    16.091,92
    +144,18 (+0,90%)
     
  • NIKKEI 225

    39.890,87
    +724,68 (+1,85%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0819
    +0,0012 (+0,11%)
     
  • Petróleo Brent

    83,64
    +0,02 (+0,02%)
     
  • Bitcoin EUR

    56.724,74
    -353,84 (-0,62%)
     
  • CMC Crypto 200

    885,54
    0,00 (0,00%)
     
  • Oro

    2.054,60
    -0,10 (-0,00%)
     
  • HANG SENG

    16.636,06
    +124,62 (+0,75%)
     
  • Petróleo WTI

    78,48
    +0,22 (+0,28%)
     
  • EUR/GBP

    0,8562
    +0,0005 (+0,06%)
     
  • Plata

    22,98
    +0,09 (+0,42%)
     
  • IBEX 35

    10.001,30
    -67,30 (-0,67%)
     
  • FTSE 100

    7.630,02
    +5,04 (+0,07%)
     

Las hormigas pueden oler el cáncer en la orina

Un estudio demuestra que las hormigas pueden oler en la orina la presencia de cáncer
Un estudio demuestra que las hormigas pueden oler en la orina la presencia de cáncer (Light Capturing via Getty Images)

A pesar de los importantes avances médicos realizados en los últimos años en el campo de la oncología, el diagnóstico temprano del cáncer sigue siendo el elemento decisivo. Detectar las células cancerígenas en los primeros momentos o etapas, puede decantar la balanza a favor del paciente, incluso en tipos de cáncer que, solo un poco más tarde, ya serán letales.

Sin embargo, los métodos actuales de detección temprana a menudo son invasivos, como la colonoscopia, o demasiado costosos, como la resonancia magnética y en muchas ocasiones, los beneficios de ese diagnóstico no siempre llegan a tiempo. Por eso, además de investigar y descubrir nuevos tratamientos y terapias frente al cáncer, es importante entender que la clave de esta lucha sigue siendo desarrollar mejores métodos y técnicas de diagnóstico. Debemos tener presente que cada mes de retraso en iniciar el tratamiento puede aumentar un 10% el riesgo de muerte.

Más allá de las sofisticadas tecnologías de análisis clínico, los investigadores también están analizando la posibilidad de utilizar diferentes especies animales con habilidades especiales para detectar biomarcadores. Es una manera de detección curiosa y fascinante que, en determinados casos, aporta llamativas ventajas ya que se revela como un método muy prometedor. La base de esta novedosa metodología es sencilla de entender: las células tumorales se caracterizan por compuestos orgánicos volátiles (COV) específicos que se pueden utilizar como marcadores de cáncer y resulta que determinadas especies, mediante aprendizaje asociativo olfativo, pueden ser entrenadas para detectar estos compuestos. Por supuesto, el primer animal en el que todos pensamos para esta tarea es el perro, sin embargo se han propuesto trabajos con especies tan sorprendentes como la mantis marina, los ratones o incluso las hormigas.

Un nuevo estudio, publicado hace tan solo unos días en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, abre una opción muy atractiva ya que el uso de hormigas es seguro, poco invasivo, eficaz, muy económico y rápido. De hecho, los investigadores responsables de esta prueba de concepto, han logrado entrenar hormigas para diferenciar entre el olor de la orina de ratones sanos y de ratones portadores de tumores en tan solo tres sesiones de entrenamiento.

Infografía descriptiva del experimento realizado con hormigas | Piqueret, Baptiste, et al. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, 2023
Infografía descriptiva del experimento realizado con hormigas | Piqueret, Baptiste, et al. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, 2023

Utilizaron un grupo de 35 hormigas muy comunes en todo el mundo (Formica fusca) y las entrenaron para que asociaran la orina sana con una recompensa de agua azucarada. Por otro lado, utilizaron un segundo grupo con otras 35 hormigas para asociar esa recompensa con el olor de la orina de ratones a los que habían transferido un tumor canceroso humano, específicamente el cáncer de mama. Tras este sencillo entrenamiento, las hormigas fueron expuestas a los diferentes tipos de orina y los investigadores constataron que cada grupo pasaba un 20% más de tiempo cerca del olor objetivo en el que habían sido entrenadas a la espera de su recompensa azucarada y, de paso, sirviendo como señal clara y precisa de la presencia o ausencia de cáncer en la orina del ratón.

Posteriormente, confirmaron estas señales de las hormigas mediante análisis químicos y descubrieron además que su habilidad es independiente del tamaño del tumor: las hormigas podían olfatear tanto los tumores más desarrollados como los más pequeños.

Los propios investigadores se encuentran muy emocionados con estos prometedores resultados aunque también reconocen que todavía queda mucho trabajo por delante antes de cualquier uso potencial en entornos clínicos. “Una limitación del estudio es que los olores que hemos usado en el experimento no representa la enorme diversidad de olores de todos los tipos de cáncer que existen”, explica Baptiste Piqueret, autor principal del estudio. “En una situación de la vida real existen factores, como la edad, la dieta o el estrés, que pueden contribuir a la variabilidad de los olores corporales individuales. Nuestro método necesita validaciones adicionales utilizando diferentes tipos de tumores y, lo que es más importante, muestras de origen humano antes de ser considerado adecuado como metología aplicable para la detección del cáncer”.

Más noticias y avances interesantes en Medicina en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Piqueret, Baptiste, et al. «Ants Act as Olfactory Bio-Detectors of Tumours in Patient-Derived Xenograft Mice». Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, 2023, DOI:10.1098/rspb.2022.1962.

Tessa Koumoundouros “Scientists Discover Ants Can Sniff Out Cancer in Urine” Science Alert