Anuncio
Mercados españoles cerrados en 2 hrs 29 min
  • IBEX 35

    11.302,30
    -37,20 (-0,33%)
     
  • Euro Stoxx 50

    5.032,88
    -41,46 (-0,82%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0853
    -0,0008 (-0,08%)
     
  • Petróleo Brent

    82,38
    -1,33 (-1,59%)
     
  • Oro

    2.429,10
    -9,40 (-0,39%)
     
  • Bitcoin EUR

    65.681,41
    +4.037,93 (+6,55%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.539,96
    +51,42 (+3,45%)
     
  • DAX

    18.663,66
    -105,30 (-0,56%)
     
  • FTSE 100

    8.385,10
    -39,10 (-0,46%)
     
  • S&P 500

    5.308,13
    +4,86 (+0,09%)
     
  • Dow Jones

    39.806,77
    -196,82 (-0,49%)
     
  • Nasdaq

    16.794,88
    +108,91 (+0,65%)
     
  • Petróleo WTI

    78,43
    -1,37 (-1,72%)
     
  • EUR/GBP

    0,8544
    -0,0001 (-0,01%)
     
  • Plata

    31,93
    -0,50 (-1,53%)
     
  • NIKKEI 225

    38.946,93
    -122,75 (-0,31%)
     

Bunge planea ampliar un 140% su programa de agricultura regenerativa en Brasil

FOTO DE ARCHIVO. Cosecha de soja en Ponta Grossa, Paraná, Brasil

Por Roberto Samora

SAO PAULO, 11 abr (Reuters) - Bunge dijo el jueves que planea ampliar el alcance de su programa que incentiva a los agricultores de Brasil a adoptar prácticas regenerativas en un 140% para 2026, en medio de su intento de fomentar sistemas agrícolas que emitan menos gases de efecto invernadero.

El gigante de los agronegocios también agregó que pagará una prima sobre el valor de mercado a los productores que vendan a la empresa soja, maíz y trigo cultivados con esas técnicas sostenibles guiadas y supervisadas por el programa.

En una entrevista con Reuters, el vicepresidente de agronegocios de Bunge para América del Sur, Rossano de Angelis Jr, dijo que la multinacional quiere expandir el proyecto -que comenzó en 2023 con 250.000 hectáreas en el Cerrado- a 600.000 hectáreas, incluyendo estados del sur y del sudeste, hasta 2026.

ANUNCIO

La empresa planea invertir al menos 20 millones de dólares en tres años, que se destinarán al pago de las primas, así como a herramientas tecnológicas, de trazabilidad, recopilación de datos, asistencia técnica y auditoría.

"Vamos a pagar una prima fija, en dólares por hectárea, por el volumen correspondiente que el productor le venda a Bunge", dijo Angelis, evitando revelar el monto del pago adicional.

Añadió que aunque el programa de Bunge ofrece condiciones para que los agricultores trabajen con técnicas más sostenibles desde el punto de vista ambiental, nada les impide vender parte de su producción a otras empresas comerciales o industrias.

En el proyecto piloto desarrollado en 2023, Bunge identificó las siguientes prácticas entre los pilares de la agricultura regenerativa, que deberían posibilitar el pago de primas: la siembra directa, los cultivos de cobertura, la rotación de cultivos, el uso de bioinsumos y la fertilización natural, incluyendo la fertilización orgánica.

La adopción de estos sistemas contribuye a la captura de carbono y evita la emisión de gases, subrayó Angelis.

La empresa cree que hay interés por parte de clientes como las industrias alimentaria y de biocombustibles no sólo en adquirir productos cultivados con prácticas regenerativas certificadas, sino también en "participar activamente en el viaje hacia una transición hacia una agricultura baja en carbono".

Esto motivó a Bunge a abrir la posibilidad de que estos clientes finales invirtieran junto con la empresa para apoyar la adopción de prácticas regenerativas en las granjas que participan en el programa.

"Hablando con la industria alimentaria y de biocombustibles, algunos quieren algo más que un certificado que demuestre bajas emisiones, quieren ser patrocinadores, quieren formar parte del programa", dijo Angelis.

Bunge mantiene conversaciones avanzadas con varios de estos clientes y ya ha firmado acuerdos de colaboración con algunos de ellos, pero aún no puede revelar los nombres por motivos de confidencialidad contractual.

Con vistas a la expansión del programa, Bunge pretende ampliar las regiones atendidas para incluir Pará, Goiás, São Paulo, Paraná y Rio Grande do Sul, además de los estados ya cubiertos en el proyecto inicial (Maranhão, Piauí, Tocantins, Bahia y Mato Grosso).

La empresa, que ya rastrea el 97% de productos como la soja y el maíz procedentes de proveedores indirectos del Cerrado -la zona agrícola con mayor riesgo de deforestación-, se ha comprometido a que su cadena de suministro esté libre de cualquier tipo de deforestación para 2025.

Esto incluiría las zonas deforestadas permitidas por la legislación brasileña en parte de las propiedades y dependiendo del bioma, ya que la empresa tiene la política de no comprar productos cultivados en zonas deforestadas ilegalmente.

(Por Roberto Samora.; Editado en español por Javier Leira)