Mercados españoles cerrados

Mercadona comienza su carrera por conquistar las ventas online

Jaime Quirós.- Con total transparencia y la tentación del mensaje “ha llegado el momento de una nueva experiencia online”, Mercadona se renueva en el mundo online con la intención de mejorar su posición general también en el ecommerce.

A la firma valenciana no le sirve ser la primera de la clase en ventas minoristas, ahora, también quiere compararse en el mundo online a gigantes como El Corte Inglés, Carrefour (CA.PA) o incluso Amazon (AMZ), cuyas plataformas tienen un mercado más que consolidado, y así multiplicar su presencia y resultados mediante un nuevo concepto de Mercadona Online.

Para ello, Mercadona ha abierto una bolsa de trabajo especializada en diseño, marketing e ingeniería online para configurar la tienda online más adecuada e innovadora. Era hasta ahora su talón de Aquiles, que aun así le permitía cubrir con holgura el expediente. De hecho, factura por esta vía más de doscientos millones de euros anuales. Ahora, con una optimización de diseño y funcionalidad puede convertirse en el número uno en alimentación también en Internet.

España está a la cola de los países de nuestro entorno en el uso del comercio electrónico y la alimentación es un sector en el que aún nos situamos en peores posiciones. A los españoles nos gusta ver el género antes de comprarlo porque consumimos más productos frescos y desconfiamos de “lo que nos echen”. Preferimos elegirlo nosotros mismos, y de hecho el 52,7% de los consumidores afirma que así lo hace.

Sección de Horno Mercadona. Foto:Mercadona.

Como hablamos en una entrada anterior, Mercadona pretende quitar de sus supermercados las máquinas de auto pesaje, pero ello no evitará que el 85,7% de los valencianos, por ejemplo, continúe comprando productos frescos al peso. Tendrán que hacerlo en las cajas, lo cual sigue siendo clave para el no funcionamiento del ecommerce alimenticio.

Ciertos estilos de vida y las preocupaciones éticas ponen algunos palos en el desarrollo del comercio electrónico en nuestro país. En cambio, los horarios incompatibles, la falta de tiempo y medios o la distancia al supermercado animan a los consumidores españoles a usar cada día más el ecommerce.

Con pies de plomo, Mercadona Tech se probará primero en Valencia, cuna de la empresa donde en mayo próximo instaurará este nuevo servicio. Lo hará sin prisa y por zonas y valorará su funcionamiento para poder ampliarlo en lo sucesivo al resto de supermercados.

De momento, el proyecto ha llevado a Roig a levantar un centro de distribución en el polígono Vara de Quart de 12.000 metros cuadrados de superficie, con una inversión de veinte millones de euros y la creación de 150 empleos.

A Roig le gusta avanzar sobre seguro, pero probar un servicio de tanto alcance en un territorio tan limitado puede proporcionar una visión distorsionada respecto a la futura aceptación del ecommerce.

Noticias relacionadas que te pueden interesar:

Amazon va a por Mercadona con sus propias marcas blancas de alimentación

Las grandes empresas de Internet solo crearon 1.500 puestos de trabajo en España

IDNet Noticias

laotracaradelamoneda