Mercados españoles cerrados

Amazon va a por Mercadona con sus propias marcas blancas de alimentación

Jaime Quirós.- Tenemos Amazon hasta en la sopa…. Y esta vez ‘sopa’ viene al caso, ya que todo apunta a que la multinacional más emblemática del comercio online ha apostado por desarrollar su propia marca blanca para crecer en el sector de alimentación y distribución en España.

Nuestro país está siendo un buen banco de pruebas para la multinacional del carrito. Empezó por lanzar su servicio de entrega Amazon Prime Now en Madrid y poco después otras grandes capitales, se ha aliado con la cadena de supermercados Dia y ahora llega a nuestros oídos que va a lanzar su propia marca de productos de alimentación.

Las acciones de Amazon (AMZN) rondan estos días los 1.450 dólares, lo que sube el valor de la empresa a cerca de 700.000 millones. Hace un año ya destacaba en los rankings mundiales como la marca minorista más valiosa del mundo. Sólo su marca estaba valorada en casi 100.000 millones, así que no deja de sorprender que una ‘marca’ con tanto valor apueste por las marcas blancas.

Aunque la empresa ni confirma ni desmiente la noticia, El Mundo cita fuentes del grupo para explicar que la empresa tiene “diversas marcas de distintas categorías de productos” y apunta a que esta nueva línea de negocio se desarrollará con toda probabilidad a través de Amazon Basics. Una marca que engloba sobre todo productos de tecnología y para el hogar.

Amazon tiene otras dos enseñas más de alimentación, que también podrían utilizarse para concretar esta iniciativa: Happy Belly y Wickedly Prime , que “atienden a productos específicos” y que no llevan mucho tiempo en el mercado. La primera se utiliza para vender semillas y frutos secos y la segunda se centra en frutas, snacks, tés, cremas y también para algunos frutos secos.

[También de interés: Mercadona se harta de permitir una de sus pocas vias de agua en el negocio]

Amazon Prime Now. Foto Yahoo Magazines

Según explica un portavoz de Amazon se trata “de algo puntual”, pero parece que el famoso carrito de la compra de su enseña está cada vez más cerca de convertirse en un carrito real, con entrega a domicilio.

Razones no le faltan, tanto para desarrollar el negocio de los supermercados online como las marcas blancas. En el primer caso, es evidente que en España hay camino por andar. Pese a la penetración de Internet y los ‘smartphones’, la venta ‘online’ de alimentación apenas supera el 1% de los 67.000 millones de euros que los hogares españoles gastaron en alimentación el año pasado.

Nuestro entorno se mueve más rápido. Según los datos de la consultora Kantar Worldpanel, en países como Reino Unido el 7,3% de la cesta de la compra se realiza en Internet, una cifra que en Francia resulta algo más modesta (5,3%) pero que en países como Corea del Sur se dispara al 19,7% y en Japón al 7,2%.

Juan Roig, presidente de Mercadona y uno de los gurús del sector de alimentación en España, agitó el banderín de la parrilla de salida a finales de 2017 al comentar: “Yo dije públicamente que no creía en la telecompra, y hoy digo públicamente que sí creo en la telecompra”. Luz verde al e-commerce.

Por lo que respecta a las marcas blancas, nada que objetar. Todas las grandes cadenas de supermercados las explotan en mayor o menor medida. Nacidas hace aproximadamente 40 años, en 2001 su cuota de mercado rondaba el 18% y hoy ha llegado a duplicarse. A pesar de que estos últimos años parece que su crecimiento es menor, desde 2001 -según la consultora Kantar- ha pasado de 85.000 referencias a más de 140.000.

Habrá que esperar unos meses para saber en qué queda esta iniciativa de Amazon y cómo reaccionan los supermercados y las grandes marcas de fabricante al desembarco del gigante americano en el ‘lineal’ de las marcas blancas.

Noticias relacionadas que te pueden interesar:

Llega Amazon, tiembla el mercado

Amazon creará 2.000 empleos en Francia en 2018

Amazon prevé lanzar su propio servicio de reparto de productos

IDNet Noticias

Laotracaradelamoneda