Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    9.225,60
    -4,10 (-0,04%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.257,98
    +16,86 (+0,40%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0798
    -0,0113 (-1,04%)
     
  • Petróleo Brent

    79,76
    -2,41 (-2,93%)
     
  • Oro

    1.865,90
    -50,40 (-2,63%)
     
  • BTC-EUR

    21.668,19
    -109,13 (-0,50%)
     
  • CMC Crypto 200

    535,42
    -1,43 (-0,27%)
     
  • DAX

    15.476,43
    -32,76 (-0,21%)
     
  • FTSE 100

    7.901,80
    +81,64 (+1,04%)
     
  • S&P 500

    4.136,48
    -43,28 (-1,04%)
     
  • Dow Jones

    33.926,01
    -127,93 (-0,38%)
     
  • Nasdaq

    12.006,96
    -193,86 (-1,59%)
     
  • Petróleo WTI

    73,23
    -2,65 (-3,49%)
     
  • EUR/GBP

    0,8954
    +0,0038 (+0,43%)
     
  • Plata

    22,40
    -1,22 (-5,17%)
     
  • NIKKEI 225

    27.509,46
    +107,41 (+0,39%)
     

'A todo tren 2’ encuentra el ingrediente perfecto que le faltó a su predecesora

Paz Vega y Paz Padilla en 'A todo tren 2: Sí, les ha pasado otra vez' (Foto: Warner Bros)
Paz Vega y Paz Padilla en 'A todo tren 2: Sí, les ha pasado otra vez' (Foto: Warner Bros)

Santiago Segura continúa expandiendo sus fenómenos cinematográficos. Después de arrasar con Padre no hay más que uno y desarrollar dos secuelas, ahora le toca el turno a A todo tren: Destino Asturias, la comedia con la que el pasado 2021 logró ser, por tercer año consecutivo, el cineasta español más prolífero de la taquilla. De esta forma, este 2 de diciembre llega a nuestras carteleras A todo tren 2: Sí, les ha pasado otra vez, continuación directa de la anterior donde, en un nuevo viaje en tren, los niños volverán a quedarse solos ante un nuevo despiste de los adultos.

Aunque, en lugar de ser el propio Santiago Segura y Leo Harlem quienes hacen frente otra vez al percance, serán Paz Vega y Paz Padilla quienes recogen su testigo de enfrentarse a la odisea de alcanzar el vehículo antes de que ocurra una desgracia. Aunque Segura no solo cede el protagonismo, ya que, ante su apretada agenda, ha dejado la dirección de la película a Inés de León, conocida por estar tras comedias como ¿Qué te juegas?. Pero creo que el cambio sustancial de esta secuela no está tanto en las protagonistas o en la dirección, sino en el guion, puesto que pienso que A todo tren 2 ha sabido encontrar un ingrediente que le faltó a su predecesora y que, bajo mi opinión, la convierte en una película más divertida y disfrutable.

El reparto infantil de 'A todo tren 2: Sí, les ha pasado otra vez'
El reparto infantil de 'A todo tren 2: Sí, les ha pasado otra vez'

Para ser sincero, la primera A todo tren me pareció terrible. Aunque se tratara de una comedia familiar, Santiago Segura sacó a relucir su vena más torrentiana con un humor que pecó de rancio y brusco. Fue el caso, por ejemplo, del personaje de Leo Harlem preguntando “¿Te la meto?” al de Cristina Pedroche (en relación a su maleta), de David Guapo confundiendo a una guardia civil con una stripper, de mostrar a un hombre maquillado como algo ridículo y fuera de lugar o de chistes sobre lenguaje inclusivo completamente bochornosos. Por suerte, este tipo de humor desaparece por completo en la secuela, que se convierte en una cinta familiar blanca que pone su foco en otro detalle mucho más efectivo.

Y es que A todo tren 2 centra todos sus esfuerzos en hacer que sus tramas sean lo más locas y retorcidas posibles, en enredarlas hasta extremos impensables y conseguir una comedia con mucha mala leche que funciona mucho mejor que su predecesora. Además, creo que alcanza con mejor resultado el objetivo que se propuso aquella de ofrecer diversión tanto a mayores como a niños, y sin salirse del tono para todos los públicos y sin recurrir al humor adulto pasado de rosca.

Para empezar, al seguir exactamente la misma estructura que la primera película de A todo tren, volvemos a encontrarnos, por un lado, la trama de los niños solos en el tren y, por otro, la odisea de los adultos en alcanzarlos. Pero ambas presentas diferencias cruciales. Por ejemplo, ahora la parte de los críos no se centra en una historia puramente infantil y poco inspirada de ellos haciendo travesuras, sino que se ha tejido un entramado cómico de espionaje con muchas posibilidades tras de sí. Aunque más notorio es en la trama de los adultos, donde Paz Vega y Paz Padilla forman una surrealista pareja que alcanzan todos los límites posibles para alcanzar a los niños.

Y con alcanzar todos límites me refiero a secuencias totalmente desternillantes en las que llegan a desatar el caos en un avión, secuestrar personas, robar vehículos o meterse en líos serios con la ley, pero todo ello rizado hasta un punto extremo y hasta surrealista. Es decir, situaciones que generan efecto cómico por su extravagancia y no por salirse de los esquemas del cine familiar con diálogos adultos y rancios muy fuera de lugar, como ocurría con su predecesora.

También tiene sus problemas, sobre todo porque se nota que es una producción hecha con prisas. El querer estrenar tantas películas de golpe al final le termina pasando factura a Segura y en A todo tren 2 se aprecian errores como un inicio muy precipitado, secuencias en diferentes lugares que se notan rodadas en una misma localización y alguna que otra escena sin terminar de pulir que, con un poco más de garra en el guion, podría haber funcionado mucho mejor, como ocurre en la trama de espionaje en el tren. De hecho, llegué a ver la película con una copia sin terminar (faltaban créditos, algún plano y efectos especiales) a tan solo unas pocas semanas de su estreno.

Pese a ello, el resultado final funciona a las mil maravillas, puesto que este ingrediente de locura les ha hecho construir una película muy superior a su predecesora. Al final creo que Santiago Segura, Inés de León y el resto del equipo involucrado en A todo tren 2 han dado con la tecla para elevar su éxito a un nuevo nivel, ofreciendo un festín de diversión al que el público español difícilmente se va a resistir.

Más historias que te pueden interesar: