Mercados españoles cerrados en 2 hrs 47 min
  • IBEX 35

    8.407,20
    -0,70 (-0,01%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.986,68
    +2,18 (+0,05%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0454
    -0,0075 (-0,71%)
     
  • Petróleo Brent

    86,98
    +0,10 (+0,12%)
     
  • Oro

    1.798,40
    -16,80 (-0,93%)
     
  • BTC-EUR

    16.161,81
    -394,28 (-2,38%)
     
  • CMC Crypto 200

    400,99
    -5,16 (-1,27%)
     
  • DAX

    14.557,45
    +67,15 (+0,46%)
     
  • FTSE 100

    7.548,59
    -9,90 (-0,13%)
     
  • S&P 500

    4.076,57
    -3,54 (-0,09%)
     
  • Dow Jones

    34.395,01
    -194,76 (-0,56%)
     
  • Nasdaq

    11.482,45
    +14,45 (+0,13%)
     
  • Petróleo WTI

    81,34
    +0,12 (+0,15%)
     
  • EUR/GBP

    0,8595
    +0,0011 (+0,13%)
     
  • Plata

    22,58
    -0,26 (-1,14%)
     
  • NIKKEI 225

    27.777,90
    -448,18 (-1,59%)
     

TOVA, la primera casa fabricada en España con tecnología 3D y barro

Los edificios del futuro deberán aplicar los criterios de sostenibilidad. El sector de la construcción se tiene que adecuar a las nuevas necesidades de los ciudadanos, a la vez que se ajusta a las nuevas obligaciones medioambientales y directrices climáticas. Durante los últimos años, el sector inmobiliario ha aumentado de forma exponencial su compromiso con la sostenibilidad, pero todavía queda un largo recorrido. Y no solo hay que avanzar en las nuevas construcciones, sino en todos los edificios ya ocupados, que necesitan rehabilitarse para ser más más eficientes.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) calcula que el 80% de los edificios y viviendas son ineficientes energéticamente. Aunque en 2021 se produjo un importante repunte, los visados para reformar edificios destinados a viviendas se han reducido un 14% interanual entre enero y mayo de este año. Por eso son tan importantes las nuevas propuestas como TOVA, un proyecto de casa que destaca por ser una de las formas constructivas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

TOVA, la primera casa hecha en España con tecnología 3D y barro. Foto: Getty Creative.
TOVA, la primera casa hecha en España con tecnología 3D y barro. Foto: Getty Creative.

El ladrillo, la piedra, la madera, el hormigón son cosas del pasado. También las grúas y los andamios. Los edificios del futuro se imprimirán en 3D. Una técnica que cada vez tiene más presencia, que resulta versátil, cómoda, más rentable y ecológica. Así se ha hecho TOVA, la primera vivienda de España hecha con una impresora 3D y con barro en solo siete semanas.

El Instituto de Arquitectura Avanzada de Catalunya (IAAC) ha levantado este novedoso edificio. Se trata de un prototipo de casa que se ha levantado en las instalaciones de Valldaura Labs, en Barcelona.

Para su consecución, se utilizaron una grúa WASP, la impresora 3D arquitectónica y materiales kilómetro cero. Además, durante el proceso de construcción no se generaron residuos. Los materiales se obtuvieron en un radio de cincuenta metros, por lo que no tuvieron que ser transportados, evitando la contaminación que eso genera porque la estructura está hecha de tierra o barro local, mezclada con aditivos y enzimas. La cimentación es de geopolímero y el techo, construcción de madera.

Por los materiales, se puede pensar que es una infraestructura endeble, pero los diseñadores aseguran que no es así. Además, para garantizar la longevidad y la resistencia del material, se ha agregado una capa impermeable utilizando materias primas extraídas como el aloe y las claras de huevo.

TOVA es un ejemplo pionero de edificación baja en carbono. No hay que olvidar que los métodos constructivos actuales son responsables del 36% de las emisiones de CO2. Según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en el año 2018, último del que se disponen datos, el sector de la edificación, incluyendo residencial y terciario, supuso aproximadamente el 30% del consumo de energía en España.

Además, los muros están formados por una red de cavidades que contienen el flujo de aire y permiten un gran aislamiento para evitar pérdidas de calor en invierno y proteger de la radiación solar en verano. Así se pretende que ahorre gran cantidad de energía en calefacciones y aires acondicionados.

Las promotoras deberán tener cada vez más en cuenta estos materiales y procesos sostenibles. La realidad es que todavía estamos lejos y que queda mucho camino por recorrer, y poco más del 1% de los edificios cuenta con una calificación de consumo eficiente. Necesitamos más TOVAs.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

También de interés:

VÍDEO: ¿Llegó el fin de la época dorada de las grandes tecnológicas?