Mercados españoles abiertos en 8 hrs 3 min

¿Pueden las empresas contratar a trabajadores mientras tienen a otros en ERTE?

Para paliar la situación económica de muchas empresas durante la crisis sanitaria, el Gobierno les ha facilitado poder acogerse a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Se han convertido posiblemente en el mejor recurso de nuestro marco jurídico laboral para tratar de garantizar la supervivencia de empresas y empleados mientras afrontamos la transición a la “nueva normalidad”.

Los ERTE surgen en un momento de gran colapso económico en forma de salvavidas para muchas empresas que, debido al cese de sus actividades, no se pueden permitir hacerse cargo del salario de sus trabajadores. Es el Estado quién paga los sueldos.

También de interés:

En algunas empresas está apareciendo una tendencia abusiva que consiste en contratar a trabajadores 'nuevos' para sustituir a los empleados que tiene en ERTE. Foto: Getty Image.

El Ministerio de Trabajo ha cuantificado en 3.386.785 los trabajadores que se encuentran ‘en casa’ afectados por un ERTE en toda España a fecha de 30 de abril. Supone un 24,25% del total de afiliados al régimen general de la Seguridad Social.

Para la concesión de los expedientes, se eliminó el requisito de cotización mínima, consiguiendo así que muchos trabajadores tuvieran derecho a una prestación o subsidio. Es decir, independientemente de sus días cotizados, pasarían a cobrar la prestación por desempleo (paro), mientras que a las empresas estarían exentas de pagar la Seguridad Social de estos empleados. Sin embargo, hay trabajadores por toda España que ya están denunciando que las empresas podrían estar beneficiándose con la situación.

En este contexto, hay empresas que están utilizando estos expedientes de regulación temporal de empleo para no pagar a sus trabajadores mientras siguen produciendo con más o menos normalidad, según advierten abogados laboralistas,

Una vía de escape que les puede costar muy cara

Entre estas conductas ilegales, ha aparecido una tendencia abusiva que consiste en contratar a trabajadores 'nuevos' para sustituir a los empleados que tiene en ERTE, con el objetivo de pagar menos a esos nuevos contratados que sacan adelante el trabajo de los que se encuentran bajo expediente.

Legalmente, las empresas pueden contratar a trabajadores mientras tienen a otros trabajadores en ERTE, pero nunca sustituyendo a los que se encuentran en un expediente de regulación temporal de empleo.

El ‘truco’ que se está detectando es que algunas empresas mantienen a trabajadores de una categoría laboral en ERTE, y al mismo tiempo contratan a otros trabajadores similares dándoles de alta con otra categoría inferior para hacer su mismo trabajo. Un ejemplo extremo podría ser contratar un nuevo ingeniero agrónomo en una empresa, pero darle de alta como jardinero y pagarle menos que a los ingenieros de esa empresa que están en ERTE.

Estas prácticas constituyen un fraude a la Seguridad Social, puesto que la empresa obtiene una serie de exenciones y bonificaciones respecto a las cotizaciones y a los salarios. La legislación dice que serán penalizadas por un valor de 6.000 a 187.000€ por cada trabajador que se encuentre en esta situación. Desde la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social avisan de que se va a revisar la legalidad de los ERTE y van a comprobar si se están produciendo fraudes.

Como todos sabemos, la situación económica es muy negativa y las previsiones son aún peores. Los empresarios lo saben, y algunos aprovechan la situación para presionar a los trabajadores, ‘amenazar’ con despidos y sacar provecho.

Además, también hay casos en los que hay negociación previa entre la empresa y trabajador para la aplicación de un ERTE fraudulento en el que ambas partes salen ganando. Durante el ERTE los trabajadores cobran en torno al 70% de su salario, por lo que hay empresas que deciden abonar el resto en dinero negro. En ese caso, el trabajador también gana, pero con dinero de todos los ciudadanos.

Una vez más, España demuestra que puede ser muy protectora con sus empresarios y trabajadores y que puede hacer frente con fondos estatales a situaciones dramáticas y excepcionales. Pero, al mismo tiempo y como casi siempre, unos pocos tratan de pescar en río revelto con artimañas ilegales y aprovecharse de la sitiación. Esos ‘pillos’son los que hay que combatir para hacer un país mejor.

Laotracaradelamoneda

IEDNT noticias