Mercados españoles cerrados en 1 hr 9 mins
  • IBEX 35

    9.114,60
    +148,40 (+1,66%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.997,25
    +44,80 (+1,13%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2151
    +0,0066 (+0,55%)
     
  • Petróleo Brent

    68,39
    +1,34 (+2,00%)
     
  • Oro

    1.838,80
    +14,80 (+0,81%)
     
  • BTC-EUR

    41.646,45
    -376,24 (-0,90%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.408,79
    +50,23 (+3,70%)
     
  • DAX

    15.350,14
    +150,46 (+0,99%)
     
  • FTSE 100

    7.028,96
    +65,63 (+0,94%)
     
  • S&P 500

    4.158,54
    +46,04 (+1,12%)
     
  • Dow Jones

    34.302,35
    +280,90 (+0,83%)
     
  • Nasdaq

    13.334,76
    +209,77 (+1,60%)
     
  • Petróleo WTI

    65,06
    +1,24 (+1,94%)
     
  • EUR/GBP

    0,8615
    +0,0019 (+0,22%)
     
  • Plata

    27,36
    +0,32 (+1,19%)
     
  • NIKKEI 225

    28.084,47
    +636,46 (+2,32%)
     

Mandar un correo de agradecimiento después de una entrevista podría hacer que consigas el trabajo

Jaime Quirós
·3 min de lectura

Todos conocemos las claves de una entrevista de trabajo: confirmar el lugar y la hora con el entrevistador, investigar sobre la empresa antes de acudir a la cita y preparar una serie de preguntas para lanzar al final del encuentro. El objetivo es, ante todo, hacer notar nuestro interés por el puesto de trabajo. Sin embargo, muchos candidatos pasan por alto la importancia de mandar un correo de agradecimiento después de ser entrevistados.

La economía está pasando por una situación delicada y muchas personas se encuentran en situación de búsqueda de empleo. Para asegurar el éxito en nuestras entrevistas, debemos tratar de diferenciarnos todo lo posible de los demás. Aunque en muchos casos el factor decisivo es cumplir con los requisitos profesionales señalados en la oferta, hay otros factores que ayudan a diferenciar a unos aspirantes de otros.

Según una encuesta realizada por TopResume –plataforma de confección de currículums– a más de 300 responsables de recursos humanos entre agosto y septiembre de 2020, cerca de un 70% consideró que un correo electrónico de agradecimiento o la falta de él era determinante a la hora de decidir si contratar a un candidato o no.

También de interés:

Primer plano de las manos de un candidato y una entrevistadora conversando sentados a la mesa de una sala de reuniones.
Enviar un correo de agradecimiento denota interés y puede ayudar a que nuestro currículum destaque sobre el del resto de aspirantes. Getty Creative.

De hecho, el portal Infojobs considera que enviar un mail de agradecimiento esuna de las diez cosas que debemos hacer después de una entrevista de trabajo. Y es que el interés no debe acabar una vez que hemos sido entrevistados. Si de verdad estamos persiguiendo un trabajo, debemos contactar con la persona que nos ha entrevistado, recordarle el puesto para el que aplicamos y darle las gracias por la oportunidad utilizando un tono cordial.

El tiempo es muy valioso para cualquier persona: a nadie le gusta sentir que ha perdido minutos de su vida en algo que no merecía la pena. Por ello, debemos hacer ver a los responsables de recursos humanos que el tiempo que nos han dedicado realmente les ha servido de algo.

Trucos para redactar un email de agradecimiento

El primer punto importante es individualizar el mensaje. De primeras, es mucho más cómodo tener un texto estándar preparado para cuando nos haga falta, pero es cierto que los entrevistadores valoran que se les escriba personalmente. Lo que podemos hacer es tener la base del mensaje redactada de antemano y, una vez que hayamos finalizado una entrevista, ‘personalizarlo’. Un buen detalle es incluir algún tema que se haya mencionado durante el encuentro, para destacar que el mensaje va dirigido a ellos específicamente.

El mensaje deber ser todo lo breve, directo y atractivo posible. Debe incluir cuatro puntos clave: nuestro nombre y apellidos y el puesto para el que aspiramos; una frase de agradecimiento; reiterar nuestro interés por el trabajo y mencionar algo que hayamos aprendido sobre ellos en la entrevista.

Es muy habitual que, con los nervios, nos olvidemos de ciertos detalles que deseábamos revelar sobre nosotros o de las preguntas que teníamos preparadas para el entrevistador o entrevistadora. En este caso, el correo de agradecimiento puede ser la ocasión perfecta para abordar detalles que se nos hayan quedado “en el tintero”.

Otra de las posibilidades que ofrecen esta clase de mails es adjuntar pruebas de trabajos previos que puedan ser útiles para confirmar que poseemos las destrezas mencionadas durante la reunión.

Por último, contactar con la empresa para saber cómo va el proceso de selección, lejos de hacernos quedar como “ansiosos”, denota interés. De esta forma, la compañía donde aspiramos trabajar sabrá que realmente tenemos curiosidad por el estado de nuestra candidatura.

Enviar un email después de una entrevista es una norma no escrita de los procesos de selección. No hacerlo no implica que automáticamente vayan a descartar nuestro perfil, pero sí es un factor diferenciador que nos ayudará a ganarnos al entrevistador y conseguir nuestro trabajo deseado.

VIDEO | Claves para triunfar en una entrevista de trabajo por videollamada

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias