Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.141,59
    +13,60 (+0,33%)
     
  • Nasdaq

    13.996,10
    +146,10 (+1,05%)
     
  • NIKKEI 225

    29.751,61
    +212,88 (+0,72%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1956
    +0,0038 (+0,32%)
     
  • Petróleo Brent

    63,90
    +0,62 (+0,98%)
     
  • BTC-EUR

    52.893,76
    +2.240,64 (+4,42%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.356,08
    +62,09 (+4,80%)
     
  • Oro

    1.745,40
    +12,70 (+0,73%)
     
  • HANG SENG

    28.497,25
    +43,97 (+0,15%)
     
  • Petróleo WTI

    60,39
    +0,69 (+1,16%)
     
  • EUR/GBP

    0,8689
    +0,0022 (+0,25%)
     
  • Plata

    25,40
    +0,53 (+2,12%)
     
  • IBEX 35

    8.525,10
    -7,50 (-0,09%)
     
  • FTSE 100

    6.890,49
    +1,37 (+0,02%)
     

La pandemia cambia nuestro 'chip' con la ropa e impulsa las compras de segunda mano

Jaime Quirós
·3 min de lectura

Cada vez está mas de moda comprar todo tipo de cosas de segunda mano. La pandemia ha acelerado una corriente que ya contaba con miles de adeptos en el mercado anglosajón y en el nórdico. Este impulso se puede deber a varios factores, como la necesidad económica producto de la crisis o la llegada de nuevas generaciones de consumidores, más concienciadas con el medio ambiente y acostumbradas al intercambio de productos.

El último informe publicado en conjunto por ThredUp (tienda de segunda mano online líder en el sector) y GlobalData estima que el negocio mundial de la ropa usada se multiplicará hasta superar los 52.600 millones de euros en el 2024. La consultora Research Nester cifra en 24.000 millones de euros la venta de muebles de segunda mano, mientras que la Persistence Market Research calcula que la facturación de teléfonos móviles reutilizados llegará a los 36.000 millones de euros dentro de cinco años.

También de interés:

Se estima que el negocio global de la ropa usada alcanzará un valor de más de 50.000 millones de euros en 2024. Getty Creative.
Se estima que el negocio global de la ropa usada alcanzará un valor de más de 50.000 millones de euros en 2024. Getty Creative.

En definitiva, todas las tendencias están claramente al alza. Plataformas como Vinted, Wallapop o Depop, son cada vez más populares por la facilidad que ofrecen para vender y adquirir todo tipo de artículos a un precio reducido. Páginas web como Back Market, que vende móviles reacondicionados, cada vez cuenta con más adeptos en España y otros países europeos.

La generación Z es la más predispuesta a comprar de segunda mano

El fenómeno Greta Thunberg probablemente fue determinante para cambiar en gran medida la percepción de la población sobre la segunda mano. Comprar artículos usados no solo es más económico, sino que es mucho más beneficioso para el medio ambiente que adquirir productos de nueva fabricación. Comprando en tiendas de segunda mano contribuimos a asentar las bases de la economía circular, basada en el reaprovechamiento de los recursos ya existentes.

Por otra parte, pasar más tiempo en casa ha hecho reflexionar a muchas personas sobre su fondo de armario, que se han dado cuenta de que poseen mucha más ropa de la que realmente necesitan. Percentil, tienda online de ropa y accesorios de segunda mano que opera en España Alemania y Francia, afirma que durante el confinamiento empezaron a recibir cientos de kilos de ropa para vender a través de la web, el doble que en el mismo periodo del año anterior, llegando a vender un total de 80.000 prendas.

El mismo informe de Thred Up también indica que, cuanto menor es la franja de edad, mayor es la disposición a comprar de segunda mano. El 40% de los menores de 24 años ya adquiere moda o complementos usados, cuando hace 5 años solo lo hacía un 27%. La Generación Z suele tener un menor poder adquisitivo y estar más concienciada de que la industria textil es altamente contaminante. Además, hay que tener en cuenta otro factor: la creciente popularidad del estilo ‘vintage’. Se dice que en moda todo vuelve, y es cierto. Por suerte, esto es altamente beneficioso, ya que puede fomentar la compra de artículos usados bajo el simple pretexto de seguir las últimas tendencias.

Consumir productos de segunda mano nos aporta múltiples beneficios: gastamos menos y no contribuimos a la producción de artículos en masa. Cada vez está más claro que la economía circular es el único futuro posible; el mercado de segunda mano solo es un aperitivo de lo que está por venir.

También de interés:

VIDEO | Esta percha seca tu ropa

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias