Mercados españoles cerrados

Memex, un buscador para encontrar crímenes en Internet

Tecnología y redes

En las películas de acción de los 80 y los 90 era habitual ver a los policías escribir casi cualquier cosa en un ordenador y mágicamente, obtener una lista de sospechosos. ¿El asesino tenía tatuajes, conducía una furgoneta blanca y tomaba dos vasos de whisky los domingos por la tarde? Solo con esos datos, el supercacharro sacaba un perfil con el principal sospechoso y su dirección.

Estamos en pleno 2015 y nadie ha inventado una base de datos tan potente como la de las ficciones norteamericanas. O a lo mejor la CIA y el FBI disfrutan de una de ellas, quién sabe… Pero lo que si que podemos disfrutar el común de los mortales es Memex, un buscador que perfectamente podría ser llamado ‘el Google para descubrir delincuentes’.

Ilustración de la Deep Web. Autor: Rezonansowy [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons



Memex es un software de código abierto que es capaz de llegar allí donde ni Google ni Bing son capaces de llegar. Se estima que los buscadores tradicionales solo son capaces de mostrar resultados del 5% de todas las web que hay en Internet. El 95% restante está sepultado en la oscuridad, ya sea porque son páginas basura que no interesan a nadie o porque están ocultas a propósito.

En este último grupo se encontrarían aquellas que están incluidas en lo que se denomina Deep Web: páginas sepultadas en sitios generados dinámicamente para que no sean detectadas por Google y compañía. Hasta ahora, para acceder a este ignoto lugar de Internet era necesario utilizar navegador especiales, como Tor, y sobre todo saber qué buscar y cómo buscarlo.

En la Deep Web abundan las páginas de ventas de drogas, el alquiler de hackers (por apenas 50 dólares puedes contratar uno para acceder al Facebook de quien quieras), la pornografía más extrema, o incluso, un mercadillo de sicarios.





[Relacionado: Los robos de móviles se desploman por los nuevos sistemas de seguridad]

Dado este panorama, parece lógico que el Gobierno de los Estados Unidos haya creado una herramienta para poder meter mano en este sindiós. DARPA, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados del Departamento de Defensa, ha creado Memex con este objetivo.

Tráfico de mujeres
Y el Wall Street Journal ha publicado un artículo con una de las primeras misiones para la que está siendo utilizada esta herramienta. Las autoridades norteamericanas están buscando el rastro de las mafias que trafican con mujeres en la Deep Web, y parece que están teniendo éxito.

Se estima que el 60% de los 30.000 anuncios de prostitución publicados en este rincón oscuro de Internet tienen que ver con el tráfico de mujeres. Chicas que son engañadas o incluso secuestradas en sus países de origen, y que son obligadas a ejercer la prostitución.

Por ejemplo, gracias a Memex se ha descubierto una mafia que envía mujeres de zonas rurales de China y de Corea del Norte a Estados Unidos, para que ejerzan la profesión más antigua del mundo. Por cada una que llega a Norteamérica, la mafia recibe dinero.

Para llegar a esta conclusión, las autoridades analizaron los datos provenientes de las páginas que publicaban los anuncios y fueron tirando del hilo hasta descubrir qué criminales pagaban por publicar a las víctimas, y sus movimientos bancarios. Así encontraron las transferencias a cuentas vinculadas con las mafias.

Este es un buen ejemplo que muestra el poderío de esta herramienta para poder investigar posibles crímenes y sacar a la luz lo peor de Internet.