Mercados españoles cerrados en 24 mins

Los robos de móviles se desploman por los nuevos sistemas de seguridad

Tecnología y redes

Malas noticias para todos aquellos que roban móviles. Este acto delictivo ha caído en picado en las principales urbes del mundo, y no porque la policía se haya puesto las pilas o porque los códigos penales se hayan endurecido: simplemente, los sistemas de seguridad que los fabricantes de teléfonos han implementado en sus últimos modelos están cumpliendo con su cometido.

Por ejemplo, el número de iPhone robados en la ciudad de San Francisco ha bajado un 40% y en Nueva York un 25% desde que en septiembre de 2013 Apple lanzó una actualización de sus sistema operativo que permite desactivar el terminal a distancia.



En caso de perdida o extravío, con ‘Buscar mi iPhone’, los usuarios pueden situar en un mapa su teléfono y remotamente, hacer que emita un sonido para localizarlo, borrar su contenido o activar el modo ‘Perdido’, que bloquea el móvil, rastrearlo en un mapa o proporcionar información de contacto para que aparezca en la pantalla del dispositivo.

Lo móviles Android también cuentan con una función similar llamada ‘Administrador de dispositivos Android’. Con ella, podremos localizar la situación del móvil desde una página web, además de poder solicitar que el dispositivo emita un sonido (incluso si está en modo silencio) y borrar remotamente todos los datos del teléfono.



En California va a ser obligatorio
En Londres, el porcentaje ha disminuido incluso más que en las ciudades norteamericanas. En la actualidad, hay menos de la mitad de robos que antes. Por eso, su regidor, el polémico Boris Johnson saca pecho: “Hemos acabado con la epidemia de robos que afectaba a nuestra ciudad hace un par de años” aseguró orgulloso el regidor en una reciente entrevista.

[Relacionado: Samsung recomienda no hablar de temas personales frente a sus televisores inteligentes]

Y puede que estas espectaculares cifras mejoren en los próximos tiempos. En California, el estado en el que tienen su sede las grandes compañías tecnológicas del mundo, se va a aprobar una ley que obliga a los fabricantes a incluir en sus dispositivos un sistema de desconexión a distancia similar al de Apple para que en caso de pérdida o robo, todo el mundo pueda preservar la privacidad de los datos almacenados en los teléfonos, o desactivarlos para que los ladrones no puedan ni revenderlos ni disfrutar de su uso.

En 2012, en Estados Unidos se denunció el robo de 1,2 millones de teléfonos móviles. En San Francisco, este acto delictivo supuso la mitad de las denuncias por robo. En España, en 2012 se robaron unos 280.000 móviles, 70.000 más que en 2011. De momento, no hay datos oficiales sobre si el número de robos ha disminuido en nuestro país.

¿Qué hacer si me roban el móvil?
Además de las herramientas que Apple y Google han creado para buscar sus teléfonos, si no somos capaces de encontrarlo, podremos al menos bloquearlo mediante código IMEI. Para ello, tendremos que ponernos en contacto con nuestra operadora y facilitarle este número, que es una especie de matrícula de nuestro móvil, que podremos conocer en el menú de ajustes del aparato, para que se pueda iniciar el bloqueo. No recuperaremos el móvil, pero al menos la persona que nos lo haya robado no podrá ni disfrutarlo ni venderlo.