Mercados españoles cerrados

Así podría ser el iPhone 6

El iPhone 6 cada vez está más cerca. Se nota por la ingente cantidad de rumores más o menos fundados que inundan la web sobre cómo va a ser el próximo teléfono de Apple. Hemos organizado los chismes en tres categorías según sean verosímiles o no para que su digestión sea más sencilla.

Probable. El iPhone 6 va a ser un entrenador personal de bolsillo. En los últimos meses, Apple ha contratado a varios especialistas en salud para ayudar en el desarrollo de Healthbook, una app que presumiblemente estará presente en iOS 8 y con la que podremos vigilar aspectos de nuestra salud como la cantidad de horas que dormimos, el ejercicio que realizamos y demás aspectos de nuestra salud.

Para Healthbook, Apple cuenta con los servicios de expertos como Jay Blahnik -el responsable de la pulsera Nikle Fuelband-, Michale O’Reilly –que previamente había diseñado un pulsómetro que funciona con el iPhone-, o J.E.M. Raymann –un experto en la investigación del sueño que hasta ahora ha trabajado en Phillips-. Los tres podrían estar trabajando tanto en el iPhone 6 como en el iWatch, el reloj inteligente que podrían estar cocinando en Cupertino.

[Relacionado: Apple cambia de 30 a 14 días la garantía de los iPhone]

Probable. El iPhone 6 no necesitará funda. Steve Jobs no daba crédito cuando veía que los que compraban sus teléfonos de 600 euros enseguida los escondían en fundas de 20 euros. Le llevaban los demonios al comprobar que su diseño quedaba sepultado por un trozo de plástico que sí, lo protegía, pero que lo convertía en algo muy feo.

Pero este problema se acabaría con el iPhone 6. Apple estaría buscando la forma de hacer un iPhone totalmente resistente a arañazos y pequeños golpes. Este ‘milagro’ sería posible gracias al cristal de zafiro con el que estaría hecho, un material muy resistente.

Probable. Dos modelos. La agencia Reuters aseguró a principios de año que Apple está preparando dos modelos de iPhone para lanzarlos esta año. Uno de ellos contaría con una pantalla de 4,7 pulgadas –el iPhone 5 tiene una pantalla de 4 pulgadas- y otro de 5,7 pulgadas, todo un phablet. La resolución para los dos tamaños sería de 1920 x 1080.

Los dos modelos mantendrían el aspecto de los anteriores iPhone, pero más grandes. La úinca novedad destacable sería que los bordes van a ser redondeados, similares a los de la séptima generación de iPod nano.

Poco probable. Lanzamiento adelantado. Muchos sugieren que Apple va a presentar su próximo terminal antes de verano, en vez de hacerlo a finales de septiembre, como viene siendo habitual. Las flojas ventas del iPhone 5C podrían haber precipitado esta decisión. Pero un lanzamiento adelantado podría repercutir en el buen ritmo de venta del iPhone 5S, que sí parece haber cumplido con las expectativas. Si Apple pone en las tiendas el iPhone 6 antes de octubre, frenará las ventas de su antecesor. Y tampoco parece que quieran bajar el precio del 5S para hacerlo más atractivo. Así que todo parece apuntar a que nos tendremos que esperar a otoño para ver el nuevo iPhone.

Nada probable. Un iPhone Android. Sí, no es broma. ¿Os imagináis a Apple rindiéndose a su máximo rival y anunciando un teléfono con el sistema operativo de Google? Pues Steve Wozniak, fundador junto a Steve Jobs de la compañía, sí lo ve. Así lo aseguró en la Apps World Conference de San Francisco. Wozniak defiende que así Apple puede llegar a cubrir más mercado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente