Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.314,66
    +43,63 (+1,33%)
     
  • Nasdaq

    11.202,04
    +197,17 (+1,79%)
     
  • NIKKEI 225

    23.331,94
    -86,57 (-0,37%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1656
    -0,0093 (-0,79%)
     
  • Petróleo Brent

    37,73
    -1,39 (-3,55%)
     
  • BTC-EUR

    11.643,40
    +446,39 (+3,99%)
     
  • CMC Crypto 200

    266,37
    +23,69 (+9,76%)
     
  • Oro

    1.868,90
    -10,30 (-0,55%)
     
  • HANG SENG

    24.586,60
    -122,20 (-0,49%)
     
  • Petróleo WTI

    36,18
    -1,21 (-3,24%)
     
  • EUR/GBP

    0,9027
    -0,0014 (-0,15%)
     
  • Plata

    23,40
    +0,04 (+0,15%)
     
  • IBEX 35

    6.411,80
    -62,60 (-0,97%)
     
  • FTSE 100

    5.581,75
    -1,05 (-0,02%)
     

Ryanair o cuando tratar mejor al pasajero resulta incluso rentable

Jorge Chamizo

La famosa y polémica aerolínea Ryanair acaba de elevar su previsión de beneficio para este año tras cerrar un flojo ejercicio en 2013. Las nuevas maneras de tratar al pasajero, más amables y próximas a las de una aerolínea convencional, parece que empiezan a dar resultado y además le permiten ganar más dinero, a la vez que mejora su maltrecha imagen.

Es curioso que tras poner en marcha toda una batería de medidas para hacer el viaje menos hostil y que implican un coste, la empresa anuncie unas previsiones de rentabilidad optimistas para el ejercicio que ha iniciado en marzo.

Desde la primavera del año pasado en Ryanair se puede elegir asiento y llevar un segundo bulto a bordo. Además, se paga menos por no llevar la tarjeta de embarque impresa, por facturar maleta sin haberlo seleccionado en la reserva y por exceso de equipaje. La compañía hasta ha cedido en su política de dejar en tierra a los menores sin DNI en vuelos nacionales (ahora con el libro de familia basta). También se han puesto en marcha vuelos silenciosos, con megafonía reducida, a primera hora de la mañana y última de la noche.

Además, Ryanair ha optado por aprovechar las oportunidades que le dan los competidores. La aerolínea de bajo coste solía utilizar los aeropuertos más alejados en los que pagaba menos costes; ahora, en cambio, ya está volando a los principales aeropuertos, como en Grecia e Italia donde las aerolíneas nacionales están reduciendo su capacidad. Ryanair también está intentando convencer al 25% de sus clientes que viajan por negocios a pagar más por servicios como el acceso rápido a los controles de seguridad. Eso implica también añadir más vuelos desde aeropuertos como Dublín y London Stansted. La transformación se completa con una nueva web y un abanico de servicios para atraer a familias —descuento del 20% en el tercer viaje.

[También de interés: ¿Ha llegado la hora del declive de Ryanair?]

La compañía irlandesa se apoya en este servicio renovado para vaticinar un aumento de su tráfico, hasta llegar a transportar 84,6 millones de pasajeros este año, frente a los 81 millones del ejercicio anterior. En cuanto a la flota, a lo largo de 2014 Ryanair ha comenzado a recibir las primeras unidades de un pedido de 180 aviones Boeing 737-800 y con ella espera ampliar rutas.

La nueva estimación, sitúa el beneficio entre 620 y 650 millones de euros, frente los entre 580 y 620 millones estimados anteriormente, y eso pese a vaticinar una guerra de precios entre las aerolíneas a partir del otoño. De momento, en el primer trimestre ha ganado 197 millones, el 152% más.

Veremos si al final del año Michael O’Leary, líder de la aerolínea, puede o no hacer sonar la corneta para celebrar que ha cumplido esas metas y si los pasajeros nos podremos beneficiar de una competencia renovada entre las líneas aéreas que nos ofrezca mejor servicio a bordo y tarifas más baratas. Por lo que cuenta Ryanair, tratar al pasajero con la debida amabilidad no está reñido con la rentabilidad, antes al contrario.

IDNet Noticias

@Jorcha