La otra cara de la moneda

La rebelión para que no paguemos las deudas de los bancos: #Nodebemos#Nopagamos

¿Quién es el responsable de la elevada deuda que soporta España, la cual dispara la prima de riesgo, asfixia la economía y propicia los recortes en gasto social: las administraciones o los bancos, empresas y familias?  Todos los agentes económicos están muy endeudados pero es el sector privado el que debe más dinero, especialmente la banca. Y para que las entidades financieras puedan devolver lo que deben a sus acreedores internacionales el Estado ha tenido que salir en su ayuda  recurriendo a su vez a  préstamos que se convierten en deuda del Estado, de todos.

Es un mecanismo que genera grandes dudas sobre su racionalidad, justicia y eficacia.  Sus defensores dicen que el impago por parte de los bancos españoles generaría un enorme problema de confianza respecto a España como pagador y destino de la inversión extranjera.  La plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda piensa de otra manera y ha hecho un diagnóstico preliminar de la situación. Este debate es la madre del cordero de esta crisis, no sólo en España, en toda Europa.

[También te puede interesar: Toda la información sobre las ayudas a la banca]


La plataforma, integrada por colectivos como el 15-M, Ecologistas en Acción, Economistas sin Fronteras o ATTAC, considera que es indispensable saber a ciencia cierta qué se esconde tras la deuda y donde se invierte ese dinero: "No es necesario entrar en secretos de Estado para encontrar las respuestas. Es perfectamente posible proceder a un examen riguroso del endeudamiento público a partir de información de dominio público", aseguran.

Los colectivos que integran esta iniciativa consideran que el sobreendeudamiento que tiene España ha sido generado "en mucha mayor medida por el sector privado". El lema o hashtag de Twitter que usan es #Nodebemos#Nopagamos.  Bajo este slogan difunden su pensamiento y reciben propuestas y críticas.

El detalle del problema según la plataforma es el siguiente: la deuda total de nuestro país asciende en torno al 400% del Producto Interior Bruto. La deuda del sector público (Administración central, comunidades autónomas y ayuntamientos) representa ahora mismo el 80% del PIB, un 132% corresponde a las empresas no financieras y un 81% del PIB a los hogares, según datos del Banco de España.

Las cuentas públicas comparan bien con Europa

La deuda de las entidades financieras rondaría el 100% del PIB, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque los parámetros utilizados en este caso no son similares a los de las familias y al resto de empresas. En cuando a la deuda pública española, es inferior a la media de la UE, donde el promedio se encuentra en el 83%. La proyección para 2013 ante un Estado que sigue arrastrando un fuerte déficit es que la deuda española alcance el 90,5% del PIB y supere así la media europea. La cifra se verá impulsada por el préstamo que se ha pedido para salvar a los bancos quebrados.

Auditoría Ciudadana de la Deuda considera injusto que los ciudadanos tengan que cargar con esas ayudas y a cambio  sufrir los recortes y las privatizaciones para pagar una deuda que ellos no han generado.

Pero hay que aclarar también que esa deuda de los bancos en buena medida ha ido a financiar a las empresas y familias españolas, por lo que se puede decir que todos los agentes económicos de España se han emborrachado de deuda con la connivencia de los prestamistas extranjeros, que ahora piden garantías para recuperar su dinero. Si se dejara caer a los bancos inviables, sus accionistas, miles de ellos son españoles, y sus depositantes, perderían todo o parte de su dinero. Quizá sería lo más justo, pero también provocaría un importante conflicto social, además del problema citado sobre la reputación de España como pagador.

El siguiente capítulo de este embrollo es el escándalo de las preferentes. Bruselas sólo permite que los que las compraron recuperen una parte de la inversión con el dinero que llega de Europa. Para recuperar el total se abre a la puerta a que lo pague el Estado. Es decir, que es muy posible que esa parte también la sufraguemos todos vía deuda pública.

La iniciativa de auditar la deuda no es nueva y se ha puesto en marcha en países como Brasil y Ecuador. También recuerda la plataforma el conocido caso de Islandia, donde el Gobierno no empleó ni una corona de los contribuyentes en los bancos. En el año 2008, Islandia puso en marcha otra manera para salir de la crisis, dejó caer a tres grandes bancos, renegoció la deuda con los acreedores (Alemania, Reino Unido y Holanda) y permitió que tomaran el control de las entidades. No obstante, se calcula que los acreedores de la deuda sufrieron una quita del 70%.  Islandia ya ha salido de la recesión. [IDNet Noticias]

@Jorcha

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,05+1,72%
    SAN.MC
    11,76+1,51%
    TEF.MC
    4,840,69%
    IBE.MC
    8,88+1,79%
    BBVA.MC
    5,46+4,04%
    POP.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,46+4,04%
    POP.MC
    4,55+3,41%
    NHH.MC
    5,59+3,27%
    BKT.MC
    0,41+2,99%
    PRS.MC
    7,93+2,92%
    TL5.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio

PUBLICIDAD