Anuncio
Mercados españoles cerrados en 3 hrs 40 min
  • IBEX 35

    11.102,10
    +45,70 (+0,41%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.922,16
    +36,71 (+0,75%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0727
    -0,0021 (-0,19%)
     
  • Petróleo Brent

    85,33
    0,00 (0,00%)
     
  • Oro

    2.353,90
    +7,00 (+0,30%)
     
  • Bitcoin EUR

    61.666,89
    +1.014,10 (+1,67%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.379,55
    -3,12 (-0,23%)
     
  • DAX

    18.152,54
    +84,63 (+0,47%)
     
  • FTSE 100

    8.235,31
    +30,20 (+0,37%)
     
  • S&P 500

    5.487,03
    +13,80 (+0,25%)
     
  • Dow Jones

    38.834,86
    +56,76 (+0,15%)
     
  • Nasdaq

    17.862,23
    +5,21 (+0,03%)
     
  • Petróleo WTI

    81,70
    +0,13 (+0,16%)
     
  • EUR/GBP

    0,8453
    +0,0008 (+0,10%)
     
  • Plata

    30,34
    +0,78 (+2,62%)
     
  • NIKKEI 225

    38.633,02
    +62,26 (+0,16%)
     

Los peligros de la reunificación de deudas

Estamos endeudados, en muchos casos más de lo que deberíamos. A la hipoteca se suelen sumar los créditos al consumo para comprar los muebles de la casa, un coche o para pagar esas vacaciones que tanto nos merecíamos.

Lo cierto es que los poco más de 17 millones de hogares españoles le deben a los bancos y entidades financieras nada menos que 840.792 millones de euros. Esto supone que la deuda media de las familias de nuestro país ronda los 50.000 euros.

[Te puede interesar: Cuatro cosas que no debes hacer cuando pagas con tarjeta de crédito]


Desesperados, y para evitar impagos que pudiesen devengar en embargos y ejecuciones hipotecarias, muchos españoles deciden acudir a la reunificación de deudas en busca de una cuota única de menor importe que la suma de todas las cuotas anteriores que les permita superar el bache.

ANUNCIO

La demanda de este tipo de productos financieros se ha incrementado en los últimos años en torno a un 35% anual, según cifras de la Agencia Negociadora. Sin embargo, en la mayoría de los casos, esta decisión acaba siendo, si no equivocada, cuando menos comprometida.

Algunos consideran esta herramienta financiera una operación abusiva que hay que evitar a toda costa, mientras que otros la ven como una solución positiva para aliviar temporalmente la carga económica. Lo cierto es que la reunificación de deudas esconde ciertos peligros, estos son los principales:

1.- Se acaban pagando más intereses al alargar los años de amortización. Los intereses totales serán mucho mayores y se pagarán durante más meses.

2.- Las comisiones de cancelación o constitución son sensiblemente mayores que las de un préstamo tradicional.

3.- Se incrementa la deuda final. Disminuir la cuota mensual puede aumentar más del 50% el pago final del préstamo.

4.- Para evitar sorpresas y condiciones abusivas, los expertos aconsejan contar con asesoramiento profesional, pero sus costes son muy notables. El tipo de comisiones que cobran oscilan entre el 3 y el 5% del importe de la operación.

5.- Para concederlas, las entidades financieras solicitan garantías. En ocasiones también piden un avalista, que será quien cargue con la deuda en caso de impago.

Más sobre economía: