Economía para todos

El fontanero que se hizo millonario desatascando las tuberías de los famosos

Charles Mullins, 'Charlie' para los amigos, nació en el londinense barrio de Candem a mediados de la década de los 50. Antes de cumplir los 15 años, abandonó los estudios sin lograr terminar la enseñanza más básica. Decidió cambiar los libros por los guantes de boxeo.

Tras una prometedora carrera amateur en los ring británicos, Mullins nunca tuvo esa pizca de suerte que hace falta para llegar a profesional. Abatido, dejó el deporte y comenzó a trabajar en el único oficio que admitieron a un joven de 21 años y sin apenas educación: la fontanería.

[Te puede interesar: Un director general con un sueldo casi mileurista]

Sus inicios entre tuberías y desatascos no fueron sencillos. Pasó cuatro años como aprendiz hasta que, en 1979, fundó Pimlico Plumbers, su propia empresa de fontanería, en el sótano de una agencia inmobiliaria. Tenía 25 años y su única aspiración era ganar dinero suficiente como para casarse con Linda, su novia de toda la vida.

El imperio del desatasco
Desde entonces han pasado casi 33 años y las cosas no han podido salirle mejor al bueno de 'Charlie': su compañía factura casi 20 millones de euros anuales, cuenta con casi 200 empleados que realizan una media de 1.200 trabajos semanales con un coste de entre 100 y 250 euros por hora trabajada.

En lo personal, el fundador de Pimlico Plumbers ganó su primer millón en 1986 y hoy cuenta con una fortuna superior a los 15 millones de euros, además de varios coches de lujo -entre ellos un Rolls Royce- y una enorme mansión estilo Tudor que comparte con su ahora esposa Linda y sus cuatro hijos.

El fontanero de los famosos
Charles Mullins consiguió levantar su imperio ofreciendo un servicio de alta gama a personalidades de la vida social británica. Sus trabajadores han limpiado las tuberías de la tristemente fallecida Lady Di o la oscarizada actriz Helen Mirren. Entre sus clientes también se encuentran el último James Bond (el actor Daniel Craig), el guitarrista Eric Clapton o el centrocampista del Chelsea y la selección inglesa, Frank Lampard.

Además, en los últimos años él mismo se ha convertido en una 'celebrity'. Mullins ha aparecido en varios programas de televisión, entre ellos 'Secret Millionaire', en el que irónicamente se hizo pasar por un humilde fontanero desempleado en busca de trabajo.

Más sobre economía:

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD