Mercados españoles abiertos en 3 hrs 37 min

La especuladora más joven de EEUU: con 14 años ya tiene una casa

Roberto Arnaz
Fin - Economía para todos - ES

Willow Tufano vive en Florida. Tiene 14 años y, según la ley, no puede conducir, tomar alcohol o tener a su nombre ninguna propiedad. Sin embargo, esto no ha sido impedimento suficiente como para que el pasado mes de marzo se convirtiese en la dueña de una casa más joven de Estados Unidos.

Y el afán de Tufano por convertirse en una de las reinas del mercado inmobiliario de su ciudad, Port Charlotte, no queda ahí: tiene alquilada la vivienda y con la renta que le pagan sus inquilinos está ahorrando para comprar su segunda propiedad.

[Te puede interesar: La casa más barata de EE.UU. cuesta solo 7 dólares]

Esta 'especuladora en miniatura' llegó al mercado del ladrillo de manera casual. Su madre, agente de la propiedad inmobiliaria, le pidió ayuda para subir a internet los listados de las decenas de casas que se encontraban a la venta en su localidad después de haber sido embargadas por los bancos.

"En mi barrio y en los alrededores había varias de las casas estaban vacías porque sus propietarios habían sido incapaces de hacer frente a la hipoteca", explicó la menor a 'The Huffington Post'. En seguida vio el negocio.

Un 'chollo'
Para financiar la compra de su primera casa, esta jovencísima emprendedora se dedicó a restaurar y vender a través de páginas de Internet como Craigslist o eBay los muebles y electrodomésticos que las personas desahuciadas abandonaban en la calle.

Así recaudó sus primeros 6.000 dólares. Con este capital realizó una operación de lo más rentable: dio la entrada de una casa con tres dormitorios que se subastó en marzo se un precio de 12.000 dólares, pero que antes de la crisis, en 2005, se había vendido por casi 100.000 dólares.

Empresaria demasiado precoz
Sin embargo, Willow aún no ha podido poner la casa a su nombre, ya que la ley de Florida impide a los menores poseer propiedades. Por eso, técnicamente la mitad de la casa le pertenece a su madre, Shannon Moore.

Ambas decidieron que la mejor opción para rentabilizar la compra era alquilar la vivienda. Juntas limpiaron y acondicionaron el interior. No les costó mucho encontrar inquilinos. Finalmente se decidieron por una pareja joven que les paga un alquiler de 700 euros mensuales que permiten a Willow terminar de pagar su casa y ahorrar para empezar a pensar en comprar la siguiente.

Más sobre casas: