Dando Guerrilla

Cómo convertir una crítica en un desternillante anuncio de compresas

La mayoría de spots sobre productos de higiene femenina muestran un mundo idílico donde las mujeres flotan, corren por playas paradisiacas o se lo pasan en grande realizando todo tipo de actividades deportivas. Resulta evidente que no buscan reflejar la realidad, ya que la menstruación no es precisamente algo que se disfrute.

[Te puede interesar: El sonrojante error de una marca de tampones]

Sin embargo, hay quien se ha sentido engañado por este enfoque tan positivo de los anuncios y no ha dudado en quejarse a la marca de compresas Bodyform. Lo que no se esperaría jamás es que la propia compañía le respondiera con un vídeo hilarante que está corriendo como la pólvora en Internet.

Un desternillante anuncio de compresasLa marca de compresas Bodyform respondió con este divertido vídeo a un mensaje recibido a través de Facebook que criticaba la forma en que este tipo de anuncios trata el tema de la menstruación.

El usuario en cuestión, de nombre Richard Neill, publicó un mensaje en la página de Facebook de la compañía preguntando los motivos por los que han engañado a la gente durante años. Según relata, cuando era pequeño sentía envidia de las mujeres que tienen la regla porque es un momento maravilloso del mes en el que montan en bici, patinan, bailan, se tiran en paracaídas…

Con el paso de los años descubrió la realidad de la menstruación, personalizada en la figura de su novia a la que compara incluso con la niña del Exorcista cuando está en esos días del mes. Su alegato adquirió una gran repercusión online, lo cual no pasó desapercibido para Bodyform.

Ante esta crítica la marca podría haber hecho oídos sordos, pero en vez de eso reaccionaron publicando un vídeo genial donde deciden contarle la verdad, por dura que sea. Su protagonista es la supuesta CEO de la compañía, que le pide disculpas y le explica que las situaciones mostradas en los anuncios son efectivamente metáforas (puntualizando con sorna que en su mensaje se olvidó de citar a las mujeres montando a caballo).

"Lamento tener que ser yo la que te diga esto pero no existe el periodo feliz. La realidad es que hay personas que simplemente no pueden soportar la verdad. (…) Los calambres, los cambios de humor y el hambre insaciable son más de lo que los hombres pueden aguantar. Sin mencionar la sangre corriendo por nuestro útero como un desprendimiento de tierra carmesí", afirma la protagonista con gesto serio.

La prueba de estas afirmaciones son unas supuestas pruebas realizadas en los años 80, que confirmaron que los hombres no podían soportar la realidad de la menstruación femenina. Por ello, decidieron no ser tan honestos y mantener esa ilusión por su bien.

Tras beber un líquido azul que evoca el que aparece en los anuncios de compresas, a la CEO de la marca se le escapa una sonora ventosidad. En vez de sonrojarse, con una sonrisa en la boca dice: "Lo siento, Richard. No sabías que nosotras también hacemos eso, ¿no?". Un gran colofón humorístico a una pieza que ya es todo un éxito en la red con más de 3 millones de visualizaciones. Una acogida que no tiene nada que ver con el revuelo que montó hace unos meses la marca de tampones Livra...

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD