Mercados españoles abiertos en 3 hrs 27 min

El gobierno italiano negociará para salvar los 20.000 puestos de Ilva

El gobierno italiano acude en ayuda de la empresa de acero Ilva, la mayor de Europa Occidental. Para salvar unos 20.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, el primer ministro Mario Monti se reunirá este jueves con la dirección de Ilva para discutir de un plan de salvamento. El lunes, un tribunal ordenó el cierre de la fábrica de Taranto, en el sureste de Italia, por la contaminación que provoca.

“Queremos salvaguardar nuestros puestos porque se quieren librar de nosotros”, se queja este empleado con 23 años en la empresa. “Nosotros no tenemos nada que ver con este gran problema. Proviene de más arriba, mientras nosotros nos quedamos sin trabajo”.

En la operación del lunes, se detuvo a siete personas sospechosas de corrupción por cubrir este escándalo ecológico, tres de las cuales han sido encarceladas. También se bloquearon los accesos a la factoría, aunque centenares de trabajadores forzaron la entrada para ocupar su interior. Solamente en esta fábrica, hay 12.000 personas empleadas.

Las autoridades judiciales investigan las emisiones de dióxido de carbono, que podrían estar en el origen del aumento de casos de cáncer y enfermedades respiratorias en la región. El gobierno había autorizado a Ilva a continuar con su producción si reducía las emisiones.