Mercados españoles cerrados

Vínculos empresariales complicarían a nominada a Medicare

Por BRIAN SLODYSKO y CARLA K. JOHNSON

INDIANAPOLIS (AP) — La seleccionada por el presidente Donald Trump para encargarse de los sistemas Medicaid para ancianos y discapacitados fue asesora del ahora vicepresidente Mike Pence cuando era gobernador de Indiana a pesar de múltiples tratos de negocios, inclusive uno que podría entrar en conflicto con sus deberes públicos.

Una investigación de The Associated Press determinó que Seema Verma y su pequeña empresa en Indianápolis ganó millones de dólares mediante consultorías con por lo menos nueve estados, al mismo tiempo en que ella estaba contratada por Hewlett Packard. La compañía financiera podía beneficiarse de las políticas de salud que la firma de Verma ayudaba a redactar en Indiana y los otros estados.

La firma, llamada SVC Inc., ganó más de 6,6 millones de dólares en comisiones de consultoría cobradas al estado de Indiana desde el 2011, dicen los documentos. Se demuestra que también recibió más de 1 millón de dólares por un contrato con Hewlett, la principal procesadora de Medicaid.

El año pasado, la firma ganó otros 316.000 dólares por trabajos hechos para el estado de Kentucky bajo contrato con HP Enterprises, dicen los documentos obtenidos por la AP mediante solicitudes de publicación de registros públicos.

Según sus resultados financieros divulgados esta semana, Verma tenía un acuerdo para vender SVC Inc. a la Health Management Associates de Lansing, Michigan, 90 días antes de su confirmación.

En un comunicado, un portavoz de Verma dijo que no hay conflicto de interés alguno y que ella cuenta con el apoyo de ex funcionarios que trabajaron con ella cuando Mike Pence, el ahora vicepresidente, era gobernador.

La firma "ha sido completamente transparente en cuanto a su relación con HP y nunca ha habido un conflicto de interés", dijo en un comunicado el portavoz Marcus Barlow.

Verma será interpelada por el Comité de Asuntos Financieros del Senado el jueves. Los demócratas están al tanto de sus negocios, pero tienen inquietudes más amplias sobre sus posturas ante los programas de asistencia social, su falta de conocimientos sobre los programas y su falta de experiencia en la dirección de una organización de gran magnitud.

___

Johnson reportó desde Chicago.