Mercados españoles cerrados

Una cuenta de 1.145 euros por cuatro filetes y un plato de pescado frito

Una cuenta de 1.145 euros por cuatro filetes, un plato de pescado, agua mineral y el servicio, que en Italia va incluido en el total. Eso es lo que pagaron un grupo de cuatro estudiantes japoneses por comer el pasado viernes en Venecia. Un precio claramente abusivo que ha sido denunciado ante la policía y que ha hecho que hasta el alcalde de la ciudad pronuncie al respecto.

El Gruppo 25 Aprile denuncia que la práctica de cobrar precios desorbitados en los restaurantes venecianos a los turistas está muy extendida. (Foto: REUTERS/Stefano Rellandini)

“En los próximos días verificaremos bien este episodio, nos haremos con una copia de la denuncia si, efectivamente, fue presentada y si se confirma este episodio vergonzoso haremos todo lo posible por castigar a los responsables” ha escrito Luigi Brugnaro, el alcalde de Venecia, en un tuit. Y es que la noticia de la milenaria cuenta que tuvieron que pagar estos estudiantes japoneses están dando la vuelta el mundo y da una mala imagen de la ciudad.

Marco Gasparinetti, portavoz del Gruppo 25 Aprile, que se dedica a sacar a la luz este tipo de abusos y que ha sido quien ha hecho pública la denuncia, ha contado que los cuatro estudiantes japoneses pagaron la cuenta y que fue a su llegada a Bolonia, donde estudian, cuando acudieron a comisaría a denunciar lo ocurrido.

El caro manjar que degustaron les fue servido en la Osteria da Luca, cerca de la popular Plaza de San Marcos. Desde el portal noticias Venezia Today se han puesto en contacto con los denunciados quienes la única declaración que han hecho es que no les consta ningún incidente con clientes japoneses.

Aunque la cuenta de 1.145 euros por cuatro filetes y un plato de pescado frito es escandalosa, lo cierto es que no es el único caso denunciado por Gruppo 25 Aprile. Su portavoz ha contado también a este medio local italiano que unos amigos de estos mismos estudiantes decidieron comer en otro restaurante y, aunque salieron mejor parados, también tuvieron que hacer frente a una cuenta exagerada.

Lo que optaron por no sentarse a la mesa de la Osteria da Luca y se fueron a la vecina Trattoria Casanova se encontraron con que les cobraban 350 euros por tres platos de pasta con pescado. Según Gasparinetti no es la primera vez que ocurre algo así en este local, donde tres mujeres pagaron 526 euros por comer pescado en noviembre.

Desde el Gruppo 25 Aprile advierten a los turistas de que esta práctica está bastante extendida y que se dispara con la cercanía del Carnaval. Un abuso en los precios que da una mala imagen de una ciudad tan bonita y que vive del turismo como Venecia. Por eso tienen pensado lanzar una guía on line ‘anti-estafa’ el próximo 27 de enero traducida a varios idiomas.