Mercados españoles abiertos en 6 mins.

Ultimátum a Asociación Inglesa de Fútbol por reformas

Por STEVE DOUGLAS

La Asociación Inglesa de Fútbol recibió el jueves un ultimátum: Tiene que implementar reformas o corre el riesgo de una intervención legislativa de parte del gobierno británico.

El jueves, legisladores británicos pasaron dos horas debatiendo si es que la FA, la federación de fútbol más antigua del mundo, era apta para llevar a cabo sus propósitos, luego que la criticaran por su estructura anticuada, falta de diversidad entre sus integrantes, e incapacidad para reformarse a sí misma.

El debate en la Cámara de los Comunes concluyó cuando la ministro de Deportes de Gran Bretaña Tracey Crouch dijo que el gobierno considerará proponer una ley para presionar a que haya cambios en la FA si es que hasta abril la organización no ha cumplido con sus promesas de reforma.

"El tiempo está corriendo y si es que no hay reformas no solo se le retirarán los fondos públicos, sino que se considerará proponer leyes, regulaciones, y opciones financieras para obtener los cambios necesarios", dijo Crouch. "Si queremos ver una mejor administración del fútbol a nivel mundial, tenemos que comenzar aquí".

La FA fue una de las más grandes críticas de la FIFA durante los escándalos recientes.

"Francamente", agregó, "¿qué derechos tenemos de criticar la administración de la FIFA si la asociación de fútbol del país no es transparente en su propio proceso de toma de decisiones?".

Los legisladores aprobaron una moción de voto de "falta de confianza" en la FA, pero solo es un gesto simbólico y carente de fuera. Solos unos 20 legisladores estuvieron presentes.

Este fue el último intento del gobierno británico para presionar a la FA para realizar cambios dentro de su estructura - por ejemplo, solo hay una mujer en la junta de 12 personas de la FA - y para que sea más fuerte al tratar de diluir la influencia de la liga Premier inglesa.

Crouch ya ha amenazado con retirar parte de los 40 millones de libras esterlinas (50 millones de dólares) de fondos públicos que el gobierno otorga a la FA, si es que la organización no realiza reformas.

"Este debate ha existido durante mucho tiempo, demasiado tiempo", dijo Damian Collins, presidente del comité de cultura, medios y deportes. "La FA, para usar una analogía futbolística, no solo está en tiempo de prórroga, está al final del tiempo de prórroga".

El presidente de la FA Greg Clarke reaccionó al debate diciendo que su organización seguía comprometida a realizar reformas administrativas "conforme al período de tiempo establecido por la ministro".