Anuncio
Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    11.087,50
    -60,00 (-0,54%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.827,24
    -42,88 (-0,88%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0886
    -0,0014 (-0,13%)
     
  • Petróleo Brent

    82,60
    -2,51 (-2,95%)
     
  • Oro

    2.402,80
    -53,60 (-2,18%)
     
  • Bitcoin EUR

    61.437,35
    +230,02 (+0,38%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.382,33
    +51,43 (+3,86%)
     
  • DAX

    18.171,93
    -182,83 (-1,00%)
     
  • FTSE 100

    8.155,72
    -49,17 (-0,60%)
     
  • S&P 500

    5.505,00
    -39,59 (-0,71%)
     
  • Dow Jones

    40.287,53
    -377,49 (-0,93%)
     
  • Nasdaq

    17.726,94
    -144,28 (-0,81%)
     
  • Petróleo WTI

    80,25
    -2,57 (-3,10%)
     
  • EUR/GBP

    0,8424
    +0,0007 (+0,08%)
     
  • Plata

    29,41
    -0,82 (-2,71%)
     
  • NIKKEI 225

    40.063,79
    -62,56 (-0,16%)
     

UBS se recompone en bolsa con subidas de más del 2% mientras Credit Suisse cae más del 50%

UBS se recompone en bolsa con subidas de más del 2% mientras Credit Suisse cae más del 50%
UBS se recompone en bolsa con subidas de más del 2% mientras Credit Suisse cae más del 50%

UBS ha llegado a caer más del 12% este lunes tras haber acordado ayer la compra de Credit Suisse después de incrementar su oferta hasta los 2000 millones de dólares, a expensas de lo que digan las autoridades este próximo lunes, según ha informado Financial Times.  A estas horas, UBS sube más del 2% y lleva al precio de sus acciones hasta los 17,40 francos suizos mientras Credit Suisse cae más del 56%, hasta los 0,8 euros francos.

Con la operación, UBS pagará 0,50 francos suizos por cada acción, según el informe. Además, Bloomberg ha informado de que el Banco Nacional de Suiza ha ofrecido 100.000 millones de dólares en liquidez para afrontar la operación.

UBS se recompone en bolsa con subidas de más del 2% mientras Credit Suisse cae más del 50%
UBS se recompone en bolsa con subidas de más del 2% mientras Credit Suisse cae más del 50%

El principal banco suizo habría presentado una oferta inicial de 1.000 millones de dólares que habría sido rechazada por considerarla demasiado baja y perjudicial para los accionistas, según había informado Bloomberg. La adquisición de UBS presenta múltiples complejidades. La entidad financiera está pidiendo al Gobierno que asuma ciertos cambios legales y posibles pérdidas futuras.  Por ejemplo, la normativa suiza obliga a respetar un plazo de seis semanas para consultar al accionariado sobre una adquisición, por lo que se barajan cambios legislativos para evitar este retraso y facilitar la fusión de los dos principales bancos suizos.

ANUNCIO

Ese veto al voto de los accionistas ha generado un fuerte rechazo entre algunos de los dueños de UBS y Credit Suisse, que han criticado la decisión. Vincent Kaufmann, director ejecutivo de la Fundación Ethos, con presencia en ambos bancos, fue rotundo sobre esta muestra de mal gobierno corporativo: «No puedo creer que nuestros miembros y accionistas de UBS estén contentos con esto», dijo. «Nunca he visto tales medidas; muestran lo mala que es la situación».

Credit Suisse lleva varios meses en crisis por reiterados escándalos y la situación se ha agravado en la última semana, en la que ha perdido una cuarta parte de su valor bursátil. Por ello el Banco Nacional Suizo acudió al rescate proporcionando hasta 50.000 millones de francos en efectivo. Si bien Credit Suisse evitó un rescate durante la crisis financiera, en los últimos años ha sido golpeado por una serie de escándalos, cambios de liderazgo y problemas legales. Los clientes habían retirado más de 100.000 millones de dólares en activos en los últimos tres meses del año pasado a medida que aumentaban las preocupaciones sobre su salud financiera, y las salidas continuaron incluso después de que recurrió a los accionistas en un aumento de capital de 4.000 millones de francos.

Credit Suisse ha dicho a su personal que por ahora sus activos patrimoniales están operativamente separados de UBS, pero una vez que se fusionen, algunos clientes podrían considerar trasladar activos patrimoniales a otro banco si la concentración supone una preocupación, según un documento interno.  "Por ahora, los activos siguen separados legalmente. Una vez que esto cambie, ustedes (los clientes) podrán, por supuesto, considerar la posibilidad de trasladar algunos de sus activos a otro banco si la concentración es motivo de preocupación", decía la nota enviada por Credit Suisse a su personal y recogida por Reuters. Esta respuesta se sugiere al personal de Credit Suisse si los clientes les preguntan qué deben hacer si también son clientes de UBS y quieren evitar una excesiva concentración de activos, que puede ser motivo de preocupación para los clientes adinerados.

La operación convertirá a UBS en el único banco global de Suiza, y la economía suiza dependerá en mayor medida de un único banco."La debacle de Credit Suisse tendrá graves ramificaciones para otras instituciones financieras suizas. Se ha esfumado una reputación nacional de gestión financiera prudente, supervisión reguladora sólida y, francamente, de ser un tanto adusta y aburrida en materia de inversiones", dijo Octavio Marenzi, consejero delegado de Opimas, en Viena.El presidente de UBS, Kelleher, dijo en una conferencia de prensa que liquidará el banco de inversión Credit Suisse, que cuenta con miles de empleados en todo el mundo. UBS dijo que esperaba un ahorro anual de costes de unos 7.000 millones de dólares para 2027.

¿Qué ocurrirá con los bonistas de Credit Suisse?

Ahora la duda está en qué ocurrirá con los bonistas de Credit Suisse. En virtud del acuerdo, el regulador suizo decidió que los bonos de nivel 1 adicional de Credit Suisse —o bonos AT1— con un valor teórico de 17.000 millones de dólares se valorarán a cero, lo que ha enfurecido a algunos de los tenedores de la deuda que pensaban estar mejor protegidos que los accionistas en el acuerdo de adquisición anunciado el domingo.La preocupación por lo que esto podría significar para los tenedores de bonos AT1 emitidos por otros bancos se suma a la persistente ansiedad por una serie de otros riesgos, como el contagio, la frágil situación de los bancos regionales estadounidenses y el riesgo moral.