Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    7.583,50
    -191,20 (-2,46%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.348,60
    -78,54 (-2,29%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9693
    -0,0145 (-1,47%)
     
  • Petróleo Brent

    86,75
    -3,71 (-4,10%)
     
  • Oro

    1.651,70
    -29,40 (-1,75%)
     
  • BTC-EUR

    19.642,96
    -147,07 (-0,74%)
     
  • CMC Crypto 200

    434,61
    -9,92 (-2,23%)
     
  • DAX

    12.284,19
    -247,44 (-1,97%)
     
  • FTSE 100

    7.018,60
    -140,92 (-1,97%)
     
  • S&P 500

    3.693,23
    -64,76 (-1,72%)
     
  • Dow Jones

    29.590,41
    -486,27 (-1,62%)
     
  • Nasdaq

    10.867,93
    -198,88 (-1,80%)
     
  • Petróleo WTI

    79,43
    -4,06 (-4,86%)
     
  • EUR/GBP

    0,8927
    +0,0188 (+2,15%)
     
  • Plata

    18,83
    -0,78 (-3,99%)
     
  • NIKKEI 225

    27.153,83
    -159,30 (-0,58%)
     

Tres electrodomésticos que debes aprender a usar para no arruinarte

·4 min de lectura

¿Sientes remordimientos cuando pones el aire acondicionado? Sobrevivir a la factura de la luz se ha vuelto como el Grand Prix del verano, toda una yincana en la que nos vemos desconectando dispositivos electrónicos que no se usan justo en el momento, tratando de aprovechar al máximo las horas valle e incluso pasando a veces algo de calor (o frío, cuando llegue el momento) por no gastar demasiado. Consecuencias que se derivan del aumento de la tarifa de la luz, que se ha multiplicado por 9 en los últimos dos años, con un incremento aún más notorio por la guerra de Ucrania, a la que ahora se suma la petición europea de ahorrar electricidad de cara al invierno. Así que toca no despilfarrar, gastar de forma inteligente y utilizar de manera eficiente esos electrodomésticos de los que no hay escapatoria.

En este sentido, hay tres electrodomésticos que ocupan más de una tercera parte del consumo medio de cada hogar, según los datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). El primero es el frigorífico, que consume una media de 662 kWh al año, lo que supone un 19% de la factura de la luz aproximadamente. Le sigue la lavadora, con 255 kWh anuales, y el lavavajillas con 246 kWh anuales. Más allá de tratar de comprar electrodomésticos energéticamente eficientes y utilizarlos en las horas donde la luz es más barata, se pueden seguir una serie de pautas que conseguirán ahorrar bastante a final de mes.

Trata de abrir la puerta lo menos posible y cerrarla cuanto antes. Foto: Getty Creative.
Trata de abrir la puerta lo menos posible y cerrarla cuanto antes. Foto: Getty Creative.

El frigorífico

Este electrodoméstico debe estar instalado lejos de fuentes de calor, como el horno, la vitrocerámica o el radiador, no recibir el sol directo y tener espacio alrededor para que circule el aire. Cuando más caliente esté el exterior, más energía gastará para mantener el interior frío. También se debe limpiar la parte trasera del frigorífico habitualmente para que no se obstruya la salida del aire.

En cuanto a la temperatura, la nevera debe mantenerse entre los 4 y los 6ºC, suficientes para conservar los alimentos de manera adecuada. En el caso del congelador, se recomienda no bajar de -18ºC. Además, trata de abrir la puerta lo menos posible y cerrarla cuanto antes; para ello, lo ideal es organizar bien los productos y distribuirlos según sus necesidades de frío.

También debes poner atención a que no se produzca escarcha, ya que aumenta considerablemente el gasto energético. Para ello, descongela el frigorífico una o dos veces al año y revisa la junta hermética de la puerta en caso de que se forme demasiado hielo.

La lavadora

Puesto que el mayor gasto energético en este electrodoméstico procede del uso de agua caliente, trata de utilizar programas con una menor temperatura cuando tus necesidades lo permitan. Por lo general, uno de 40ºC suele ser suficiente para muchos tipos de lavados y permite ahorrar hasta un 40% de electricidad respecto a uno de 60ºC.

Pon en marcha la lavadora cuando esté llena, a más del 90% de su capacidad. Esto ahorrará energía y también mucha agua en número de lavados. La opción de media carga no es una buena medida ya que el consumo es prácticamente el mismo. Evita también los programas con prelavado, que solo son útiles en caso de ropa extremadamente sucia.

El lavavajillas

La opción del lavavajillas siempre es recomendable frente a la de fregar a mano para ahorrar tiempo y agua. No obstante, al igual que con la lavadora hay que esperar a que el electrodoméstico esté lleno para ponerlo en marcha. Los programas de media carga tampoco son de gran utilidad, ya que gastarás más agua y electricidad si lavas dos veces en este modo que si esperas a completar todo el espacio.

Trata de utilizar programas económicos de lavado con una temperatura de unos 50ºC, que suele ser suficiente en la mayoría de casos. Reserva los programas de lavado profundo para casos en los que la vajilla esté realmente sucia. Además, recuerda poner agua en las ollas y sartenes cuando aún están calientes a modo de prelavado, lo que permitirá que se limpien a menor temperatura.

Si sigues esta serie de pautas, conseguirás ahorrar bastante a final de mes y sobrevivir a las facturas que te lleguen este invierno.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

También de interés: