Mercados españoles abiertos en 6 hrs 9 min

Ryanair cambia sus reglas para hacer check-in online y tocará volver a rascarse el bolsillo

Ryanair ha anunciado que cambia su política de check-in online acortando el plazo a la mitad. Así, y desde el próximo 13 de junio, quienes viajen con la compañía podrán sacar su tarjeta de embarque entre 48 y dos horas antes del despegue. Esto significa que si no se quiere pasar por caja y pagar, habrá que ingeniárselas para hacerlo desde la aplicación móvil para el vuelo de vuelta -salvo viajes muy cortos- o pagar por elegir asiento, extra que amplía el plazo de la facturación a 60 días.

Raynair reduce el plazo para hacer check-in gratuito a entre 48 y dos horas antes del despegue. (Foto: AFP)

Hasta ahora se disponía de cuatro días, con lo que si el viaje era una escapada de fin de semana o de puente, por ejemplo, el cliente de Ryanair podía salir de casa con las tarjetas de embarque tanto de la ida como de la vuelta bajo el brazo o descargadas en el móvil de manera gratuita. Ahora es no será posible salvo viajes con ida y vuelta de un día para otro. Los viajeros que no quieran pagar tendrá que usar la aplicación del móvil -algo que facilita el hecho de que en Europa se apliqué ya la misma tarifa de datos que se tiene en el país de origen sin coste adicional- o ingeniárselas para imprimirlas en algún sitio durante el fin de sus vacaciones.

La aternativa que se ofrece desde la compañía, si no se hace nada de lo dicho anteriormente, es pagar por una reserva de asiento. Cuesta un mínimo de 3 euros e incluye la posibilidad de realizar el check-in hasta 60 días antes de que parta el vuelo contratado. De lo contrario, si no se paga por ello o no se consigue hacer desde el móvil o cualquier otro dispositivo que permita imprimir, tocará hacerlo directamente en el aeropuerto pagando los 20 euros que, según indica la política actual de la compañía irlandesa, es el cargo por sacar la tarjeta de embarque in situ.

Este no es el primer recorte en este sentido que hace Ryanair, que recuerda que pese a todo sigue ofreciendo una horquilla de tiempo superior a la de otras compañías como British Airways, Lufthansa, Aer Lingus, Iberia y Norwegian, según recogen en The Telegraph. Hace dos años se podía hacer el check-in online con hasta una semana de antelación.

Una nueva medida que recorta las ‘ventajas’ de volar con la aerolínea irlandesa que no gusta a los usuarios y cuya solución es pagar. Lo mismo pasó hace unos meses cuando cambió la política del equipaje de mano estableciendo que quienes quisiesen volar con su maleta en cabina debían pagar los cinco euros que cuesta el embarque prioritario. Tres euros por asiento, cinco por embarque prioritario… Al final todo va sumando y el coste del billete se encarece.

Quienes ya hayan reservado un vuelo con Ryanair para volar después del 13 de junio, cuando entrará en vigor la nueva política, tienen hasta el 19 de mayo para cancelar su reserva y que les devuelvan el precio íntegro del billete. Eso sí, tendrán que hacer cuentas de si les compensa eso o pagar tres euros por reserva de asiento, si es que no lo habían hecho ya, y seguir con sus planes de viaje como estaban.

Las quejas en redes sociales no se han hecho esperar.