Mercados españoles cerrados en 2 hrs 35 min
  • IBEX 35

    8.137,00
    -6,20 (-0,08%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.504,47
    -3,51 (-0,10%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1903
    +0,0007 (+0,06%)
     
  • Petróleo Brent

    48,21
    +0,35 (+0,73%)
     
  • Oro

    1.811,70
    +7,10 (+0,39%)
     
  • BTC-EUR

    16.254,21
    +60,69 (+0,37%)
     
  • CMC Crypto 200

    383,50
    +13,75 (+3,72%)
     
  • DAX

    13.276,82
    -15,62 (-0,12%)
     
  • FTSE 100

    6.394,12
    -38,05 (-0,59%)
     
  • S&P 500

    3.635,41
    +57,82 (+1,62%)
     
  • Dow Jones

    30.046,24
    +454,97 (+1,54%)
     
  • Nasdaq

    12.036,79
    +156,15 (+1,31%)
     
  • Petróleo WTI

    45,22
    +0,31 (+0,69%)
     
  • EUR/GBP

    0,8925
    +0,0023 (+0,26%)
     
  • Plata

    23,44
    +0,14 (+0,60%)
     
  • NIKKEI 225

    26.296,86
    +131,27 (+0,50%)
     

El baño de realidad de una investigadora del CSIC: cenas y comidas navideñas por videollamada

M. J. Arias
·3 min de lectura

Desde hace ya algún tiempo circula por redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea un meme, broma o presagio (como se le quiera llamar) en el que se apunta a la posibilidad de que este año la Navidad se celebre por Zoom, ese programa de videollamadas y reuniones virtuales que tan popular se ha hecho en los últimos meses por la pandemia. Pues lo que parecía una gracia sin más se ha convertido en recomendación de expertos. Así se desprendía este lunes de los comentarios hechos por la investigadora del CSIC Isabel Solá a su paso por El programa de Ana Rosa.

El meme sobre una Navidad virtual que circula desde hace tiempo. (Foto: Twitter / @corona_vid19)
El meme sobre una Navidad virtual que circula desde hace tiempo. (Foto: Twitter / @corona_vid19)

Tener que ‘cancelar’ la Navidad es uno de los mayores temores actuales. No solo por el daño económico que supondría, que también, si no por el mazazo psicológico que puede suponer para la población no poder reunirse con los suyos, después de meses y meses de pandemia, en fechas tan señaladas. Solá lo sabe y por eso reconoce que aunque “no es atractivo” como opción, hay que ser conscientes del peligro que suponen las comidas y cenas navideñas en tiempos de coronavirus.

De ahí la sugerencia de esta investigadora del CSIC de “reinventarse” y dejar a un lado este año “celebraciones con muchas personas en una misma casa”, como recoge 20 Minutos. La alternativa para poder estar todos juntos de alguna manera y sin riesgo de contagio está en un “contacto virtual” a través de las videollamadas que ofrecen plataformas como Zoom o similares.

Estamos en una situación excepcional y hay que vivirlo con esa sensación y con la responsabilidad de evitar que las Navidades sean un motivo más de un aumento generalizado”, advertía a su paso por el programa matinal de Telecinco.

Y es que, por mucho que no se quiera oír o algunos se resistan a ello, la idea de que en diciembre se esté en una situación mucho mejor suena a utopía. Solá ha hablado de las reuniones virtuales como alternativa a las físicas, pero no es la única que ha avisado del peligro de esas fechas.

Expertos consultados por eldiario.es han coincidido a la hora de poner en evidencia el riesgo que supone marcarse finales de diciembre como meta para relajar las medidas recordando lo que ocurrió en verano, cuando consideran que se aceleró la desescalada para avivar la campaña estival provocando la propagación del virus de nuevo.

En este sentido, lo primero que advierten es que si algo ha demostrado hasta ahora el coronavirus es que no se puede predecir cuál será la situación a dos meses vista. “La duración del estado de alarma responde más a razones legales o políticas que científicas. Eso está claro”, valora el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública, Fernando Rodríguez Artalejo, quien añade que cree “que hasta verano, como pronto, no vamos a estar fuera de la situación pandémica. Aunque tengamos la vacuna en diciembre o enero, hay que ver lo eficaz que es, cómo administrarla… y todo eso no tiene mucho que ver con lo que dure el estado de alarma”.

De ahí que alerten del riesgo de marcarse plazos como el navideño. “Los seis meses no es nada exagerado porque desde el punto de vista epidemiológico pensar que esto va a estar controlado en Navidad es un sueño: no acompañan la climatología ni la incertidumbre sobre cómo se van a traducir las medidas del consejo interterritorial”, sentencia la epidemióloga Pilar Serrano Gallardo. Además, esta experta se hace una pregunta que ella misma responde de manera rotunta: “¿Va a mejorar milagrosamente? No. La Navidad es un deseo, pero nada hace pensar que la situación vaya a estar mejor”.

De ahí el aviso directo de Daniel López Acuña, exdirector de Acción Sanitaria de la OMS: “Que no nos entre el frenesí navideño como nos entró el frenesí del verano”. Ante un panorama así, la opción de Solá de las reuniones virtuales, aunque poco cálida para un tiempo como el navideño, parece ser lo más aconsejable y responsable.

EN VÍDEO | 'Sí, Quiero' a través de la aplicación Zoom por la cuarentena