Mercados españoles abiertos en 2 hrs 20 min

¿Quién se queda con el reposabrazos? Las reglas de cortesía en los vuelos

Foto de Getty Images

Las turbulencias y las demoras pueden volver molesto volar, pero a menudo, la peor parte de estar en un avión es que hay otros pasajeros. De hecho, hay pocas cosas peores que quedar atrapado en un vuelo de travesía junto a una persona que huele mal o que habla demasiado. La pregunta es: ¿cuál es la mejor forma de lidiar con estas incómodas circunstancias?

Justo a tiempo de cara a los próximos viajes vacacionales, British Airways ha encuestado a pasajeros de todo Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia para encarar las grandes preguntas relacionadas con las reglas de etiqueta en los aviones. Estos son los aspectos más destacables:

Guerras de codos

Uno de los debates más candentes al volar se centra en los reposabrazos y en quién tiene derecho a usarlos. En general, el 67% de los encuestados están de acuerdo en que deben usar un reposabrazos y dejar el otro para la persona de al lado. Aun así, el 47% de los encuestados británicos y el 42% de los viajeros estadounidenses suelen reclamar ambos si se encuentran en el asiento del medio. Por el bien de todos los viajeros, pongámonos de acuerdo en cumplir con la regla de usar uno y ceder el otro.

Sin calcetines, no hay servicio

No es raro que los viajeros se saquen los zapatos durante vuelos largos, y la mayoría de encuestados dicen que no les parece algo ofensivo. Sin embargo, la mayoría sí que se pone firme si los pies quedan desnudos. Según la encuesta, el 87% de viajeros dicen que es totalmente inaceptable sacarse los calcetines durante el vuelo. No se les puede culpar por ello. La roña de los pies existe. Y huele mal.

¿Despertar o no despertar al compañero de al lado?

Imaginemos esta situación: estás sentado en el asiento de ventana y te dan ganas de ir al baño. No puedes aguantar mucho tiempo, pero la persona sentada en el asiento de pasillo está durmiendo y no quieres molestarla. ¿Qué haces? Según el 80% de viajeros encuestados, está todo bien con despertar a un vecino dormido, pero el 40% dice que solo se puede hacer una vez por vuelo.

Pero digamos que ves un pequeño espacio e intentas pasar desapercibido por el asiento sin despertar a tu compañero de vuelo. ¿Cruzas dándole la cara? ¿O te arriesgas a ponerle el trasero en la cara? En Estados Unidos, los encuestados se posicionaron de forma equilibrada, pero al final, el 54% coincidía en que la forma menos ofensiva de salir era dando la cara.

Si el pasajero/a sentado cerca de ti está roncando, la mayoría de los viajeros suelen no intervenir. Un 66% que dice que subiría el volumen de la música para aplacar el sonido. Aun así, el 20% de viajeros británicos dijeron que empujarían a su vecino, le despertarían y harían ver que había sido un accidente. ¡Qué grosero!

El secreto mejor guardado

Y finalmente, la pregunta que ha atormentado a los pasajeros durante décadas: ¿tienes que hablar con la persona que está sentada a tu lado? Claramente no quieres ser grosero e ignorarla, pero ¿estás obligado/a escuchar a un desconocido hablando sobre el disfraz de Halloween de su gato? La respuesta es, no… al menos en Estados Unidos. Mientras que el 83% de encuestados dicen que un saludo rápido y una sonrisa son de buena educación, el 42% de viajeros estadounidenses dicen que es de mala educación compartir historias personales.

¿Qué pasa si tu compañero de asiento no entiende? En Estados Unidos, el mismo 42% cree que es totalmente aceptable agradecer al compañero de asiento y ponerse los auriculares. En Reino Unido, los viajeros recomiendan ir al baño y tomarse un rato con la esperanza de que la persona habladora se dé cuenta por sí misma.

Desafortunadamente, estas reglas no se aplican cuando viajes con pasajeros franceses o italianos. Un 80% de italianos creen que una corta conversación es adecuada en los aviones, y un 80,5% de encuestados franceses ven un vuelo como una posibilidad de conocer un amigo nuevo.

Brittany Jones-Cooper