Mercados españoles abiertos en 56 mins.

Por qué España no es una potencia mundial en energía solar

Jaime Quirós – España es el país con con mayor radiación solar de Europa, pero Alemania tiene casi 10 veces más potencia instalada para generar energía solar. Puede sonar increíble, pero es cierto. Los últimos Gobiernos del PSOE apostaron decididamente por las renovables en general y en concreto por la solar, incentivándolas con subvenciones a través de un modelo poco consistente que a la postre hinchaban la factura de la luz de todos los consumidores.

Vino el PP y se produjo un bandazo de 180 grados, algo, por desgracia, bastante habitual en nuestro país. Rajoy puso la proa a la energía renovable y especialmente a la solar, que escapa al control de las grandes eléctricas. No sólo se dejó de incentivar sino que a la solar se impuso un recargo -el famoso impuesto al sol- que de facto ha frenado el desarrollo de esta energía limpia, mientas eclosiona en todo el mundo, incluso en los países productores de petróleo. Estados Unidos por ejemplo, instaló más potencia de origen solar el año pasado que de cualquier otra fuente de generación. El 40% de la nueva potencia instalada en 2016 fue solar en ese país.

Ahora el Gobierno español, arrastrando los pies, ha decidido volver a darle un empujón a las renovables para intentar cumplir con las exigencias de reducción de las emisiones de CO2 en el horizonte 2020. Pero de nuevo la energía solar ha salido penalizada. Parece que las eléctricas tradicionales siguen teniendo el timón de la nave energética.

La energía solar fotovoltaica sólo se adjudicó un megavatio de los 3.000 subastados en la megapuja para relanzar las energías verdes en el país. Es decir, que en este asunto de la energía solar Spain is different.

El resultado de la puja favoreció enormemente a la energía eólica. Los proyectos para instalar nuevos aerogeneradores se hicieron con una capacidad de 2.979 megavatios, equivalente al 99,3% de la capacidad subastada por el Gobierno.

[También de interés: España adjudica 3.000 MW en subasta de renovables]

Un operario de mantenimiento trabaja con varios paneles solares en Villadelmiro, en el norte de España, el 10 de febrero de 2015 (AFP/Archivos | César Manso)

La patronal de la industria solar fotovoltaica, Unef, lo tiene claro. “El mal diseño y las reglas de la subasta, ha generado una situación de empate entre las ofertas presentadas por la fotovoltaica y la eólica, y han dado ventaja a esta última tecnología” ya que  a igual oferta económica, se impone la que aporte más horas de funcionamiento. Y esto favorece a la eólica.  “Las reglas de este concurso no han dejado ejercer a la fotovoltaica su competitividad”, añade.

Por todo ello, la asociación, que esperaba que esta subasta fuera un espaldarazo para la solar y disipara la inseguridad jurídica en que se mueve este negocio, ya ha interpuesto un recurso ante el Tribunal Supremo para anular la subasta y ha anunciado que presentará una denuncia ante la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea.

Un experto en energía renovable, como Carlos García Buitrón, director general de la eléctrica ecovatios, que vende energía 100% renovable procedente de todo tipo de fuentes, considera que la fotovoltaica pese a todo se abre paso en España ya que “es la energía que más beneficios puede aportar a los consumidores dado que, si tuviese un peso de potencia instalada parecido al que ahora tiene la eólica, podría bajar los precios mayoristas de electricidad en las horas centrales del día, que suelen estar entre las más caras.  Y añade que “esta reducción de los precios de mercado mayorista tendría un efecto positivo tanto en el presupuesto de las familias como en la competitividad de las empresas”.

Pese a las trabas oficiales, es cierto que hoy día cualquiera puede presentar un proyecto para que sea autorizado. No recibirá primas y tendrá que soportar el impuesto al sol, que penaliza a las instalaciones con potencias relativamente elevadas. Pero “ni siquiera ese impuesto está paralizando esta fuente de energía. “Debido a la radical bajada de costes de la tecnología, los proyectos de autoconsumo en España tienen retornos de la inversión de entre 6 y 9 años y generan ahorros de hasta el 40 % en la factura eléctrica”, añade Carlos García.

Y entonces, si el marco de juego en vez de ser hostil hacia la solar fuera al menos neutro, ¿dónde estaría nuestro sistema eléctrico? ¿Cuánto se generaría con luz solar y cuántas emisiones menos de CO2 estaríamos generando? Y sobre todo, ¿cuánto nos estaríamos ahorrando en la factura de la luz? El Gobierno tiene la respuesta. Ahora acaba de anunciar una nueva subasta de potencia renovable. Veremos a ver si por fin luce el sol.

IDNet Noticias