Mercados españoles abiertos en 6 hrs 4 min

Por qué la Reserva Federal está obligada a reducir aún más las tasas con un yuan más débil

La devaluación de la moneda china como arma en la guerra comercial en marcha con Estados Unidos podría dar como resultado una política más agresiva por parte de la Reserva Federal.

“Los aranceles, la liquidación en los mercados mundiales y el fortalecimiento del dólar estadounidense obligarán a la Reserva Federal a reducir aún más las tasas de interés”, dice Alicia Levine, directora de estrategia de BNY Mellon Investment Management.

China permitió que el yuan se debilitara por encima del umbral psicológico de 7 los yuanes con respecto al dólar por primera vez en más de una década.

Inversores de todo el mundo respondieron rápidamente bajando el precio de las acciones y corriendo a resguardarse en el oro y los bonos del Tesoro, que son relativamente seguros.

En Wall Street, el Promedio Industrial Dow Jones se hundió más de 500 puntos, o más de un 2% en el mediodía, tras liquidaciones del 1%-2% en los índices bursátiles principales de Asia y Europa.

‘¿Lo estás escuchando, Reserva Federal?’

El presidente Trump tuiteó rápidamente lo que pensaba e hizo un llamamiento a la Reserva Federal, otra vez más:

Aunque un banco central no está obligado a meterse en los mercados de divisas, los analistas dicen que un dólar más fuerte coloca en una posición de desventaja a Estados Unidos en el escenario mundial debido a que los bienes y servicios fabricados en Estados Unidos son más caros en comparación con otras divisas mundiales.

“Ya se espera un recorte de 25 puntos básicos [en septiembre]”, le dijo Levine a Yahoo Finance. “Si hubo alguna pregunta, esa pregunta ya no sirve”.

Levine dice que la Reserva Federal debería haber recortado 50 puntos básicos en julio para dejar de “perseguir al mercado”. Ella se pregunta con qué herramientas contará la Reserva Federal para combatir una recesión económica, si es que ocurre y cuándo ocurra. La Reserva Federal redujo 25 puntos básicos la tasa de interés en su reunión de fijación de políticas el pasado 31 de julio, la primera vez que el banco central redujo la tasa de interés de referencia desde que tuvo que hacer frente a la crisis financiera de 2008.

Alexis Christoforous