Papa Francisco es hospitalizado por problemas respiratorios. Esto es lo que sabemos de su estado de salud

·4 min de lectura
Papa Francisco es hospitalizado por problemas respiratorios. Esto es lo que sabemos de su estado de salud

Este miércoles, el papa Francisco fue internado en el Hospital Gemelli por problemas cardiacos, según informó el Vaticano; además de que permanecerá ahí por varios días tras una infección pulmonar.

Según el director de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, “el Santo Padre se encuentra en Gemelli desde esta tarde para controles previamente programados”. Horas más tarde, el vocero confirmaría que los análisis arrojaron una “infección respiratoria (excluido el COVID-19)”, lo cual requeriría un tratamiento hospitalario.

Debido a estos hechos, se presume que las actividades del papa Francisco programadas para el resto de la semana, quedarán suspendidas hasta nuevo aviso.

Según recoge el diario El Mundo, el papa comenzó a sentir dolores en el pecho por la mañana, justo después de la audiencia celebrada en la Plaza de San Pedro, cuando el religioso se encontraba en su residencia de la Casa Santa Marta.

Casi de inmediato, su enfermero personal, Massimiliano Strappetti, le aconsejó acudir al Servicio de Cardiología para someterse a una evaluación más precisa.

La agencia de noticia italiana ANSA reveló que al sumo pontífice le fue practicada una tomografía del tórax y esta resultó negativa en cuanto a algún problema cardiaco se refiere. Según el medio, el papa Francisco fue “valorado con alivio general”; además de que “la saturación de la sangre es correcta”, refirió.

Según algunas versiones extraoficiales, el papa no tenía previsto ningún ingreso hospitalario y mucho menos en vísperas del Domingo de Ramos y las celebraciones de Semana Santa, el momento más importante del año para el Vaticano.

Hasta el momento, se tiene conocimiento que el sumo pontífice padece de dolores crónicos de rodilla, lo cual lo ha obligado a usar silla de ruedas en los últimos meses. En 2021, el papa fue ingresado al mismo centro médico para extirparle una parte del colon por una estenosis diverticular; en ese entonces, estuvo hospitalizado durante 11 días.

¿Qué pasa si muere el papa?

Dados los constantes problemas de salud del papa Francisco, muchos internautas se han preguntado qué pasaría si el sumo pontífice muere. De acuerdo a las normas vigentes del Vaticano, existe un protocolo en caso de que el religioso muera y aún no se haya elegido a un sucesor mediante un cónclave de posibles candidatos.

El Vaticano cuenta con un martillo de plata con el que golpeará tres veces la frente del papa mientras repite su nombre. De esta manera, se comprobará que, efectivamente, el prelado falleció.

Una vez que se constate su muerte, autoridades del Vaticano le retirarán el anillo que lleva y con el cual sella todos los documentos oficiales. Este objeto se prensa con un mazo hasta que ya no se pueda distinguir la huella del mismo; de esta manera, se evitan falsificaciones y se marca el fin de un papado.

Si el papa muere y aún no tiene un sucesor, el camarlengo deberá cerrar el estudio y habitación del pontífice fallecido y esperar la llegada de uno nuevo. Según la tradición, nadie puede tocar las pertenencias del papa, más que un pontífice electo. Las llaves del cuarto y estudio del religioso son resguardadas con mucho celo.

Como parte de la ceremonia, las campanas de San Pedro repican como lo marca la tradición, y el cuerpo es preparado para su conservación por los forenses del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Roma; luego será vestido con un atuendo de luto propio de los papas para ser expuesto en alguna sede religiosa.

Finalmente, el cuerpo yacerá en una triple caja; primero una de ciprés, una de plomo y después una de nogal. En el ataúd que está diseñado para cada uno de los papas fallecidos, se coloca un crucifijo y una Biblia abierta.