Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.933,60
    +44,80 (+0,50%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.808,86
    +68,55 (+1,83%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0739
    +0,0006 (+0,05%)
     
  • Petróleo Brent

    119,25
    +1,85 (+1,58%)
     
  • Oro

    1.850,60
    +3,00 (+0,16%)
     
  • BTC-EUR

    27.141,42
    +73,00 (+0,27%)
     
  • CMC Crypto 200

    625,79
    -3,71 (-0,59%)
     
  • DAX

    14.462,19
    +230,90 (+1,62%)
     
  • FTSE 100

    7.585,46
    +20,54 (+0,27%)
     
  • S&P 500

    4.158,24
    +100,40 (+2,47%)
     
  • Dow Jones

    33.212,96
    +575,77 (+1,76%)
     
  • Nasdaq

    12.131,13
    +390,48 (+3,33%)
     
  • Petróleo WTI

    115,07
    +0,98 (+0,86%)
     
  • EUR/GBP

    0,8497
    -0,0014 (-0,16%)
     
  • Plata

    22,14
    +0,17 (+0,77%)
     
  • NIKKEI 225

    26.781,68
    +176,84 (+0,66%)
     

"El objetivo de Bankinter está en los 6-6,20 euros. Hay que seguir aguantando la volatilidad porque toda corrección es una oportunidad de compra"

·8 min de lectura

Hemos empezado el año con una fuerte rotación sectorial a nivel global y con importantes penalizaciones para sectores como la tecnología y de quality growth. ¿Qué perspectivas a corto plazo ve para este tipo de sectores?

Sí que es verdad que se está profundizando mucho en las caídas de este tipo de sectores; sobre todo donde más ha impactado es en la parte de empresas que eran pura expectativa, es decir, que los beneficios no eran una realidad, y donde los múltiplos a los que cotizaban sobre las ventas reales de las compañías eran disparatados y creo que el ajuste es lógico y normal, ya que al final era una sobrevaloración propiciada por las políticas monetarias de los bancos centrales y cuando los bancos centrales empiezan a retirar estímulos se ha visto que ha empezado el drenaje de los precios de todo ese tipo de compañías. Creo que el año va a ser táctico igual que fue el año pasado porque estamos en un proceso que es una lucha entre el fin de los estímulos de una década y el inicio del endurecimiento de la política monetaria en un escenario de mayores inflaciones, y ese escenario va a dar momentos tácticos a lo largo del año. Este arranque de 2022 ha sido muy fuerte con el value haciéndolo muy bien (aunque los últimos días ya empieza a haber algo de ralentización), y el growth haciéndolo muy mal, pero creo que eso durante el primer trimestre debería seguir funcionando. En la parte growth estamos empezando a ver pánico en algunos sectores y crashes en determinadas cosas, pero creo que hasta que el Fed no relaje su discurso puede quedar todavía tiempo y que, independientemente de que a corto plazo haya habido una toma de beneficios en bancos, petroleras o recursos básicos, es momento para aprovechar esas correcciones y para subirse a esa tendencia que para ponerse nervioso. Creo que el primer trimestre va a ser así, luego después esperamos que la inflación se modere y empezaremos a ver que el growth tácticamente vuelve a las carteras y a incorporarse a los portfolios. Lo que hay que ser ahora es mucho más selectivo en qué incorporamos, y es en la tecnología que va vinculada a beneficios reales, tipo MicrosoftApple o SAP, es decir, donde hay unos números que respaldan a los grupos, donde habrá que posicionarse, o en compañías de lujo, pero en todo caso creo que todavía estamos en medio de la turbulencia y el movimiento táctico será un poquito más adelante; en concreto, será a finales del primer trimestre cuando haya que empezar a pensar en esto.

¿Se atrevería a vaticinar el pico de la inflación?

Por un lado, va a haber el efecto base y el efecto calendario; 2020 fue un año muy negativo para los precios, en 2021 hubo una fuerte recuperación tras el efecto base y hace que las inflaciones sean muy altas y en 2022 ya se modera ese efecto porque las cifras de 2021 ya fueron fuertes. Creo que vamos a tener un primer trimestre en el cual todos los commodities, materias primas en general, han estado subiendo otra vez tras una fase correctiva en el verano pasado y ha sido sobre todo desde diciembre hasta ahora cuando han tenido otra vez una fase impulsiva, y eso nos garantiza que las inflaciones del primer y segundo mes del año van a seguir siendo fuertes y altas y creo que hasta el tercero es muy probable que no se modere. Luego, a lo largo del año debería ir perdiendo fuelle, ya que se está viendo que se están restaurando poco a poco los cuellos de botella, la oferta en toda la parte de microchips, etc., y eso va a hacer que la inflación se vaya moderando y que el pico lo marquemos en este primer trimestre. Pero hay que recalcar que hemos estado una década con inflaciones bajas e incluso periodos de deflación y creo que nos vamos a adentrar en una década en la cual las inflaciones van a estar en un nivel superior por dos motivos: porque los commodities han estado durante una década con China como único demandante prácticamente con el 50% de la demanda a nivel mundial y con Occidente con una demanda en ralentí y eso en un mundo en el que vienen inversiones masivas en infraestructuras tanto en EEUU como en Europa va a hacer que los precios de los comodities estén más altos, lo que deriva en inflaciones más altas; y por otro lado la globalización se ha puesto en jaque con la pandemia del Covid y se ha visto que el proceso de "just in time" fabricando en Asia, metiéndolo en cargueros y llevándolo a tus fábricas, y si se rompe te genera pérdidas millonarias, ha derivado en la repatriación de muchos procesos de producción a zonas más cercanas y eso hace que la mano de obra que se usa para producir sea más cara y también es inflacionista. Y esas inflaciones más altas estructuralmente creo que tiende a normalizar la política monetaria de los bancos centrales y va a hacer que el proceso que hemos vivido de expansión cuantitativa muy probablemente haya hecho pico y lo normal será que vayamos hacia una normalización de las políticas monetarias y, por ende, ese gap excesivo  que había entre el value y el quality growth se vaya cerrando, como estamos viendo, porque deben convivir ambos sectores.

Con las subidas de tipos a la vuelta de la esquina, la atención este 2022 se centra en el sector financiero. Si miramos al Ibex 35, ¿qué banco presenta un buen momento de entrada en estos momentos?

Del día 1 al 15 de enero tuvimos un arranque espectacular de la banca, y ahora estamos viviendo fases correctivas y de repliegue y creo que hay que aprovecharlos. El año va a ir de menos a más y los bancos van a ir ganado tracción en resultados. Creo que si el fin de la pandemia es una realidad como parece y está descontando el sector turismo, va a haber una expansión del crédito y del consumo sobre todo en Europa -una economía que ha tenido restricciones mucho más duras- en el segundo y tercer trimestre del año (en EEUU esto ya lo tuvimos el año pasado con el impulso de los planes de ayuda americanos). Y esta explosión postpandemia va a suponer buenos números en la banca para mediados de año, por lo que creo que posicionarse en compañías como Bankinter, UNICAJA o Caixabank es clave, ya que son entidades en las que tenemos que aprovechar las correcciones de los últimos días para incorporarlas.

Bankinter ya ha presentado resultados. ¿Cómo los ha visto?

Unos resultados de recuperación. El tercer trimestre fue malo y este cuarto no ha defraudado: margen de intereses un 1% arriba y en línea un poquito mejor de lo que se esperaba, comisiones al alza y los gastos subiendo un poquito. Un conjunto de resultados solidos, que muestran recuperación. Bankinter es una entidad de mucha calidad, centrada en rentas altas donde la morosidad es bajísima y en un entorno hostil para el negocio bancario ha sido capaz de generar valor para el accionista, por lo que creemos que en un entorno menos hostil debería seguir haciéndolo e ir ganando tracción y mejorando los ratios y los números del grupo. Nosotros tenemos un objetivo del entorno a los 6 euros y los 6,20 euros y creemos que hacia ese objetivo irá tarde o temprano, por lo que hay que seguir aguantando la volatilidad (porque son sectores más volátiles que otros), ya que toda corrección en Bankinter es una oportunidad de compra.

Más allá del sector bancario, ¿donde ve potencial entre las empresas de bolsa española?

Llevamos de finales de 2021 diciendo que hay que estar en banca, turismo y en la parte de renovables. La banca ahora mismo tiene un entorno más favorable en el que esperamos una explosión del consumo y del crédito a lo largo del segundo y tercer trimestre y que vayan mejorando los números poco a poco, y creemos que en esa convergencia entre sectores growth y value debería ir ganando tracción poco a poco en una normalización de la política monetaria. Y por otro lado el sector turismo parece que está descontando que la pandemia va a entrar en nueva fase menos restrictiva y en ese entorno el sector turismo tiene mucho que recuperar, sobre todo en la parte de aerolíneas y bebidas, como IAG (Iberia), Melia Hotels, Amadeus o Coca-cola. En renovables, pensamos que un crudo en 80 dólares incentiva muchísimo la transformación energética, creemos que los problemas que ha habido de corto plazo con el tema de las cadenas de suministros y el encarecimiento de los paneles solares se ve compensado por unos mayores precios de venta de la electricidad y con un cierre de PPAs mucho más alto y con una venta de los precios de la energía mucho más elevados, y creemos que es un sector con una gran cantidad de proyectos en cartera y una capacidad de crecimiento enorme y la fase correctiva de 2021 tiene que quedar atrás. También nos gustan en la parte de energía Acerinox y Repsol porque creemos que los resultados del cuatro trimestre de ambas compañías van a ser espectaculares y que están en un momento muy dulce de resultados que no está cotizado ni puesto en precios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente