Mercados españoles cerrados

Nada de teléfonos ni tabletas: así son las normas que Bill Gates ha puesto a sus hijos

¿Cómo te imaginas que Bill Gates educa a sus hijos en el campo de la tecnología? ¿Y a Steve Jobs? Uno solo puede imaginar que sus vástagos prácticamente nacieron con un ordenador debajo del brazo, y que no se separan de él en ningún momento. No en vano, así se han hecho multimillonarios su padres. Pero nada más lejos de la realidad. Ninguno de estos dos popes de la tecnología permiten (o permitieron, en caso de Jobs) que sus pequeños tuvieran acceso libre a los gadgets. Sobre todo Bill Gates, que es especialmente estricto en este asunto.

En declaraciones concedidas a The Mirror, Gates revela que “la tecnología puede ser usada de una manera estupenda, para hacer los deberes y para estar en contacto con los amigos. Pero también puede ser peligrosa si su uso es excesivo”.

Bill Gates (AP) 

En ese mismo artículo, el fundador de Microsoft explica que sus tres hijos, con edades que tienen 15, 18 y 21 años respectivamente, han crecido en un hogar en el que no pudieron tener un móvil hasta los 14 años, no pueden usar ningún gadget en la mesa de comer y tampoco pueden conectarse a Internet cuando se acerca la hora de acostarse.

Gates se vanagloria recordando como su prole se ha quejado siempre de que sus amiguitos tenían móviles mucho antes que ellos. Y que los padres de sus vecinos y compañeros de clase no supervisan mucho el uso que hacen de los aparatos electrónicos.

Pero aunque Gates controla estos aspectos, no se pasa de estricto. Por ejemplo, desconoce las contraseñas de las cuentas en redes sociales de sus hijos, pero si controla el tiempo que pasan en la Red cuando no es para estudiar o hacer un trabajo escolar.

Steve Jobs era aún más radical. Por ejemplo, confesó en una entrevista al New York Times que no dejaba que sus hijos usaran el iPad en casa,  y eso que lo había inventado él.

Además de Jobs y de Gates, otros gurús tecnológicos, como Evan Williams, fundador de la empresa Blogger y su mujer utilizan estrategias similares. Por ejemplo, ellos prohiben el uso del iPad para sus hijos a la vez que animan a que lean libros. 

Las estrictas normas de educación tecnológica de Jobs y de Gates están recogidas en el libro ‘Screen Schooled: dos profesores veteranos exponen cómo el uso excesivo de la tecnología hace que nuestros niños sean más tontos‘, escrito por por Joe Clement y Matt Miles, y en el que se analiza el daño que las pantallas hacen en los niños. Y viendo el título de su libro, no hace falta explicar cuál es su tesis principal.