Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.784,30
    +50,60 (+0,58%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.128,44
    -41,43 (-0,99%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1737
    -0,0035 (-0,29%)
     
  • Petróleo Brent

    74,95
    -0,72 (-0,95%)
     
  • Oro

    1.753,60
    -3,10 (-0,18%)
     
  • BTC-EUR

    40.480,84
    -735,88 (-1,79%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.205,09
    -20,44 (-1,67%)
     
  • DAX

    15.488,43
    -163,32 (-1,04%)
     
  • FTSE 100

    6.956,69
    -70,79 (-1,01%)
     
  • S&P 500

    4.438,79
    -34,96 (-0,78%)
     
  • Dow Jones

    34.567,42
    -183,90 (-0,53%)
     
  • Nasdaq

    15.027,12
    -154,81 (-1,02%)
     
  • Petróleo WTI

    71,73
    -0,88 (-1,21%)
     
  • EUR/GBP

    0,8529
    -0,0001 (-0,01%)
     
  • Plata

    22,50
    -0,29 (-1,29%)
     
  • NIKKEI 225

    30.500,05
    +176,71 (+0,58%)
     

Menos cantidad por el mismo precio: así se disimula la subida de los precios de los productos

·4 min de lectura

Cuando parecía que la recuperación económica estaba a la vuelta de la esquina después de los efectos de la pandemia de la Covid-19 en España, ha surgido una nueva polémica que nos hace creer que todavía estamos lejos de ella: la llamada reduflación.

Se trata de una técnica de camuflaje minorista que consiste en reducir las cantidades y los tamaños de los envases de los productos para ocultar la subida en sus precios. Este se ha evidenciado en productos como los helados, cereales, detergentes, bebidas... Los productos vienen en menor cantidad, pero a precios más elevados que hace semanas. Esta realidad ha hecho saltar las alarmas de muchos consumidores, que se sienten estafados por esta cuidada estrategia de marketing.

También de interés:

¿Gastar menos o ganar más?: qué elegir para conseguir tus objetivos financieros

El truco de los tarros para ahorrar más de 1.500€ al año

Qué son las tarjetas virtuales y por qué deberíamos tener una

La reduflación es toda una técnica de camuflaje minorista que consiste en reducir las cantidades y los tamaños de los envases de los productos para ocultar la subida en sus precios. Getty Creative.
La reduflación es toda una técnica de camuflaje minorista que consiste en reducir las cantidades y los tamaños de los envases de los productos para ocultar la subida en sus precios. Getty Creative.

Existen varias razones que explican este fenómeno: que se quieran bajar los precios para que más gente adquiera el producto o que se desee disminuir la carga calórica. Por estas dos razones, los fabricantes argumentan que ofrecen al consumidor el mismo valor por su dinero.

Otras marcas han defendido su estrategia por el incremento del precio de algunas materias primas, como el azúcar o el cacao. Pero esto no es del todo cierto, pues el precio de importación europeo del azúcar lleva disminuyendo desde mediados de 2014. 

Aunque donde sí ha influido la reduflación ha sido en el precio de los productos que contienen mucha azúcar, como mermeladas, chocolates o dulces, que se han encarecido en un 1,22 %. Pero en este caso la medida cobra sentido, pues es una forma de mejorar la salud de la población haciendo que los más golosos reduzcan el consumo de este tipo de productos.

Esta no es la primera vez

Reino Unido ha sido pionera en la elaboración estudios sobre el asunto. La Oficina Nacional de Estadística del país ha descubierto en los últimos cinco años que más de 2.529 productos han reducido el tamaño de su envase sin variar sus precios. A pesar de esto, desde la entidad han descartado que estas decisiones por parte de los fabricantes tengan un efecto significativo en los precios a nivel global.

Como bien señalan los expertos esta no es la primera vez que vivimos este fenómeno. Según los economistas, el uso de la reduflación suele coincidir con las recesiones económicas, cuando los compradores tienden a ser más conscientes de los precios de los productos. También varios periodistas de la BBC dieron constancia del hecho. Estos han analizado durante los últimos cuatro años 19 productos concretos de distintos fabricantes y han llegado a la conclusión de que 18 de ellos han sufrido reducciones en su tamaño.

La reducción de coste se camufla en muchas ocasiones tras colores llamativos, anuncios de precio rebajado o rostros conocidos. Luego existen trucos mucho más discretos, como los bricks y latas más vacías o redondear los cantos de los envases de barritas. Todas estas estrategias de marketing tienen como objetivo distraer la atención del consumidor y conseguir que no se fije en el tamaño.

Toblerone: el caso más sonado

El efecto es evidente en una gran variedad de productos: bolsas de snacks, cereales, aceites, conservas, suavizantes, refrescos y una infinita lista de productos envasados. Pero el caso más sonado se produjo en 2016 en una chocolatina mundialmente conocida, el Toblerone suizo. Muchos lo atribuyeron a una intención de reducir las calorías ingeridas en cada porción, pero esto no dejo de enfadar a sus consumidores, que reclamaban una explicación.

La empresa que estaba detrás del producto, Mondelez Internacional, se vio obligada a hacer un comunicado aceptando esta reducción, que suponía una pérdida del 10 % de su peso. Subrayaron que había mantenido su precio original por una menor cantidad para seguir haciendo accesible el producto para los clientes por los elevados costes internacionales del cacao.

Sin embargo, esta estrategia no les sale gratis a las empresas y es que existe un efecto colateral evidente por parte de los consumidores que tiene que ver con la pérdida de confianza en las marcas. Esta pérdida puede provocar efectos mucho más severos que el ahorro que les supondría mantener el mismo tamaño por el mismo precio.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente