Mercados españoles cerrados

Mazda elimina las pantallas táctiles de todos sus coches para evitar accidentes por distracción

Los seres humanos amamos las pantallas táctiles. Desde que Apple presentó el primer iPhone en 2007, todas las compañías de tecnología de consumo han emprendido un camino que parecía que no tenía marcha atrás: el de eliminar todos los botones físicos y cambiarlos por pantallas que responden ante el tacto. Esta obsesión ha hecho que hasta los frigoríficos o los lavavajillas prescindan de piezas y cuenten con este avance. Y no solo la electrónica ha abrazado esta moda. Otros sectores industriales, como la automoción, también lo han hecho.

Pero si usar un móvil o una tableta táctil es mucho más cómodo que un aparato con botones, con los coches no pasa lo mismo. Estas pantallas brillantes llenas de opciones pueden ser un distractor importante. Y ya sabemos lo que pasa con las distracciones al volante: acaban en tragedia.

Mazda eliminará las pantallas táctiles de sus coches (Mazda)

Por eso Mazda ha decidido eliminar todas las pantallas táctiles de sus coches. Para el fabricante, queda claro que, para controlarlas, los conductores tienen que apartar la vista de la carretera, mirarlas y tocarlas, algo que puede provocar distracciones y accidentes fatales. Todos estos displays serán sustituidos por botones físicos y diales como los de antaño, que permiten su uso sin necesidad de tener que mirarlos (todos sabemos dónde está el botón para bajar o subir las ventanillas, por ejemplo).

Tal y como subrayan en Xataka, los responsables de Mazda comenzaron a estudiar los efectos de las pantallas táctiles en la seguridad al volante, y eso les llevó a la decisión radical: erradicar estos dispositivos de sus coches. El primer modelo en el que se verá este rediseño será el nuevo Mazda 3 que se pondrá a la venta este año.

Pero la ausencia de pantallas táctiles no significará que desparezcan las pantallas. El nuevo Mazda 3 contará con una pantalla de 8,8 pulgadas situada en el centro del salpicadero que no será táctil, sino que se controlará con los ya citados botones y diales. Pero estos mecanismos de control no estarán cerca de la pantalla. Para evitar distracciones, la compañía japonesa los ha situado en el volante y cerca de la palanca de cambios, para que puedan ser fácilmente localizables sin necesidad de que el conductor aparte la mirada de la carretera.

Aunque la gran mayoría de fabricantes incluyen pantallas táctiles en los coches modernos, todavía no se ha publicado ningún estudio sobre si este tipo de dispositivos causan directamente accidentes. El estudio en el que se basa la decisión de Mazda es interno y no se conoce ni siquiera la metodología (no sabemos si Mazda sabe que se han producido accidentes directamente causados por estas pantallas o si solo han evaluado el grado de distracción que provocan).

Lo que es cierto es que las distracciones al volante matan. Según un informe publicado en 2018, la DGT asegura que uno de cada tres accidentes que se producen en la actualidad en España tienen como causa una fatal distracción, ya sea porque el conductor hablaba por el móvil o por otro motivo. Esto ha hecho que las distracciones sean ya la primera causa de accidente en España, por encima del alcohol y las drogas. ¿Quizás va siendo hora de seguir el ejemplo de Mazda?