Mercados españoles cerrados

Los países donde el dinero en efectivo está desapareciendo

Muchos aseguran que el efectivo es el rey, pero todo parece indicar que los métodos de pago más recientes y prácticos están apostando en otra dirección.

En la actualidad, cada vez más países están adoptando sistemas de pagos sin efectivo, como las compras con tarjetas de crédito, los pagos sin contacto, las aplicaciones de banca móvil y las opciones digitales como Apple Pay. Para saber cuáles son los países que están apostando por los pagos más rápidos sin efectivo, Forex, un sitio de viajes de alcance mundial, realizó un estudio en el que comparó 20 de las mayores economías del planeta.

Sistema de pago a través del celular, como Apple Pay, están creciendo rápidamente. Foto de Digital Trends.

El informe señaló que Canadá es el país que más está apostando por la tecnología de pago sin efectivo, lo que podría deberse a que el cambio de actitud de sus ciudadanos comenzó hace ya varios años. Una encuesta realizada en mayo mostró que el 50% de los canadienses están listos para deshacerse de los billetes y las monedas. De hecho, otra encuesta realizada por MasterCard en 2013 reveló que el 90% del valor total de los pagos que realizaron los consumidores en Canadá se produjeron mediante métodos que no recurrían al dinero en efectivo.

Canadá ocupó el primer lugar en esta lista, pero Suecia no se quedó muy rezagada. Entre todos los países que están intentando convertirse en una sociedad libre de dinero en efectivo, muchos creen que Suecia será la primera en conseguirlo. De hecho, en algunos sitios del país ya se ha prohibido el uso de dinero en efectivo, incluyendo los tranvías, autobuses, muchas tiendas y la mayoría de las cafeterías. No obstante, lo más sorprendente es que 900 de los 1.600 bancos que hay en Suecia no permiten que sus clientes depositen ni retiren dinero en efectivo.

El Reino Unido completó los tres primeros puestos, un país en el que el uso del sistema de pagos sin contacto está creciendo rápidamente. De hecho, entre enero y junio del 2016 se movieron unos 9.270 millones de libras esterlinas (unos 12.290 millones de dólares) a través de estos métodos de pago. Esta cifra supera los 7.750 millones de libras esterlinas (10.270 millones de dólares) que se movieron durante el mismo período en el año 2015.

Después de Francia, Estados Unidos ocupa el quinto lugar en la lista de países que apuestan por los pagos sin efectivo. Como todos sabemos, la afición de Estados Unidos por los créditos tiene una larga historia, de hecho, Forex ha revelado que un estadounidense promedio puede tener hasta tres tarjetas de crédito. Quizás por eso solo el 32% de las transacciones minoristas en el 2015 se realizaron con dinero en efectivo, según reveló la Reserva Federal. Sin embargo, uno de los factores que obstaculiza que Estados Unidos funcione completamente sin dinero es el miedo de sus ciudadanos. Un informe realizado por YouGov, una compañía de investigación online, encontró que el 56% de los adultos estadounidenses sienten que los pagos a través del móvil aumentan las posibilidades de fraude y robo.

En el estudio, Forex analizó seis variables, entre ellas el crecimiento de los sistemas de pago sin efectivo, el número de tarjetas de débito y de crédito que posee una persona, así como los pagos realizados que no recurrieron al efectivo.

Brittany Jones-Cooper