Mercados españoles cerrados en 7 hrs 23 min

Los dos secretos de Steve Jobs para lograr una carrera exitosa

Jaime Quiros – Muchas personas se preguntan cuál es la mejor forma de alcanzar el éxito. El emprender es una de las aventuras que más satisfacen cuando salen bien las cosas, pero también la que más decepciona en el supuesto de que la idea no termine calando. El riesgo es el más fiel compañero de una carrera exitosa. Por eso, la pregunta es… ¿qué factores hay que tener en cuenta para salir lo mejor parado posible?

Estas cuestiones parecen muy difíciles de responder, pero basta con observar cómo lo han hecho algunos de los mayores emprendedores en la historia. Uno de ellos fue, sin lugar a dudas, Steve Jobs, fundador de Apple. Con su visión novedosa logró convertir a su compañía en la más grande del mundo. A posteriori, parece que lo hizo de una forma muy fácil, pero tuvo dos secretos en los que centró su creatividad.

El primero de todos, según detalla MarketWatch, la combinación de áreas de interés. Los artistas buscan constantemente fuentes de inspiración. Miran dentro de su campo de especialización, pero también fuera. Por ejemplo, cuando el compositor de jazz Ted Nash estaba buscando una idea para componer una pieza, recurrió a los discursos políticos, que transformó en “Suite Presidencial: Ocho Variaciones en la Libertad”, ganando dos Premios Grammy. Al fusionar campos, creó una producción única.

En el mundo de los negocios Jobs fusionó constantemente áreas de interés. Él abandonó la universidad, pero continuó realizando cursos sin tener la financiación necesaria. “En el momento en el que dejé esas clases obligatorias que no me interesaban, comencé a formarme en aquello que me parecía interesante”, llegó a decir el creador del iPhone.

[También de interés: Un estudio de Harvard demuestra que Apple ralentia los iPhone antiguos para vender los nuevos]

Tim Cook, CEO de Apple, habla en un tributo que se dedicó a Steve Jobs en un evento celebrado en la sede la empresa en Cupertino, California, el pasado mes de septiembre de 2017. REUTERS/Stephen Lam

Uno de esos cursos fue sobre caligrafía, que terminó aplicando a su carrera empresarial: “Si nunca hubiera asistido a ese curso universitario único, el Mac nunca habría tenido múltiples tipos de letra … y dado que Windows terminó copiando a Mac, es probable que ningún PC los tuviera hoy en día”, aseguró.

El segundo de los secretos es el de la construcción de la marca pensando en el largo plazo. Si es abogado, por ejemplo, podría escribir artículos para una publicación relacionada con el derecho. Si es un ejecutivo de ventas, puede encargar a los artistas que desarrollen bellas pinturas para sus clientes.

De hecho, las artes perduran en el tiempo. Jobs le dijo una vez a un director de cine que esperaba que renaciera como director de películas de Pixar. Reconoció que, a pesar de sus contribuciones comerciales, sus innovaciones fueron temporales, hasta que llegó la siguiente gran novedad, como sucedió con el Mac o el iPod.

Sin embargo, no fue así con el famoso estudio de animación hoy día propiedad de Disney, que creó películas que vivirían en los corazones y las mentes de aquellos que las vieron generando una gran experiencia con un resultado absolutamente exitoso. Las ideas buenas perviven más. Y la combinación de ellas garantiza el interés desmedido, la llave de aquello con lo que se sueña.

IDNet Noticias