Mercados españoles abiertos en 5 hrs 9 min
  • S&P 500

    3.585,62
    -54,85 (-1,51%)
     
  • Nasdaq

    10.575,62
    -161,88 (-1,51%)
     
  • NIKKEI 225

    25.958,42
    +21,21 (+0,08%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9825
    +0,0024 (+0,25%)
     
  • Petróleo Brent

    87,97
    +0,01 (+0,01%)
     
  • BTC-EUR

    19.559,17
    -228,64 (-1,16%)
     
  • CMC Crypto 200

    436,80
    -6,63 (-1,50%)
     
  • Oro

    1.676,60
    +4,60 (+0,28%)
     
  • HANG SENG

    17.124,77
    -98,06 (-0,57%)
     
  • Petróleo WTI

    81,60
    +2,11 (+2,65%)
     
  • EUR/GBP

    0,8804
    +0,0023 (+0,26%)
     
  • Plata

    19,22
    +0,18 (+0,92%)
     
  • IBEX 35

    7.366,80
    +66,70 (+0,91%)
     
  • FTSE 100

    6.893,81
    +12,22 (+0,18%)
     

Lilita Carrió no se calla: tiró una bomba y ahora no saben si podría quedar afuera de Cambiemos

·5 min de lectura

Lilita Carrió, la líder de la Coalición Cívica, tuvo su día de furia. No es la primera vez. Pero esta vuelta provocó un ruido ensordecedor dentro de la principal coalición opositora. Justo cuando la lupa estaba puesta sobre las maniobras que el Gobierno intenta hacer para salvar una crisis que se los podría llevar puestos.

"Mal timing" decían ayer en los principales despachos de la oposición. "No se puede actuar con la irresponsabilidad de hacer una denuncia así en un momento tan delicado".

Según el lugar de consulta, la respuesta era distinta. "Lilita viene diciendo esto hace rato. Es lo mismo que cuenta hace 4 años. Nadie salió a desmentir. Les molesta que Lilita lo diga, pero no lo desmienten". Elisa Carrió participaba del programa de TV de Eduardo Feinmann y Johny Viale, cuando le hicieron una pregunta sobre Sergio Massa. Ahí encendió el motor y avanzó sin miramientos: denunció a varios de los dirigentes del PRO, de mantener una "sociedad" con el ahora Ministro de Economía. A quien Lilita acusa y cruza hace mucho tiempo.

La palabra "negocios" no tiene connotación negativa per sé. Pero en política si se la menciona, se refiere a arreglos non santos.

La ex diputada le apuntó directo al presidente del PRO en Diputados, Cristian Ritondo, y al ex ministro de Justicia de Vidal, Gustavo Ferraresi. También al ex ministro del interior, Rogelio Frigerio y al ex titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Las denuncias de Carrió causaron un revuelo que agitó las aguas que estaban calmas en una oposición que aún no logra ordenarse, pero que hasta hoy se veía en algún punto favorecida por la coyuntura.

Carrió provocó un ruido ensordecedor dentro de la principal coalición opositora

Carrió: ¿le pedirán la renuncia en Cambiemos?

"Hay mucha bronca en el PRO y en la UCR, no descartan pedirle la renuncia", dicen muy cerquita de los acusados.

"¿Lilita? ¿Afuera de Cambiemos? Es más peligrosa afuera que adentro", dijo otro de los delfines macristas…. "Estuvo mal Patito. No puede Lilita enterarse por la tele que el acuerdo con Milei avanza". El sobrenombre en diminutivo se refería a Patricia Bullrich. La presidenta del PRO había dicho unas horas antes en un programa de televisión que había estado en Bahía Blanca, Tres Arroyos y Punta Alta junto a los libertarios. Y que con "ellos en los pueblos, tenemos una mejor oferta que soluciona un montón de problemas y no divide".

El detalle era la foto de Javier Milei ponchada mientras Lilita hablaba. ¿Ya estaba preparado? ¿Lo de "la piba" era un anuncio solapado de que el acuerdo con el economista ya estaba cerrado? "Es obvio, Lilita enfureció con eso", aseguraban en una oficina PRO del otro lado de la General Paz.

Desde las oficinas de la ex diputada en cambio insistían: "De ninguna forma, ni vio el programa Lilita. Ella contestó a una pregunta sobre Massa; y dijo lo mismo que contesta hace 4 años, es más habló con Macri el lunes por la noche y le anticipó lo que iba a decir".

Elisa Carrió y Mauricio Macri hablaron el lunes por la noche, algunos inclusive ahora se preguntan si a eso se debe el silencio del ex Presidente.

Es al único que sus balas no llegaron. A Horacio Rodriguez Larreta lo cuidó un poco más, dijo que solo es "amigo" de Massa, intentando cuestionarlo por eso, aunque aclaró que "no tienen negocios".

Elisa Carrió y Mauricio Macri hablaron el lunes por la noche

Justamente del jefe de Gobierno porteño recibió el primer llamado, el mismo martes por la noche. Ni bien terminó el programa de TV en el que Lilita dejó de ser Lilita para convertirse en Carrió. En una breve comunicación telefónica ambos hablaron de lo que acababa de pasar y del ruido que Larreta le adelantó, eso iba a generar.

Después de la explosión tanto dirigentes del PRO como la UCR salieron en fila a criticarla. No le perdonan que a un año de las elecciones haya metido este ruido que además le deja la pelota en el arco al Gobierno.

Patricia Bullrich, la primera en decirle basta a Carrió

En la Rosada aplaudían. Los cuestionamientos de Lilita les dieron oxígeno en un mes cargado de tensiones que pasará a ser el de la inflación más alta en los últimos 20 años. Carrió les hizo un gran favor.

En la noche de ayer, lejos de rectificar sus dichos los ratificó en el Insituto Hannah Arendt. Y fue por más. Dijo preferir morirse a callar la verdad. Y puso sobre la mesa, el debate por su salida: "si quieren que me vaya me voy, pero no me pueden pedir que mienta".

Lo que pase se evaluará probablemente en el encuentro que mañana viernes mantendrán en un restaurante de la Ciudad, Mauricio Macri, Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal, Diego Santilli, Federico Pinedo y Fernando de Andreis. Si bien son encuentros habituales, está descartado que el capítulo Lilita ocupará gran parte del encuentro. De todos modos allí falta la opinión de la UCR. Gerardo Morales, Facundo Manes, Alfredo Cornejo también expresaron su furia anoche.

Por eso no es inimaginable que le puedan pedir su salida. De todos modos, la gran mayoría de la coalición coincide en que la única forma de llegar a la Rosada es mostrando unidad. Y la bomba que tiró Lilita la habría dinamitado. Si tendrán la oportunidad de reconstruirla o no lo sabremos con el correr de los días.

Ni oficialismo ni oposición pueden jactarse de no sufrir internismo, la unidad es un valor que hoy paga doble.