Mercados españoles cerrados en 5 hrs 35 min
  • IBEX 35

    9.186,80
    +27,60 (+0,30%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.214,99
    +9,54 (+0,23%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0722
    -0,0009 (-0,09%)
     
  • Petróleo Brent

    82,79
    +1,80 (+2,22%)
     
  • Oro

    1.885,70
    +6,20 (+0,33%)
     
  • BTC-EUR

    21.468,71
    +7,50 (+0,03%)
     
  • CMC Crypto 200

    528,76
    +3,62 (+0,69%)
     
  • DAX

    15.345,77
    -0,14 (-0,00%)
     
  • FTSE 100

    7.885,95
    +49,24 (+0,63%)
     
  • S&P 500

    4.111,08
    -25,40 (-0,61%)
     
  • Dow Jones

    33.891,02
    -34,99 (-0,10%)
     
  • Nasdaq

    11.887,45
    -119,50 (-1,00%)
     
  • Petróleo WTI

    75,89
    +1,78 (+2,40%)
     
  • EUR/GBP

    0,8932
    +0,0010 (+0,12%)
     
  • Plata

    22,33
    +0,09 (+0,40%)
     
  • NIKKEI 225

    27.685,47
    -8,18 (-0,03%)
     

La muy rentable moda de la dieta sin gluten

Elegir consumir alimentos que no tengan gluten sin ser celíacos ha dejado de ser una moda pasajera par convertirse en todo un estilo de vida. Tanto es así que la industria alimenticia ha puesto su enorme maquinaria en funcionamiento para crear productos específicos y ganar millones. Después de los productos ‘light’ y los de cultivo ecológico llega el ‘gluten free’.

Algo grande debe estar pasando cuando una empresa como McDonalds lanza en Reino Unido un menú especialmente diseñado para aquellos que no desean tomar gluten. En su historia, la cadena no ha creado ni una sola hamburguesa para vegetarianos -y eso que los sucedáneos de carne han evolucionado de una manera increíble en ventas y sabor- ni un menú para diabéticos, por nombrar una enfermedad. El producto, que incluye unos panecillos hechos sin harina de trigo, se puede consumir desde el pasado 21 de octubre.



Las ventas de productos sin gluten en Estados Unidos se han disparado los dos últimos años de 5.400 a 8.800 millones de dólares. según la empresa de estudios de mercado Mintel. Y en 2015 crecerán un 20% más. Y para 2017, un 61%. En Europa parece que la situación es similar.

Además, para hacer incluso más atractivo el negocio, consumir productos que no tienen gluten es bastante más caro que mantener una alimentación estándar. La Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) calcula que las familias con al menos un miembro que padezca intolerancia a esta proteína gastarán una media de unos 1.600 euros más al año que los hogares en los que no haya ninguno.

Para los pacientes celíacos, el consumo de gluten resulta tóxico porque les provoca una atrofia en las vellosidades del intestino que impide la correcta absorción de los nutrientes. Para los que no padezcan este trastorno, resulta del todo inocuo, a menos que se sufra de sensibilidad o de alegría a este conjunto de proteínas. Pero aun así hay una corriente de opinión que aseguran que el gluten es tóxico para el común de los seres humanos.

¿Quién es el responsable?
Muchos señalan a algunas estrellas de Hollywood como responsables de estas ideas demonizadoras. La actriz Gwyneth Paltrow por ejemplo ha eliminado por completo el gluten de su dieta y la de sus hijos. Miley Cyrus perdió peso al tomar la misma decisión y no para de recordarlo.

Además, noticias como la de que el tenista Novak Djokovic mejoró su estado de forma de manera excepcional tras descubrir que era celiaco y eliminar cualquier alimento que contuviera trigo, avena o centeno también ha ayudado a generar la creencia de que el gluten es un veneno para todos.

Sin fundamento científico
De ahí que en la actualidad estemos asistiendo a una verdadera revolución en la alimentación, pero que no tiene fundamento científico. Como explicó la doctora Irene Bretón, miembro del área de nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) al diario El País “no tiene ningún sentido retirarlo de la dieta por defecto. No aporta ningún beneficio y además no es fácil ni barato comer sin gluten, como bien sabe un celiaco de verdad. Y hay que compensar con otros alimentos las carencias que implica retirar ciertos productos, como la falta de fibra”.

Pero aunque no exista base científica, la gran cantidad de dinero que supone este negocio hará que cada vez veamos más y más restaurantes y marcas de comida se apunten a la dieta sin gluten.

Te puede interesar:

- Illumio, la compañía que apenas es una idea y que ya recauda millones

- A las mujeres les disgusta tener una jefa mas que a los hombres

- Pizza Hut se disculpa con una cliente a la que llamó ‘gorda’