Mercados españoles cerrados

Inteligencia Artificial contra el deslumbramiento en carretera

Yahoo Finanzas International
Los deslumbramientos pueden llegar a ser la causa de un grave accidente automovilístico. Foto: Getty Image.

Se trata de una experiencia que puedes conocer, por desgracia, muy bien: vas circulando por una carretera revirada en una noche cerrada, y tras un cambio de rasante, de pronto de ves totalmente cegado por un conductor en sentido contrario que no ha desactivado sus luces largas. Dependiendo del trazado y tu temple, es posible que salgas del asunto con un simple susto en el cuerpo, o bien que el deslumbramiento te ciegue por completo y sufras un accidente con consecuencias insospechadas... Por fortuna, la tecnología está ahí velando por nuestra seguridad, y en este caso, mediante un sistema basado en Inteligencia Artificial que nos asegura una visibilidad máxima sin causar problemas de ningún tipo.

Sí, es cierto que existen sistemas automatizados que, mediante sensores, miden la intensidad de luz proveniente de la parte frontal y desactivan o activan las luces largas; estos sistemas operan bastante bien con el tráfico que circula en sentido contrario, pero no tiene en cuenta para nada las luces traseras de los coches cuando circulamos por detrás, ni los que están incorporándose a la autopista... No sucede lo mismo con el sistema creado por Nvidia, que basado en la inteligencia artificial, actúa de una forma muy semejante a como lo haría el ojo humano.

Un ‘ojo’ que esquiva únicamente los vehículos

¿Por qué es importante contar con una solución tecnológica en la activación de las luces largas en un coche? Por una mera cuestión de seguridad: el ser humano tiende a ser pragmático por naturaleza y para evitar la tensión añadida de estar pendiente de los coches que puedan venir de frente y desactivar las luces largas, en muchas ocasiones opta por mantenerlas desactivadas y así ahorrarse una responsabilidad adicional al volante. Esto es, renuncia a una importante dosis de seguridad por una simple cuestión de conveniencia.

Un sistema automatizado opera de una forma radicalmente opuesta: mantiene las luces largas permanentemente encendidas salvo que se corra el riesgo de deslumbrar algún vehículo, en cuyo caso, las desactiva. Esta forma de operar aumenta considerablemente la seguridad al volante puesto que el conductor siempre cuenta con una visibilidad elevada en condiciones de poca luz, y se despreocupa de la gestión de las largas.

Pero el sistema planteado por Nvidia va todavía un paso más allá que los tradicionales porque no se basa en los niveles lumínicos para activar las largas, sino en una cámara que envía información a un ‘cerebro' que va aprendiendo y actuando en consecuencia. El sistema ha sido bautizado como AutoHighBeamNet y podrá ser incorporado en cualquier vehículo comercial, siempre y cuando sea homologado.

Artículos relacionados que te pueden interesar: