Mercados españoles abiertos en 3 hrs 17 min
  • S&P 500

    3.678,43
    +92,81 (+2,59%)
     
  • Nasdaq

    10.815,43
    +239,82 (+2,27%)
     
  • NIKKEI 225

    26.840,75
    +624,96 (+2,38%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9840
    +0,0013 (+0,13%)
     
  • Petróleo Brent

    87,97
    +0,06 (+0,07%)
     
  • BTC-EUR

    19.905,61
    +263,48 (+1,34%)
     
  • CMC Crypto 200

    445,61
    +10,26 (+2,36%)
     
  • Oro

    1.705,60
    +3,60 (+0,21%)
     
  • HANG SENG

    17.079,51
    -143,32 (-0,83%)
     
  • Petróleo WTI

    83,76
    +0,13 (+0,16%)
     
  • EUR/GBP

    0,8692
    +0,0013 (+0,15%)
     
  • Plata

    20,83
    +0,24 (+1,15%)
     
  • IBEX 35

    7.462,00
    +95,20 (+1,29%)
     
  • FTSE 100

    6.908,76
    +14,95 (+0,22%)
     

La inflación da un respiro a EEUU: la tasa se relaja hasta el 8,5% en julio

·3 min de lectura
La inflación da un respiro a EEUU: la tasa se relaja hasta el 8,5% en julio
La inflación da un respiro a EEUU: la tasa se relaja hasta el 8,5% en julio

Según el informe, el IPC no varió entre junio y julio, cuando la previsión había apuntado a una subida del 0,2% mensual, y mostrando una fuerte desaceleración respecto al 1,3% de junio.

La lectura de julio significa que EEUU podría haber superado el pico de la inflación de la era de la pandemia. La caída de los precios de la gasolina impulsó gran parte del enfriamiento, con un precio medio nacional por galón que bajó a 4,19 dólares desde casi 5. Esto ejerció una importante presión a la baja sobre el índice, que se había disparado a principios de año por la subida de los precios de la energía.

No obstante, todavía queda camino por delante para volver a una situación de cierta normalidad. El IPC subyacente, que excluye los precios de los alimentos y de la energía, se situó en una tasa del 5,9% en julio, la misma del mes anterior, aunque su aumento intermensual del 0,3% fue mucho menor que la tasa mensual del 0,7% de junio.

La inflación subyacente se considera en gran medida un mejor seguidor de la dinámica de la inflación, ya que los costes de los alimentos y la energía son bastante volátiles.

Las cifras indican que las presiones inflacionistas se están relajando un poco, pero siguen estando cerca de sus niveles más altos desde principios de los años ochenta.

Silvia Dall'Angelo, economista senior de Federated Hermes Limited reconoce que "en general, el informe supuso un cierto alivio para los mercados financieros y los responsables políticos, pero la inflación sigue siendo incómodamente alta, lo que sugiere que es probable que la política monetaria se endurezca más a lo largo del año".

De cara al futuro, la reciente evolución de los precios de la energía sugiere que la inflación general del IPC mantendrá una suave tendencia a la baja en agosto. Sin embargo, aunque la inflación general podría haber alcanzado un máximo en junio, se mantendrá en niveles elevados durante varios meses más.

De hecho, es probable que la inflación subyacente del IPC aumente en los próximos meses, como reflejo de las presiones externas y, sobre todo, internas sobre los precios. Como sugiere el último informe sobre el empleo, el mercado de trabajo se ha mantenido muy ajustado, lo que ha favorecido el crecimiento de los salarios.

Las cadenas de suministro atascadas, la enorme demanda de bienes sobre los servicios y los billones de dólares de estímulo fiscal y monetario relacionados con la pandemia se han combinado para crear un entorno de precios altos y lento crecimiento económico que ha atormentado a los responsables políticos.

Los funcionarios de la Reserva Federal están utilizando una receta de aumentos de los tipos de interés y de endurecimiento de la política monetaria con la esperanza de hacer retroceder las cifras de inflación que se sitúan muy por encima de su objetivo a largo plazo del 2%. El banco central ha subido los tipos de interés de referencia en 2,25 puntos porcentuales en lo que va de 2022, y los funcionarios han dado fuertes indicaciones de que se producirán más subidas.

A principios de esta semana, una encuesta de la Reserva Federal de Nueva York indicó que los consumidores han reducido sus expectativas de inflación para el futuro. Pero, por ahora, el aumento del coste de la vida sigue siendo un problema.

De cara al futuro, "varios sectores parecen especialmente bien posicionados para beneficiarse de estas tendencias. La tecnología agrícola y las soluciones de innovación alimentaria pueden beneficiarse estructuralmente del creciente riesgo de seguridad alimentaria mundial. Los productores de energía renovable también pueden proporcionar a los inversores una exposición defensiva a la transición energética, que debería continuar el espacio, especialmente con la aprobación prevista de la Ley de Reducción de la Inflación, que beneficia a la transición energética", asegura Jon Maier, CIO de Global X.

Los mercados han reaccionado positivamente al informe.