Mercados españoles cerrados

Continúa la pesadilla del sector minorista tradicional: en 2025 podrían haber cerrado 80.000 tiendas más

En los próximos años es posible que decenas de miles de tiendas minoristas tengan que cerrar para adaptarse a unos tiempos caracterizados por el cambio del tipo de comprador de tienda física al comprador de tienda online. Así lo asegura un nuevo informe de la entidad bancaria suiza UBS.

Los analistas de UBS se preguntaron por la cantidad de tiendas de venta al por menor que sería necesaria para adecuarse a la demanda de compradores en este tipo de ubicaciones físicas en Estados Unidos. Sus hallazgos dibujan un panorama oscuro para el futuro de las tiendas a pie de calle.

“Estimamos que por cada incremento de un punto porcentual en la penetración del comercio electrónico (actualmente en el 16%), tendrán que cerrar 9.000 tiendas más”, escriben los analistas de UBS. “Para poner esto en perspectiva, sería el equivalente de 7 cadenas Toys ‘R’ US”.

Más aún, si la penetración del comercio electrónico alcanzara una cuota de mercado del 25% de las ventas minoristas para 2025, UBS estima que tendrían que cerrar entre 30.000 y 80.000 tiendas. La cifra de 80.000 asume un crecimiento de las ventas totales del sector del 2%, mientras que la de 30.000 corresponde a aumento del 3% en las ventas.

REUTERS / Mario Anzuoni

UBS calcula cuántas tiendas podrían tener que cerrar para adecuarse a la demanda de locales físicos.

En los últimos años, la productividad de las tiendas al por menor ha visto disminuir el crecimiento de las ventas en locales físicos. Será necesario cerrar tiendas para mantener el equilibrio.

“Esto da a entender que debería acelerarse el cierre de las tiendas de bajo rendimiento para que el conjunto del sector vuelva a tasas más altas de crecimiento de la productividad en las tiendas de venta al por menor”, dice el informe.

La productividad de las tiendas ha seguido la pauta de crecimiento de las ventas en general.

Por su lado, los consumidores que optan por comprar online también han influido en la productividad de las tiendas. De hecho, el comercio electrónico ha sido un impulsor del crecimiento del sector minorista, con una contribución de entre un 30 y un 50% en los últimos tres años.

En la actualidad, el comercio electrónico representa un 16% del total ventas al por menor, sin contar alimentos y gas, un aumento importante respecto al 8% de 2004. Ahora el hogar promedio gasta 4.600 dólares online en comparación a los 3.140 dólares de hace solo cinco años.

Aunque el panorama se ve negro para la mayoría de las tiendas minoristas con locales físicos, los analistas de UBS son optimistas con las acciones de empresas de mejoras para el hogar como Home Depot (HD) y Lowe (LOW). El recuento de tiendas de mejoras para el hogar ha disminuido de forma gradual desde 2009.

“Esperamos que las tiendas de venta al por menor demuestren una fortaleza continuada en un futuro previsible, a medida que van ganando participación en la vertical de crecimiento”.

Video: la crisis del sector minorista tradicional (en inglés)

Julia La Roche