Mercados españoles cerrados

Financiación de criptoterrorismo es más sofisticada (Corrección)

Olga Kharif

(Bloomberg) -- El uso de criptomonedas para financiar programas terroristas está avanzando en sofisticación, según la empresa de investigación Chainalysis Inc., que ayuda a la policía a rastrear transacciones realizadas con divisas digitales.

En un caso, los terroristas recolectaron criptodonaciones avaluadas en decenas de miles de dólares en solo una campaña el año pasado, una forma mucho más rápida de recaudar fondos que los esfuerzos anteriores, dijo la firma con sede en Nueva York en un informe el viernes. También hizo mucho más difícil para los investigadores rastrear el movimiento de fondos que las campañas anteriores más simples, según Chainalysis.

En 2019, las Brigadas de Ezzeldin Al-Qassam (BEQ), el ala militar de Hamas y una organización terrorista designada, recaudaron dinero a través de un sitio web que generó una nueva dirección de bitcóins para que cada donante enviara fondos, el primer ejemplo verificado de este tipo tecnología desplegada por una organización terrorista, dijo Chainalysis. Un esfuerzo anterior que comenzó en 2016 utilizó una sola dirección de bitcóins para las donaciones.

La campaña de las BEQ también publicó un video en su sitio web, donde enseñaba a las personas a donar de forma anónima; algo que los contribuyentes al terrorismo debían resolver por su cuenta en el pasado. Por ejemplo, las BEQ aconsejaron a las personas que donaran mientras usaban Wi-Fi público, para que las autoridades no pudieran rastrear la dirección IP de su computador. El resultado final fue que esta campaña en nueve meses recaudó más dinero y atrajo a más donantes que una campaña de 2016 realizada por otra organización que duró dos años.

“Simplemente hay mayor sofisticación”, dijo Kim Grauer, economista sénior de Chainalysis, en una entrevista telefónica. “Obviamente, este es un problema creciente de seguridad nacional que las agencias deben monitorear”.

Chainalysis descubrió que los intercambios de criptomonedas —desde Estados Unidos en ciertas ocasiones— han estado involucrados en complots de financiamiento del terrorismo. A pesar de que verifican a sus usuarios, representaron la mayor parte de los fondos que las BEQ recibieron el año pasado, según Chainalysis.

“Cuando identificamos estas campañas, nuestros clientes de intercambio comienzan a bloquear pagos o a presentar informes de actividades sospechosas en función de la información que estamos brindando”, dijo Jonathan Levin, cofundador de Chainalysis, en una entrevista telefónica. “Creo que hay un aumento en la colaboración entre los intercambios y la comunidad de orden público cuando se trata este tema”.

El bitcóin fue creado y respaldado por personas que deseaban desarrollar una alternativa al sistema bancario tradicional. Sus primeros defensores eran mayormente libertarios que anhelaban tener la menor supervisión posible de sus asuntos por parte del gobierno.

El uso por parte de terroristas ha sido una preocupación clave tanto para los reguladores como para los políticos, ya que buscan reforzar su supervisión de las criptomonedas, cuya gran mayoría no son emitidas ni controladas por un gobierno. El verano pasado, el Grupo de Acción Financiera Internacional, cuyas directrices son seguidas por cerca de 200 países, incluido EE.UU., comenzó a requerir que los intercambios recopilen más datos sobre los clientes y sus transacciones para filtrar mejor el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. El esfuerzo de Facebook Inc. en su criptodivisa libra se ha estancado en parte debido a las preocupaciones de que la moneda pueda ser utilizada por terroristas y

delincuentes.El bitcóin y otras monedas ya han sido implicadas en varias estafas piramidales y otras actividades criminales. Los intercambios convencionales han aumentado su participación en el lavado de dinero, y Chainalysis rastreó US$2.800 millones en bitcóins transferidos de entidades criminales a intercambios, dijo la compañía en un informe del 15 de enero. Un poco más del 50% se destinó a Binance, con sede en Malta, el mayor intercambio spot de bitcóins del mundo, y a Huobi en China, según el informe. Los intercambios no respondieron de inmediato las solicitudes en busca de comentarios.

Nota Original:Crypto Terrorism Funding Grows More Sophisticated, Study Finds

(Corrige cifras en el gráfico.)

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodriguez, carlosmr@bloomberg.net

Reportero en la nota original: Olga Kharif en Portland, okharif@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Jeremy Herron, jherron8@bloomberg.net, Dave Liedtka, Brendan Walsh

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.