Mercados españoles cerrados

Estas señales de advertencia han hecho que comience a ser cauteloso con los mercados

No siempre vale la pena tener una actitud bajista, pero hay algunas razones para ser cauteloso con el mercado actual. Foto: Pexels

Esta publicación apareció originalmente en el blog de Joe Fahmy: The Next Big Move.

El legendario gestor de fondos Stanley Druckenmiller dijo en una ocasión: “Probablemente uno de mis mayores activos es que tengo una mente abierta y puedo cambiar de opinión muy rápidamente”. Aunque en los últimos meses he sido muy optimista, han aparecido algunas señales de advertencia que me han hecho ser cauteloso a corto plazo:

1) El Nasdaq Composite (^IXIC) ha experimentado una distribución a la baja recientemente. Seis de los once últimos días han visto un mayor volumen por día, lo que me hace pensar que hay una cantidad nada desdeñable de venta institucional.

2) Los índices principales están por debajo de sus promedios móviles de 50 días, lo que suele ser una zona de apoyo institucional. Además, el Russell 2000 (^RUT) rompió de forma decisiva su promedio móvil de 50 días y ahora se acerca a los 200 días.

3) Muchas de las acciones más importantes están reportando ganancias, aunque lo han hecho bajo la presión de vender. Si bien siguen gustándome buena parte de estas empresas, he reducido mi exposición porque necesitan tiempo para digerir sus ganancias de principios de este año y para restablecer sus bases técnicas.

4)
 Nos dirigimos a un momento difícil del año, pues agosto y septiembre tradicionalmente son meses volátiles. Dado que la mayoría de empresas del S&P 500 (^GSPC) ya han hecho públicas sus ganancias, las noticias estarán centradas en la escalada de las tensiones geopolíticas, el voto sobre el techo de deuda en septiembre y la próxima reunión de la Reserva Federal. En otras palabras, el ciclo de noticias estará repleto de titulares que podrían sacudir aún más los mercados.

Muy resistente

Algo que me gustaría subrayar es que, tradicionalmente, cuando aparecen estas señales de advertencia, tiene lugar algún tipo de retroceso del mercado o a un aumento de la volatilidad. Sin embargo, en los últimos años, el mercado ha sido increíblemente resistente y le resta importancia a todo.

Entonces, ¿qué hay que hacer? Lo más importante ahora mismo es saber el marco temporal y no seguir a nadie ciegamente. Para mí, lo que hay que hacer de forma disciplinada es prestar atención a estas señales de advertencia y proceder con cautela. Como gestor profesional de dinero, mi prioridad número uno es proteger los activos del cliente en caso de que estas señales conduzcan a mayores caídas. No me sorprendería ver algunas sacudidas en las próximas 6 u 8 semanas, y es por eso por lo que actualmente tengo una postura más a la baja con mis clientes. Por supuesto, voy a tener en cuenta la alta resiliencia que ha tenido el mercado en los últimos años, así como que las sensaciones pueden cambiar a MUY negativas MUY rápido. Lo prudente ahora, no obstante, es demostrar algo de paciencia y disciplina. Como siempre he dicho, tener una actitud bajista no vale la pena, pero no hay nada de malo en ser cauteloso hasta que mejoren las condiciones del mercado.

////////

Exención de responsabilidad: esta información se publica únicamente con propósitos informativos y educativos y no constituye una oferta de venta o una sugerencia de compra de valores. La información contenida en este blog no recomienda que ningún valor, cartera de valores, transacción o estrategia de inversión concretos sean adecuados para ninguna persona en particular. En algunos casos, puede que el creador del contenido o sus afiliados tengan participaciones u otros intereses en acciones mencionadas en este blog. Las acciones presentadas no deben ser tomadas como recomendaciones para comprar ningún tipo de acción. Este material no tiene en cuenta tus objetivos de inversión particulares. Los inversores deben consultar a sus propios asesores financieros o de inversión antes de realizar operaciones o actuar en base a la información proporcionada. Los resultados del pasado no son indicativos de resultados futuros.

Joe Fahmy