Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.382,60
    -25,30 (-0,30%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.977,90
    -6,60 (-0,17%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0531
    +0,0002 (+0,02%)
     
  • Petróleo Brent

    86,01
    -0,87 (-1,00%)
     
  • Oro

    1.797,30
    -3,80 (-0,21%)
     
  • BTC-EUR

    16.099,31
    -147,38 (-0,91%)
     
  • CMC Crypto 200

    404,33
    +2,91 (+0,72%)
     
  • DAX

    14.529,39
    +39,09 (+0,27%)
     
  • FTSE 100

    7.556,23
    -2,26 (-0,03%)
     
  • S&P 500

    4.071,70
    -4,87 (-0,12%)
     
  • Dow Jones

    34.429,88
    +34,87 (+0,10%)
     
  • Nasdaq

    11.461,50
    -20,95 (-0,18%)
     
  • Petróleo WTI

    80,34
    -0,88 (-1,08%)
     
  • EUR/GBP

    0,8573
    -0,0012 (-0,13%)
     
  • Plata

    23,17
    +0,53 (+2,33%)
     
  • NIKKEI 225

    27.777,90
    -448,18 (-1,59%)
     

El grave problema que tiene España con las energías limpias: no hay quién las instale

La transición energética es un reto de proporciones históricas que obliga a una transformación radical de nuestro modelo energético. España necesita instalar casi 6.000 MW anuales para poder cumplir el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, que persigue una reducción de un 23% de emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 1990. Un objetivo que implica eliminar una de cada tres toneladas de los gases de efecto invernadero que se emiten actualmente. Se trata de un gran esfuerzo que debe materializar España en menos de diez años, para cumplir además con las directrices europeas, así como con el Acuerdo de París.

Pero nuestro país tiene un grave problema: hace años que faltan ingenieros e instaladores para lograr la transición energética. Este hecho paraliza sin remedio los proyectos de las renovables, lo que es inadmisible en un contexto de emergencia climática formalmente declarada por nuestras administraciones.

También de interés:

Hace años que faltan ingenieros e instaladores en España, sin que se haya hecho nada al respecto. Foto: Getty Creative.
Hace años que faltan ingenieros e instaladores en España, sin que se haya hecho nada al respecto. Foto: Getty Creative.

La protección del planeta y las energías renovables tienen cada vez más protagonismo en nuestras vidas. Ante una factura de la luz desorbitada, durante este último año son muchos los que se habrán planteado meses hacer frente a la transición energética también desde sus casas. Ciertamente, las placas solares fotovoltaicas se han convertido en un comodín por su gran versatilidad de usos, tanto para la industria como para los hogares, y como energía alternativa que ayuda a reducir la huella de carbono. La demanda de este tipo de instalaciones se ha disparado en los últimos años, y como es lógico, no parará de aumentar. Pero pese a que este hecho debería ser un motivo de alegría, no lo es. Las empresas de instalación están desbordadas, y muchas veces se ven obligadas a rechazar los encargos. ¿Por qué? ¿Qué está frenando la transición energética d nuestro país?

Aumento de la demanda

Este ejercicio se presenta como el de la recuperación del empleo, tras dos años de crisis por la pandemia. Hay un sector donde el crecimiento de los puestos de trabajo será –de hecho, ya lo está siendo– mucho más intenso: precisamente, el energético. En este se producirá un incremento de entre un 20% y un 30%, según la consultora de recursos humanos Hays España. Las renovables destacan como el gran motor de esta subida del empleo.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) afirma que la energía eólica, junto con la solar fotovoltaica, serán las principales tecnologías sostenibles que crearán más empleo en la próxima década. De acuerdo con sus previsiones, en 2030 los puestos de trabajo relacionados con la eólica crecerán un 100% respecto a 2020, con lo que se pasará de 30.000 a 67.000 empleos.

Pero, ¿podremos cubrir la demanda?

Faltan trabajadores

Según un reciente estudio de la Federació de Gremis d’Instal·ladors de Catalunya (Fegicat) sobre 900 empresas instaladoras cuantifica en 18.051 los puestos vacantes y concluye que el 65% de las compañías requiere la incorporación inmediata de personal cualificado solo en esta comunidad.

Y esto viene de atrás, hace años que faltan ingenieros e instaladores, pero ahora que el proceso de descarbonización se ha convertido en una prioridad, y que además está siendo apoyada por financiación de la Unión Europea y los fondos Next Generation, el problema no hará más que aumentar. El crecimiento de la demanda de las renovables será exponencial.

El autoconsumo energético está en auge ya que la población cada vez está más concienciada con el respeto por el medio ambiente, y además existe un creciente interés debido al importante ahorro económico que supone. Y no olvidarse de que el Gobierno también debe cumplir con sus compromisos para los próximos años. La transición energética se podría ver frustrada si no encontramos la solución a este enorme problema. Y el primero de los pasos es aumentar la capacidad del sistema educativo para solventar los requerimientos laborales del mercado en el sector energético.

También de interés | VIDEO: Este perro gana hasta 26.000 euros por cada publicación en TikTok

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias