Mercados españoles cerrados en 3 hrs 4 min

El timo de la tarjeta SIM clonada que puede arruinar tu vida

“Ayer me quedé sin línea móvil de repente. Llamé a @vodafone_es y no me solucionaron nada: "Hay una incidencia en la red", "Su línea funciona perfectamente", insistí en el problema y nada. Al salir del cine, seguía sin línea. Al llegar a casa me habían vaciado la cuenta corriente”.

Así empieza la historia de terror que el usuario de Twitter Otto Más contó el pasado jueves. De la nada, este madrileño perdió todos los ahorros. Y todo empezó con un pequeño problema en el móvil.

Alarmado, el señor Más llamó a su banco para pedir explicaciones. Allí le dijeron que alguien había realizado una serie de operaciones en su cuenta bancaria para vaciarla, entre ellas una desde un cajero en la que le sacaron más de 1.200 euros. ¿Cómo es posible que le pasara? Indagando, descubrió que todas las transacciones habían sido realizadas introduciendo el código de seguridad que el banco envía al teléfono de sus clientes mediante un SMS.

Ahí estaba el origen de todo el problema: alguien había clonado su tarjeta SIM y había tomado control de su línea telefónica. Con su número, e imaginamos que con más datos como el número de tarjeta de crédito, el ladrón pudo hacerse con el dinero de este ciudadano.

Otto Más es una nueva víctima del denominado como ‘timo de la tarjeta SIM clonada’. Esta estafa empieza cuando los ladrones eligen a una persona en concreto como víctima. Por ejemplo, si esa persona ha introducido los datos de su tarjeta de crédito en una página de phising -una web clonada por hackers que simula ser la de un banco o la de una tienda, por ejemplo- o si alguien ha clonado su tarjeta de crédito en el mundo real.

En 2019, es muy difícil que un ladrón pueda hacer algo solo con el número de tarjeta de crédito, ya que los bancos han tomado medidas como la autentificación en dos pasos para autorizar las compras online, por no hablar del pin que hay que introducir en los comercios para poder pagar.

El timo de la SIM clonada (Brett Jordan/Unsplash)

Respecto a la autentificación en dos pasos, suele consistir en un mensaje de texto con un código único y que está activo durante cinco minutos, y que ha de ser introducido en una página web para autorizar el pago. Pero, ¿qué pasa si el ladrón además de tener nuestra tarjeta de crédito tiene nuestro número de teléfono? Pues que estamos completamente vendidos.

Y eso es lo que le ocurrió a Otto Más. Alguien pidió un duplicado de su tarjeta SIM en una tienda de Vodafone, y se lo dieron. Al darle ese duplicado, automáticamente la SIM original deja de funcionar. De ahí la falta de cobertura de la que hablaba la víctima en su primer tuit.

En teoría, las compañías telefónicas solo dan duplicados de tarjeta SIM a los propietarios de la línea, que se presenten en las tiendas con su DNI, además de solicitar una serie de datos como los últimos dígitos de la cuenta bancaria en donde esté domiciliada la factura telefónica. Pero desde luego, algo falló en el caso de este ciudadano madrileño.

¿Cómo saber si estamos sufriendo este problema? Si tu teléfono empieza a dar problemas y deja de tener línea o cobertura en lugares en donde antes la tenía, preocúpate. Además, también es buena idea si pones un límite de dinero a las operaciones que se pueden hacer con. Tu tarjeta, para que en caso de ser víctima de este problema, no te toque perder todos tus ahorros.